Al Qaeda reivindica a Zapatero la soberanía de Al Andalus

Al Qaeda reivindica a Zapatero la soberanía de Al Andalus

A la intensas gestiones de Miguel Ángel Moratinos en favor de la Alianza de las Civilizaciones, el lugarteniente de Bin Laden respondió reivindicando de una vez la soberanía de Andalucía.

EL SEMANAL DIGITAL.- Ayman al Zawahiri respondió, ante la incredulidad del ministro Moratinos, con una amenaza directa al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. En su nuevo mensaje de propaganda, aprovechando la Red de Redes, Zawahiri apareció en la cadena Al Yazira vestido de "galabiya" y turbante, y detrás de él se podían ver retratos de Mohamad Ata, uno de los autores de los atentados del 11 de septiembre de 2001, y de Abdala Azzam, uno de los famosos combatientes palestinos.
También aparecía detrás del lugarteniente de Bin Laden una foto de las torres gemelas atacadas el 11-S. "Las bombas que arrojan contra nuestros hermanos en Gaza y Líbano no son puramente israelíes, sino proceden o son financiadas por todos los países de la alianza, y por ello, todos aquellos que han participan en el crimen tienen que pagar el precio", dijo Zawahiri.
"Intentamos liberar toda la que algún día era tierra del Islam, desde Al Andalus hasta Irak. Nos atacan en todos los lugares y tenemos que hacer lo mismo. Nos atacan unidos, y tenemos que atacarles unidos", señaló. Zawahiri también pide a los musulmanes que apoyen a los "Muyahidin" en Afganistán e Irak para expulsar a "las fuerzas ocupantes de América y que tendrán que pagar el precio por su ataque contra la tierra del Islam y por su apoyo a Israel".
Al Qaeda reivindica pues el territorio de la península Ibérica bajo poder musulmán durante la Edad Media (711-1492). Zawahiri deja claro que el objetivo de la Yihad (guerra santa) es "liberar toda la que algún día fuera tierra del Islam, desde Al Andalus hasta Irak". El lugarteniente de Osama Bin Laden hace un llamamiento a la unión de todos los países islámicos en una "alianza entre los oprimidos" para combatir en Gaza y el Líbano a los "sionistas cruzados". 
"Nuestra guerra no depende de un convenio o de un alto el fuego, se trata de una lucha santa que mantenemos por Dios", anuncia un demacrado Zawahiri ante las cámaras.
Se trata de la primera reacción de la suní Al Qaeda respecto a la actual crisis en Oriente Medio desde el secuestro de un soldado israelí en Gaza el 25 de junio y la posterior captura por el chií Hezbolá de dos soldados israelíes, el pasado día 12. La grabación, cuya autenticidad ha sido verificada, es la primera de Zawahiri desde la que emitió Al Yazira en junio pasado y en la que el líder terrorista se comprometía a vengar la muerte del líder de la rama iraquí de Al Qaeda, Abu Musab al Zarqaui.