Aído: ¿considera usted que el aborto no supone la eliminación de una vida humana?

Aído: ¿considera usted que el aborto no supone la eliminación de una vida humana?

«<a href="../../../../../../../../noticia/aido-se-obceca-el-no-nacido-no-es-un-ser-humano-es-una-cuestion-de-preferencias-33206">Aído se obceca: el no nacido no es un ser humano, es una cuestión de "preferencias"</a>»
«<a href="../../../../../../../../noticia/que-cree-que-no-nacido-contestaria-pregunta-quieres-morir-o-vivir-20196">¿Qué cree que un no nacido contestaría a la pregunta “quieres morir o vivir”?</a>»
«BLOGS HO: <a href="http://blogs.hazteoir.org/opinion/2010/10/07/bibiana-no-cree-en-dios-pero-en-la-ciencia-tampoco-por-esteban-rodriguez/">Bibiana no cree en Dios, pero en la ciencia tampoco</a>, por Esteban Rodríguez»

REDACCIÓN HO/EUROPA PRESS.- El diputado de UPN Carlos Salvador, que ha puesto durante la presente legislatura en más de un aprieto a los ministros con sus preguntas, interrogará el próximo miércoles a la ministra del aborto, Bibiana Aído, en el pleno del Congreso sobre si considera que la interrupción del embarazo no supone la eliminación de la vida de un ser humano.

Durante la sesión de control al Gobierno, Salvador tratará de "hacer entender" a Aído "la contradicción" que existe entre la defensa que hace el Ministerio en algunas campañas y la solución "tan agresiva" que ha introducido en la ley del aborto con la situación del no nacido.

En respuesta escrita a la misma pregunta, el Ejecutivo ha dicho al diputado:

“No se puede compartir la afirmación de que la interrupción del embarazo sea la eliminación de la vida de un ser humano porque sobre el concepto de este no existe una opinión unánime, una evidencia científica, ya que la vida humana se entiende como un concepto complejo basado en ideas o creencias filosóficas, morales, sociales, y en definitiva, sometida a opiniones o preferencias personales".

Para el diputado de UPN, esa tesis "es alucinante":

"Si no hay una vida humana, ¿qué hay? ¿Lo va a explicar ella? Se confirma que la regulación que el Gobierno ha aprobado no tiene ningún fundamento, ni científico, ni ético, ni se ajusta al respeto, ni a la realidad".