HazteOir.org acusa al Ayuntamiento de Barcelona de “persecución ideológica” y recurre en alzada la multa de 60.000 euros por el autobús #StopFeminazis

HazteOir.org acusa al Ayuntamiento de Barcelona de “persecución ideológica” y recurre en alzada la multa de 60.000 euros por el autobús #StopFeminazis

-La asociación argumenta en su escrito que la Administración que dirige Ada Colau le ha impuesto una sanción de forma “arbitraria” para “limitar su libertad de expresión” y evitar que “la ciudadanía sepa que las leyes de género no protegen a la mujer de la violencia”. 

-Javier Villamor: “Resulta irónico que se diga que despreciamos a los que defienden la igualdad de hombres y mujeres, cuando lo que decimos es que toda violencia es condenable, y que tiene que ser penalizada por igual sea la víctima una mujer, menores de edad, ancianos u hombres ”.

MADRID, 17 DE DICIEMBRE DE 2019. La asociación HazteOir.org ha presentado un recurso de alzada contra elexpedientesancionadordel Ayuntamiento de Barcelona que podría costarle hasta 60.000 euros de multa por llevar a la ciudad condal el pasado 4 de marzo el autobús #StopFeminazis que solicitaba la derogación de las 'leyes de género'.


“El consistorio ha rechazado nuestras alegaciones emitiendo una resolución  que no explica en ningún momento por qué razón discrepar sobre una ley puede suponer desprecio contra la violencia mal llamada de género”. “El Ayuntamiento de Barcelona lo que niega es el derecho de una asociación legal a a denunciar que las leyes de género no resuelven el problema de la violencia contra la mujer y discriminan al varón por el sólo hecho de serlo. Por tanto, la sanción esprofundamente antidemocrática porque se nos castiga simplemente por opinar algo diferente a la señora Ada Colau y a los partidos que se someten a los dictados de la ideología de género”, ha declarado el portavoz de HazteOir.org, Javier Villamor.


En el texto resolutivo, el Ayuntamiento de Barcelona llega a decir que el autobús #StopFeminazis de HazteOir.org “tenía como finalidad contribuir a generar un clima de hostilidad y crispación hacia el colectivo de mujeres maltratadas”. “Pero, ¿en qué cabeza cabe que alguien pueda estar a favor del maltrato a una mujer, o que alguien pueda pretender crear un clima de hostilidad contra la mujer maltratada?”, ha sentenciado el portavoz de la asociación.


“La campaña #StopFeminazis denunciaba el supremacismo feminista y estaba dirigida a los legisladores para que persiguieran con la misma contundencia todos los tipos de violencia, se ejerzan por quien se ejerzan, y contra quien se ejerza”, aclara Villamor. “Era, por tanto, una crítica contra la Ley de Violencia de Género por discriminatoria. De hecho, el pasado 4 de marzo, el Juzgado de Instrucción número 4 de Barcelona dictó un auto archivando una denuncia del Ministerio Fiscal contra el autobús de HazteOir.org”.


La libertad de expresión protege la disidencia ideológica, le guste o no a Ada Colau. Y si la alcaldesa de Barcelona no sancionó al bus independentista que circuló por Barcelona en diciembre de 2013, fue tolerante con el bus de Omnium Cultural en agosto del 2018 y enmudeció ante el bus secesionista de CiU con el lema ‘Un país que escucha la opinión de todos’, entonces es que la hostilidad de la que se nos acusa, es ideológica”, asegura el portavoz de la entidad cívica.


Autobús #StopFeminazis

El pasado 4 de marzo, el autobús, vinilado con el lema #StopFeminazis y una caricatura de Adolfo Hitler, llegó a Barcelona para pedir a los líderes de los tres partidos de centro-derecha (Pablo Casado, Albert RIvera y Santiago Abascal) que derogaran determinadas normas “ideológicas”. 


En particular, se solicitaba a los políticos que suprimieran la ley de violencia de género que discrimina al varón en función de su sexo, elimina la presunción de inocencia en la práctica e invierte la carga de la prueba. También se criticaban las ‘leyes mordaza LGTBI’ que adoctrinan a los niños en las aulas.


El paso del autobús de HazteOir.org por Barcelona llevó a grupos radicales a ejercer violencia contra el vehículo y acoso y amenazas a sus ocupantes. Al menos una docena de personas vinculadas a la CUP y a grupos ultraizquierdistas, embozados para ocultar su rostros, impidieron la libre circulación del autobús, lanzaron piedras, realizaron pintadas, colocaron pegatinas y arrancaron el vinilado.


Las acciones violentas de los radicales obligaron a los Mozos de Escuadra a desplegar una columna de agentes ‘antidisturbios’ para disolver al grupo de extremistas mientras que miembros de la Guardia Urbana recogieron las enormes piedras usadas a modo de proyectil contra el autobús de HazteOir.org.


Fotos y vídeo 1y vídeo 2 del bus #StopFeminazis en Barcelona.


PARA MÁS INFORMACIÓN


Prensa de HazteOir.org 

prensa@hazteoir.org

(34) 617203086


HazteOir.org es una asociación civil registrada en España que forma parte del Grupo CitizenGO