CitizenGO cierra 2018 con más de diez millones de seguidores

CitizenGO cierra 2018 con más de diez millones de seguidores

MOVILIZA A CIUDADANOS EN DOCE IDIOMAS DE 50 PAÍSES

 

Brasil, España, México, Polonia, Estados Unidos e Italia encabezan el escalafón de firmantes de sus campañas por países, entre las que este 2018 cabe destacar la liberación de Asia Bibi, la decisión de la ONU de mandar ayuda humanitaria a Venezuela y el rechazo a la despenalización del aborto en Argentina.

MADRID, 31 DE DICIEMBRE DE 2018.-CitizenGO supera los diez millones de miembros (10.013.630 concretamente) y se consolida como la principal plataforma mundial profamilia y provida. Es la versión internacional de la asociación española HazteOir.org, que se fundó en el año 2013, y que promueve la participación ciudadana en doce idiomas (español, alemán, croata, eslovaco, francés, holandés, húngaro, inglés, italiano, polaco, portugués, y ruso) e influye en cincuenta países.


En este crecimiento destacan países como Brasil (más de dos millones), España a través de su matriz, HazteOir.org (1.097.655), México (por encima de los 800.000), Polonia (cerca de 700.000), Estados Unidos (más de 600.000) e Italia a punto de alcanzar los 580.000. “Cada día que pasa somos más y el saber que nuestra misión está cambiando el mundo nos ayuda a continuar”, afirma el presidente de CitizenGO, Ignacio Arsuaga.

- Vídeo ‘CitizenGO, una plataforma para cambiar el mundo’.
- Para saber más sobre CitizenGO puedes pinchar aquí.
Las imágenes de las acciones de CitizenGO en los diferentes países pueden consultarse aquí.


Éxitos de 2018

Una de las victorias más celebradas por la plataforma a nivel internacional fue la liberación de la cristiana pakistaní Asia Bibi el pasado 31 de octubre, después de casi nueve años encerrada acusada de blasfemia. “Desde CitizenGO hemos ayudado con apoyo institucional y económico, ambos muy importantes para que las autoridades de otros países escuchen la petición de asilo de la familia y para poder costear la salida del país”, asegura Arsuaga. La plataforma también organizó vigiliasy entregas de firmas en las embajadas de Pakistán de varios países y pusoanuncios en periódicos. El informe sobre la implicación de CitizenGO con Asia Bibi, aquí.


Bajo el lema #FreedomForSharibu, más de 200.000 personas de cuatro continentes pidieron en las embajadas de Nigeria de seis países al presidente del país africano, Muhammadu Buhari, que pusiera todos los medios para poner fin al cautiverio de Leah Sharibu, la niña que lleva más de 200 días de cautiverio a manos de los terroristas de Boko Haram.


Otra de las movilizaciones que terminó en éxito absoluto el pasado mes de septiembre fue la que se llevó a cabo sobrela intervención de la ONU en Venezuelapara reconocer la situación de crisis y enviar ayuda humanitaria. Entre las acciones que CitizenGO llevó a cabo están: la organización de una conferencia en Madrid a la que asistieron venezolanos que contaron su calvario llamada“Venezuela se muere”, una performance frente al Palacio de las Naciones de Ginebra y la entrega de las más de 126.268 firmas de apoyo.  


“Nuestro objetivo era presionar a organismos como la Organización Mundial de la Salud y a la Oficina para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (ambos pertenecientes a Naciones Unidas) para que intercedieran a favor del pueblo venezolano reconociendo la grave crisis humanitaria que asola el país debido a la escasez de alimentos y medicinas”, explica el presidente.


En Argentina, la lucha de más de 111.990 personas que apoyaron la campaña “Salvemos las dos vidas” hizo que no se despenalizase el aborto en el país. Entre las acciones que llevó a cabo CitizenGO destacaron: la puesta en marcha devehículos con el lema #SalvemosLasDosVidas, la inserción de anuncios publicitarios en los principales periódicos argentinos, la organización de manifestaciones a favor de la vida y la entrega de firmas en el Senadoy en las embajadas de Argentina en varios países.


Por otro lado, gracias a la acción de CitizenGO se ha conseguido eliminar toda referencia antivida y antifamilia en el documento final de la 62ª reunión de la Comisión sobre el Estatus de la Mujer que tuvo lugar el pasado marzo en la sede de Naciones Unidas en Nueva York. “Estas pequeñas grandes victorias nos animan a continuar la lucha. Poco a poco, batalla a batalla, podemos revertir la situación mundial y defender la vida, la familia y las libertades allí donde sea necesario”, aseguran desde la plataforma.


 Evolución desde su nacimiento

En sus cinco años de existencia CitizenGO ha hecho posible que personas de diferentes lugares del mundo envíen millones de correos electrónicos a legisladores y dirigentes políticos y sociales. Al igual que HazteOir.org, se financia exclusivamente con cuotas y aportaciones de particulares y no depende ni recibe fondos públicos de ninguna institución ni organización.


A través de CitizenGO los ciudadanos defienden la vida, la familia y la libertad. Para ello, denuncian la imposición de la ideología de género en las escuelas, combaten la legislación abortista que elimina al niño antes de nacer y se oponen a la ofensiva LGTBI que manipula a los menores y les priva del derecho a tener un padre y una madre. Los miembros de esta plataforma internacional también promueven los derechos de los creyentes y apoyan especialmente a los cristianos perseguidos por el islamismo en Asia y África.


“Hoy día se están librando batallas culturales de alcance global. Buena parte de la clase política cree que puede decidir qué modelo de sociedad y que legislación quiere sin contar con los ciudadanos. Y éstos encuentra en CitizenGO su altavoz y una herramienta eficaz para participar en la toma de decisiones que hasta ahora eran exclusivas de los poderosos”, concluye Arsuaga.


 Los ciudadanos obtienen victorias

Estas son algunos de los logros obtenidos por personas de varios países a través de CitizenGO:

Eliminar la discriminación a grupos cristianos y provida, una campaña de CitizenGO en Canadá. La petición se puso en marcha en junio de 2018 y logró 49.550 firmas.


La liberación del pastor Andrew Brunson, un clérigo estadounidense y misionero de Carolina del Norte, que vivía en Turquía y que fue acusado de colaborar en una conspiración "contra la seguridad nacional" y "ser miembro de una organización terrorista armada". La alerta se difundió en abril de 2018 y alcanzó 52.399 firmas.