Actúa vía CitizenGO: Puerto Rico adoctrina en ideología de género desde la Educación Infantil

Actúa vía CitizenGO: Puerto Rico adoctrina en ideología de género desde la Educación Infantil

La ideología de género ha desembarcado por tierra, mar y aire en Puerto Rico
Con el comienzo del curso, la polémica se ha desatado al comprobar los contenidos educativos que se están ofreciendo a los niños de Puerto Rico desde la escuela elemental, incluso en Infantil
No sólo en la escuela pública: el afán de adoctrinamiento ideológico llega a las escuelas de iniciativa social y hasta al homeschooling
Apoya la campaña de Alerta Puerto Rico en CitizenGO
Para que los padres exijan supervisar el contenido de la educación recibida por sus hijos

Alerta Puerto Rico ha puesto en marcha una campaña en CitizenGO para que los padres exijan supervisar el contenido de la educación recibida por sus hijos. Apoya esta importante causa, firmando aquí.

CitizenGO.- La ideología de género ha desembarcado por tierra, mar y aire en Puerto Rico. Con el comienzo del curso, la polémica se ha desatado al comprobar los contenidos educativos que se están ofreciendo a los niños de Puerto Rico desde la escuela elemental. Incluso en Infantil (Kinder).

En las escuelas públicas de Puerto Rico se educa en ideología de género: 'el sexo no te es dado, sino que es un rol social', se transmite. De esta manera un niño puede sentirse niña, ambas cosas o ninguna. Es, como señalaba Benedicto XVI, la última rebelión del hombre contra Dios.

Además, desde Kinder se dan clases de sexualidad absolutamente inapropiadas, que lejos de prevenir problemas instan a probar, a masturbarse y llena a los niños de preguntas que ni siquiera se están planteando. Así lo denuncia Alerta Puerto Rico“Nuestros hijos menores podrían estar expuestos a fuerte conducta y contenido de índole sexual, gráficamente descrita en imágenes y textos en distintos libros dirigidos a menores de edad a partir de sus cinco años”.

No es una denuncia al aire. En las escuelas puertorriquenses ya se está distribuyendo los libros (ver archivos adjuntos) de Brenda tiene dos mamás y Julián tiene dos papás.

En las escuelas de iniciativa social se introduce igualmente la perspectiva de género a través del Plan Nacional de Prevención del Maltrato a menores, del Departamento de Familia de Pierto Rico.

Peligro en todas las opciones educativas

En las iglesias-escuela se les miente afirmando que la Ley 82 de 1995 está derogada.Dicha ley protege –y sigue protegiendo- la libertad de religión en la educación de las escuelas regidas por la Iglesia, sin control del curiculo. Sin embargo, se están enviando cartas a las escuelas-iglesias afirmando que esa ley está derogada. ¿Por qué? Sencillamente al Gobierno no le gusta. Pero se les ha olvidado el pequeño detalle del trámite parlamentario para derogar leyes… #IroniaON La libertad religiosa, en entredicho.

En las escuelas domésticas, en los homeschoolings, también hay intromisión del gobierno.El proyecto del Senado 793 pretende otorgar capacidad supervisora al gobierno del currículo. ¿Y el derecho constitucional de los padres a educar a sus hijos conforme a sus principios y valores?

Actúa, en defensa de los menores y de la patria potestad

Por todo ello, Alerta Puerto Rico ha puesto en marcha una campaña por la que los padres presentan una carta en la escuela a modo de “escudo legal”. Dicha carta exige a la escuela supervisar y autorizar los contenidos educativos que reciben sus hijos. En su facebook también explican qué hacer en caso de que la escuela rechace la carta.

Además, han lanzado una campaña a través de CitizenGO para pedirle al gobernador Alejandro Gracia y al secretario de Educación, Rafael Román Meléndez, que respeten y hagan efectivo el derecho constitucional de los padres a educar a sus hijos. Esto es lo que les están diciendo:

No aprobamos la enseñanza de Perspectiva de Género en las escuelas de PR. Nos preocupa grandemente el hecho de que el gobierno lleve a cabo, intente o implemente agendas políticas públicas o ideologías que exponen e intervienen prematuramente con nuestros hijos menores de edad sobre las distintas conductas sexuales existentes, enseñándolas como alternativas a escoger. Este tipo de información fácilmente puede causar confusión, daño psicológico y serios problemas en el sano desarrollo de nuestra niñez.