Un grupo de rescatadoras, agredidas verbalmente por jóvenes proaborto en Sants (Barcelona)

Un grupo de rescatadoras, agredidas verbalmente por jóvenes proaborto en Sants (Barcelona)

El incidente ocurrió a las afueras de un negocio abortista
Miembros del movimiento Los Ayudantes de los Valiosos Niños de Dios intervinieron para ayudar a las voluntarias provida
Los Mossos piden explicaciones a las agradidas tras las quejas del personal del abortorio

Unas voluntarias provida fueron increpadas verbalmente por las parejas de las mujeres embarazadas que acudieron a un abortorio de la ciudad barcelonesa. 

REDACCIÓN HO.- Un grupo de rescatadoras han sido agredidas por un par de individuos que esperaban a sus novias a las puertas de un abortorio de Sants (Barcelona), a las que las mujeres embarazadas en dificultad acudían para abortar, según ha informado a HO Custodio Ballester Bielsa, sacerdote del movimiento Los Ayudantes de los Valiosos Niños de Dios y delegado de Sacerdotes por la Vida.  

Por lo que relatan miembros de este movimiento, los hombres "comenzaron a increpar a las voluntarias que informaban pacíficamente en la puerta, hasta el límite casi de la agresión física".

La obra provida Los Ayudantes de los Valiosos Niños de Dios (Helpers of God’s Precious Infants) –fundada hace 25 años en Brooklyn NY, por el Monseñor Philip Reilly– representa un grupo de personas, explica el padre Custodio, "comprometidas con el mantenimiento de una amorosa presencia orante, fuera de las clínicas de aborto, en las que los hijos de Dios son llevados a la muerte", mediante la práctica del aborto

Así, en el momento de los hechos, los miembros de este movimiento, que se encontraban a las puestas del establecimientos de abortos orando tuvieron que intervenir para disuadir a los agresores.

Finalmente, después de una discusión, lograron tranquilizarlos y se retiraron, al salir del abortorio sus parejas, aseguran los testigos.

Información respetuosa

Tras estos hechos, las agredidas se mostraron muy sorprendidas cuando dos Mossos de escuadra aparecieron al cabo de un rato pidiéndoles explicaciones sobre el incidente. Y es que el personal de la clínica se había quejado de que las voluntarias provida se dedicaban a retener y a coaccionar a las mujeres.

“Nosotros les dijimos que la clínica tiene cámaras y que podían consultar las imágenes para comprobar que nuestra actuación era informativa y respetuosa. Luego, una empleada de la clínica salió a quejarse de que creábamos mal ambiente en el barrio. Contestamos que es precisamente en el barrio donde recibimos más muestras de apoyo a nuestra acción”, afirma el sacerdote. 

“Nos unimos a estas víctimas -declara el padre Custodio sobre su labor de oración a las puertas del centro abostista en relación a los niños que van a ser abortados- en solidaridad con su dolor, ya que están condenados a muerte en ese día. Oramos por la reparación de la injusticia que se está realizando en sus pequeños cuerpos”.  

Habitualmente, los sábados varias voluntarias se encuentran a las puertas del centro abortista de Sants para asesorar a las mujeres que tienen programado el aborto.

Además, una vez al mes, ponen en marcha una gran vigilia, a las 8 y media de la mañana, rezando delante de la clínica e "intentando rescatar las vidas de los inocentes".