Casi uno de cada tres países del mundo sufre un deterioro "notable" de la libertad religiosa

Casi uno de cada tres países del mundo sufre un deterioro "notable" de la libertad religiosa

55 países, un 28%, han sufrido en los dos últimos años un "notable empeoramiento" o "deterioro" de la libertad religiosa
En 82 de los 196 países del mundo analizados (42%) se detecta una "vulneración alta o media" del derecho a la libertad religiosa
Otros 35 países se han clasificado en la categoría de "preocupante"
Los cristianos siguen siendo la minoría religiosa más castigada: son tres de cada cuatro perseguidos por la fe
España, aunque con vulneración "baja" del derecho a la libertad religiosa, preocupa por el "laicismo agresivo"

Ayuda a la Iglesia Necesitada presenta el Informe Libertad religiosa en el Mundo 2014:  tres de cada cuatro perseguidos por su fe son cristianos. Respecto a España, se lamenta la existencia de un "laicismo agresivo".

REDACCIÓN HO.- Hoy se ha presentado en Madrid y en todo el mundo el Informe Libertad religiosa en el Mundo 2014  (que ofrecemos íntegro, pinchando el enlace) elaborado por la Fundación Pontificia Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN), que ofrece datos sobre la situación de este derecho humano fundamental en 196 países de los cinco continentes. El estudio refleja que un total de 55 países del mundo, un 28 por ciento, han sufrido en los dos últimos años un "notable empeoramiento" o "deterioro" de la libertad religiosaSe revela también que en 82 de los 196 países del mundo analizados (42%) se detecta una "vulneración alta o media" del derecho a la libertad religiosa. Además, otros 35 países se han clasificado en la categoría de "preocupante".

Para luchar contra esta alarmante situación, el informe señala la necesidad de que los líderes religiosos proclamen alto y claro su oposición a la violencia por motivos religiosos y que reafirmen su apoyo a la tolerancia religiosa.

El informe cuenta con un prólogo del Paul Jacob Bhatti, antiguo ministro federal de Armonía Nacional y Asuntos de las Minorías de Pakistán y hermano de Shahbaz Bhatti (Premio HO 2011 a título póstumo), ministro para Asuntos de las Minorías que murió asesinado por defender a la cristiana Asia Bibi y a las muchas víctimas de la persecución religiosa, denucniando los excesos cometidos al amparo de la ley antiblasfemia impuesta en el país islámico.

Conclusiones

Según las conclusiones, en un 30% de los países el respeto a la libertad religiosa ha sufrido en los dos últimos años un grave deterioro, encabezando esta lista Estados musulmanes, donde los cristianos y otras minorías religiosas sufren la persecución del extremismo islámico, como Irak, Irán, Libia, Nigera, Pakistán, Siria o Sudán. Le siguen otros países con regímenes autoritarios, como Azerbayán, China, Corea del Norte, Eritrea, Birmania o Uzbekistán. 

En la categoría de “alta intolerancia” figuran 20 países, de los que 14 “viven situaciones de persecución rellgiosa vinculadas al extremismo musulmán” según el AIN. Se trata de Afganistán, Arabia Saudí, Egipto, Irán, Irán, Libia, Maldivas, Nigeria, Paquistan, República Centroafricana, Somalia, Siria, Sudan y Yemen. En los seis países restantes, la persecución está ligada a regímenes autoritarios, "muchos de ellos comunistas": China, Corea del Norte, Azerbaiyan, Eritrea, Birmania y Uzbekistán.

“Se han constatado algunas mejoras”, pero solamente en seis países, de los cuales cuatro (Cuba, Emiratos Arabes Unidos, Irán y Catar) siguen no obstante clasificados como “lugares de alta o media persecución” religiosa.

Los cristianos, los más perseguidos

La fundación vaticana subraya que “los cristianos siguen siendo la minoría religiosa más perseguida” en el mundo, y como otras minorías religiosas, se ven muchas veces obligados a huir de sus países.  El director de AIN en España, Javier Menéndez Ros, ha precisado que tres de cada cuatro personas perseguidas por su fe en el mundo son cristianos (75 por ciento), unos 200 millones que se suman a otros 50 millones que viven en países que sufren discriminación, y ha indicado que una de las principales conclusiones del informe es el "grave deterioro de la libertad religiosa en los últimos dos años".

También destaca que “los musulmanes sufren también un nivel alto de persecución y discriminación, imputable a otros musulmanes o a regímenes autoritarios”. Asimismo destaca que “las violencias y malos tratos, en general de bajo nivel”, han aumentado contra los judíos de Europa Occidental, “provocando un aumento de la emigración hacia Israel”.

España padece un laicismo agresivo

Respecto a España, se apunta un deterioro de la situación de respeto a la libertad religiosa. Nuestro país se sitúa entre los 12 países con vulneración "baja" del derecho a la libertad religiosa. No obstante, Menéndez Ros ha precisado que este nivel bajo no significa "que no haya situaciones discriminatorias" y "elementos preocupantes". 

A su juicio, en España existe "un laicismo absolutamente agresivo con el hecho religioso" algo que, según ha matizado, se observa por ejemplo cuando "se permiten exhibiciones o expresiones pseudoartísticas" basadas en "ofender e insultar las creencias". "Parece que cuando se insulta a los cristianos es gratuito", ha denunciado.

El informe expone la situación en Francia, clasificado entre los países de “preocupante intolerancia”, y alude a la reciente legalización en este país del pseudomatrimonio homosexual y de la adopción por parejas homosexuales. “La libertad religiosa está amenazada por el aumento de nuevas formas en la sociedad que ofenden el ámbito de la esfera religiosa”, asegura esta organización 

La situación en Siria,  expuesta por testigos de excepción

Por su parte, el Patriarca de la Iglesia Greco-Católica Melquita -iglesia oriental particular de la Iglesia Católica con 1,5 millones de fieles-, Gregorio III, ha diferenciado entre libertad religiosa y libertad de conciencia para subrayar que esta última significa poder practicar la fe en el estilo de vida y ha puesto el ejemplo de un médico cristiano en Europa que tiene la libertad de decir "no voy a practicar un aborto aunque la ley lo permita". 

Gregorio III ha señalado que oficialmente en Siria los cristianos tienen derecho a formar parte de partidos políticos, a ser profesores o estar en el Ejército pero ha apuntado que en la práctica existe "una persecución no declarada". El Patriarca también ha alzado su voz contra la guerra en Siria que ha dejado diez millones de desplazados en Siria y fuera del país, de los que 450.000 son cristianos, 2.000 cristianos asesinados, cuatro sacerdotes muertos, dos obispos y "muchísimos" civiles secuestrados.

Ante esta situación, sus prioridades son "ayudar" a las familias, "reconstruir" las iglesias y las casas, ayudar a la gente a encontrar oportunidades de trabajo y hacer llegar la voz de la Iglesia oriental para "que todas las fuerzas internacionales se unan para solucionar el conflicto en Siria" y también después "el conflicto palestino israelí" y "alcanzar la paz en Oriente Medio".

Sobre la guerra en Siria, el director de AIN ha alertado de que el país "se está desangrando" y que la guerra "posiblemente, mucho más que consentida está permitida por los países occidentales". "Estamos consintiendo si no un genocidio, un auténtico drama humano", ha subrayado.

Durante la presentación, una joven cristiana siria ha explicado que mientras en el pasado se podía llevar una cruz y tener las puertas abiertas de las Iglesias, ahora "ir a misa puede significar la muerte". En todo caso, ha señalado que lo que les refuerza es la oración, que es su mejor "arma" para enfrentarse a lo que está ocurriendo.