El PP abandona la derogación de la ley del aborto: ¿Permitirás la burla? ¡Marcha por la Vida!

El PP abandona la derogación de la ley del aborto: ¿Permitirás la burla? ¡Marcha por la Vida!

El Mundo cita fuentes de la cúpula del PP y el no desmentido al diario del ministro Gallardón
El director del diario dice que es una decisión del propio Rajoy, basada en los estudios de Arriola sobre intención de voto
Olvidan que es la mentira y la traición lo que pasa factura en las urnas, como evidencia el informe de Análisis e Investigación presentado por DAV
Fue precisamente con esta promesa de legislar por la vida con la que el PP obtuvo mayoría absoluta: no cumplirla ya le pasó grave factura en las europeas
El 21S, en la Marcha por la Vida, los ciudadanos dejaremos claro que el PP se juega su hundimiento electoral

El Mundo cita fuentes de la cúpula del PP y el no desmentido del propio Gallardón para asegurar que el Ejecutivo aparca definitivamente el proyecto: «No existe consenso (...), la ley no se aprueba y en paz», aseguran. ¿Vas a permitir que te tomen el pelo? El 21S, #MarchaVida.

REDACCIÓN HO.-  Los ciudadanos llevamos soportando un insufrible sinnúmero de anuncios incumplidos desde el Gobierno sobre la tramitación del Proyecto de Ley Orgánica para la protección de la vida del concebido y de los derechos de la mujer embarazada, desde que el Consejo de Ministros aprobara el Anteproyecto el 20 de diciembre de 2013. El último, a finales del pasado mes de julio, cuando el ministro de Justicia bromeaba con que «el proyecto de ley del aborto se aprobará antes de que termine el verano». Interrogado sobre la fecha concreta, Alberto Ruiz-Gallardón precisaba ya con una insultante frivolidad: «Para mí, acaba el verano exactamente igual que para el Instituto Nacional de Meteorología». El verano acaba el 21 de septiembre. Es decir, que de acuerdo con los plazos de Gallardón, el proyecto de ley del aborto tendría que ser aprobado por el Consejo de Ministros en su próxima reunión.

Pero según publica hoy el diario El Mundo, no sólo se incumplirá una vez más con los plazos, sino lo que es más grave: se reconoce abiertamente que están tan tranquilos con dejar la promesa electoral en agua de borrajas, y aquí paz y después gloriael diario alude a fuentes "fuentes  de la cúpula del PP" para entrecomillar la siguiente declaración al periódico: «No existe consenso en torno a este proyecto, y si no se logra un acuerdo, cosa que parece muy difícil, la ley no se aprueba y en paz», e incluso se ofrece esta otra frase, igualmente entrecomillada: «Esa ley nunca llegará al Parlamento».

Añade el diario que las mismas fuentes aseguran que el ministro de Justicia no ha recibido una comunicación formal por parte de Presidencia del Gobierno sobre la retirada del proyecto. Todos los dirigentes consultados por este diario aseguran que la principal preocupación de Mariano Rajoy a la hora de guardarlo en el cajón es el impacto político que ello tendrá para el ministro de Justicia que, lógicamente, se sentirá desautorizado cuando le comuniquen que su ley no será enviada al Parlamento. Pero eso se verá en las próximas semanas. Entrevistado hoy por Cristina López-Schlichting en la COPE, el director de El Mundo, Casimiro García-Abadillo, ha añadido que entre las fuentes figura una conversación  con el propio ministro de Justicia, "que no ha desmentido la noticia".

"No es la primera vez que un gobierno rectifica una decisión importante; aquí ha habido una decisión del presidente, aunque probablemente afecte a Gallardón", señalaba García-Abadillo, que insistía en las encuestas que maneja Pedro Arriola como clave de la decisión "claramente en beneficio político" adoptada por Rajoy.

Lo que provoca el descalabro son las mentiras

En sus comparecencias públicas, Rajoy ha dado señal de que desea hacer desaparecer la palabra "aborto" del debate político, lo que hace extensible a los dirigentes del partido. Y ello, según indica El Mundo, porque los célebres estudios sociológicos de Pedro Arriola que maneja la cúpula popular concluyen que la ley del aborto ha sido muy perjudicial para los intereses electorales del PP. con lo que habría que 'pasar la página' para evitar otra 'controversia' que dañe al PP en un año clave, con dos convocatorias electorales: las municipales y las generales.

Pero el PP se equivoca despachando la pérdida de dos millones y medio de votos en las últimas europeas a su anteproyecto sobre el aborto. Si por algo se pierden los votos, es por la conciencia ciudadana de la mentira, de que las promesas electorales acaban evidenciándose como una cruel tomadura de pelo. Como evidencia el estudio de Análisis e Investigación que presentaba Derecho a Vivir el pasado mes de febrero, el PP se juega su hundimiento electoral con el incumplimiento de su promesa electoral de legislar por la vida.


En  la #MarchaVida del 21S demostraremos que la traición no sale gratis

"Cambiaremos el modelo de la actual regulación sobre el aborto para reforzar la protección del derecho a la vida",  se comprometía en la página 108  del programa electoral del PP para las elecciones generales 2011. Con ella, arrasaba en los comicios, obteniendo mayoría absoluta. Ahora, ¿quieren hacernos creer que incumplirán su contrato con los ciudadanos por temor a perder  votos? Lo que debería temer el PP es a quienes les hacen creer con tanta ligereza que la ciudadanía tiene trágalas para la traición.  Parece surrealista tener que recordárselo a un partido cuyo propio líder nos aseguraba, llamándonos "amigos", que " el programa electoral no es un puñado de promesas a los ciudadanos, es un listado de tareas para el Gobierno. Ya no es tiempo de prometer, sino de resolver. Y ya no es tiempo ni de anuncios, ni de rectificaciones,  ni de excusas. Ahora toca aportar soluciones". 


Por eso mismo, Mariano Rajoy debería saber que la traición y la mentira no salen gratis. Por eso mismo, los ciudadanos tenemos que salir a las calles: lo haremos en toda España el próximo 21 de septiembre, para participar en la V Marcha por la Vida convocada por Derecho a Vivir en toda España y en numerosas plazas del extranjero, a la que se han adherido más de 300 entidades cívicas.