Azpiroz: "La incapacidad nunca puede ser causa para justificar el aborto"

Azpiroz: "La incapacidad nunca puede ser causa para justificar el aborto"

“Tenemos el deber de reducir los abortos y de acabar con su trauma para la mujer"
"Nada es más importante ni más progresista que defender el derecho humano a la vida”
La reforma legal "obedece al cumplimiento de un compromiso electoral: el aborto no es un derecho"
Deja clara la evidencia científica: existe vida humana desde la fecundación
"La incapacidad nunca puede ser una causa para justificar el aborto"

Parlamentarios mundiales apoyan en el Congreso la reforma legal del Gobierno: “Tenemos el deber de reducir los abortos y de acabar con su trauma para la mujer. Nada es más importante ni más progresista que defender el derecho humano a la vida”.

REDACCIÓN HO.- “Sin la mujer no existe la vida”. Con palabras de reconocimiento a la mujer y a la maternidad, comenzaba el diputado  nacional por el PP José Eugenio Azpiroz su intervención en el Seminario Internacional por el Derecho a la Vida, que se celebra desde la tarde de ayer y hasta este mediodía en la Sala Ernest Lluch del Congreso de los Diputados, organizado por  Acción Mundial de Parlamentarios y Gobernantes por la Vida y la Familia (AMPGVF), en el que participan parlamentarios de 18 países europeos y americanos de las más varadas corrientes ideológicas, así como expertos mundiales multidisciplinares, de las áreas de la Ciencia, el Derecho o el Pensamiento.

Azpíroz, también secretario general de la Asociación mundial y transversal que organiza este destacado Seminario, reclamaba así “un compromiso  real y efectivo con el derecho a la maternidad, que preste un especial apoyo a las mujeres que se enfrentan a  un embarazo no deseado o en situación de dificultad, dispensándole en necesario apoyo social, sanitario, económico y presupuestario”, señalaba, subrayando este último punto, como garatía del tal reclamado apoyo.

En este sentido, defendía la reforma legal emprendida por el Gobierno en defensa del Derecho a la Vida del no nacido y de la mujer embarazada: “en primer lugar, porque obedece al cumplimiento de un compromiso electoral que figuraba en el programa del PP ante las pasadas elecciones generales, de eliminar la contemplación legal del aborto como un derecho; porque dejamos claro lo que es una evidencia desde el punto de vista científico: que existe una vida humana, qué importancia tiene y cuándo y cómo defender al no nacido; porque participamos de lo expresado por el ministro de Justicia, respecto a que la incapacidad nunca puede ser una causa para justificar el aborto; y porque pensamos que nada es más importante ni más progresista que defender el derecho humano a la vida”.

Con ello, Azpiroz reclamaba el deber de los parlamentarios, como el de todos pero más si cabe por su labor de legisladores, “de contribuir a reducir el número de abortos y de acabar con el trauma que supone para tantas mujeres”, aludiendo a las consecuencias descritas del Síndrome Post Aborto (SPA).