Las rupturas matrimoniales siguen aumentando en España y nueve de cada diez son divorcios

Las rupturas matrimoniales siguen aumentando en España y nueve de cada diez son divorcios

A pesar de la incidencia de la crisis económica y de la disminución de la nupcialidad

El Instituto de Política Familiar ha publicado su informe sobre "Las Rupturas Familiares en España 2012" que pone en evidencia el fracaso de la administración, incapaz de emprender políticas familiares constructivas, y las graves consecuencias de la ley del divorcio exprés.

REDACCIÓN HO.- Desde la aprobación en España de la ley del divorcio en julio de 1981 hasta la actualidad, pasando por la reciente Ley 15/2005 del 2005, más conocida como 'ley del divorcio exprés', han transcurrido treinta y dos años. En este periodo las rupturas matrimoniales han aumentado de manera vetiginosa, en el año 2012 se han producido 127.362 rupturas, según datos del Consejo General del Poder Judicial. Un matrimonio roto cada 4 minutos y esto a pesar de la incidencia de la crisis económica y de la disminución de la nupcialidad.

De las 127.362 rupturas del pasado 2012:

  • 120.056 fueron divorcios
  • 7.142 separaciones
  • 164 nulidades

Esto significa un incremento del 2,13 por ciento más de rupturas con respecto al año 2011 (2.660 rupturas más que en 2011).

En los últimos diez años (2003-2012) se han producido 1.343.760 rupturas, en las que 8 de cada 10 han sido divorcios. La mayoría de los divorcios (9 de cada 10) se han producido desde la aprobación de la Ley del divorcio exprés. Las Comunidades Autónomas donde más rupturas hay son: la Comunidad Canaria, Cataluña y la Comunidad Valenciana.

Hay también un gran incremento de la conflictividad: cuatro de cada diez rupturas son conflictivas.

La ley del divorcio exprés introdujo:

  • Eliminación del tiempo de separación previo (plazo de reflexión) al acceso al divorcio.
  • Unilateralidad.
  • Sin concurrencia de causa alguna.

Esto ha originado "una figura desconocida en los ordenamientos jurídicos en los países europeos ya que ningún país europeo admite la voluntad unilateral de uno de los esposos sin la concurrencia de causa alguna o sin un plazo de reflexión durante el cual se madure la decisión de poner fin al vínculo matrimonial" (Informe del Consejo General del Poder Judicial).

El Instituto de Política Familiar (IPF), tras analizar los datos, señala que la Ley del Divorcio Exprés ha agravado la problemática de la ruptura familiar consolidando las rupturas definitivas (divorcios) así como la conflictividad:

  • Ha disparado el número de divorcios (más de 9 de cada diez rupturas son divorcios).
  • Ha eliminado el periodo de reflexión.
  • Ha incrementado la conflictividad de las rupturas familiares (el 40,74 por ciento).
  • Ha provocado un aumento de la población divorciada/separada.
  • Ha incrementado el número de hijos con familias desestructuradas.

El informe de IPF demuestra que las acciones de la Administración Pública han sido y son claramente insuficientes para prevenir esta grave situación. No se han creado ni promovido Centros de Orientación Familiar. No se han realizado campañas de sensibilización y concienciación. Y han sido claramente regresivas con la implantación de la ley del divorcio exprés.