El conductor asesinado en el secuestro de los dos obispos sirios, mártir de la fe

El conductor asesinado en el secuestro de los dos obispos sirios, mártir de la fe

Los secuestradores acabaron con su vida de un disparo en la cabeza
Los cristianos en Siria llevan a cabo labores humanitarias por la paz
Y piden oraciones por la pronta liberación de los secuestrados

Ayer miércoles, tuvo lugar su entierro. La Iglesia Siria Ortodoxa lo considera un mártir de la fe. Fautuh era diácono católico de rito latino y padre de tres hijos, y conducía a los obispos de vuelta a Aleppo desde Turquía cuando fueron interceptados este lunes. No se sabe nada de los secuestrados.

REDACCIÓN HO.- Este miércoles tuvo lugar en Aleppo el funeral y entierro del Rev. Diácono Fautuh, asesinado el pasado lunes durante el secuestro de los dos obispos ortodoxos sirios todavía desaparecidos. Fautuh era el conductor del vehículo que llevaba de vuelta a los obispos hacia Aleppo desde la frontera con Turquía. Los propios secuestradores, de los que se desconoce su identidad, acabaron con la vida del diácono de un tiro en la cabeza.

Según la Agencia Fides, Fautuh
era católico de rito latino y padre de tres hijos. La Iglesia Siria Ortodoxa lo ha considerado como un mártir de la fe. Esta misma comunidad cristiana y la Iglesia greco-ortodoxa han enviado un comunicado conjunto en el que condenan cualquier acto violento del mismo tipo, que afecta a muchos ciudadanos sin "distinción de pertenencia de ningún tipo".

Además, aseguran que los
"los cristianos en estas tierras son parte inseparable del tejido de los pueblos a los cuales pertenecen". Y que estos, "tomando de la enseñanza del Evangelio", están llevando a cabo labores humanitarias por la paz. Por último piden oraciones por la pronta liberación de los obispos sirios, secuestrados desde el lunes, con los que no se ha podido contactar aún.