Se confirma el vuelco imparable de la opinión pública contra el aborto desde 2009

Se confirma el vuelco imparable de la opinión pública contra el aborto desde 2009

La mayoría rechaza la ley Aído, pese a la inacción del Gobierno
Que la ley salga "muy pronto" puede ser muy tarde para demasiados
Derecho a Vivir reclama al Ejecutivo que acelere la reforma

Derecho a Vivir reclama al Ejecutivo que acelere la presentación de una ley que proteja la maternidad y acabe con la impunidad de la industria del aborto.

MADRID, 23 DE ABRIL DE 2013.- En los 80, los partidarios del aborto quisieron sacar el debate del aborto a la calle. Ahora que la mayoría de la población española está en contra de que se mantenga la ley Aído, tratan de tapar el drama que más de 120.000 mujeres sufren cada año, dan por “cerrado” el asunto y con descaro y a la desesperada, manipulan los datos para tratar de negar la evidencia: se ha dado un vuelco en la opinión pública a favor del derecho a la vida.

Según una encuesta de El País, la mayoría está en contra de una ley de plazos y quiere que cambie la legislación hacia el aborto cero o al menos que avance la protección de la vida y la maternidad. Eso es lo que dice la encuesta, a pesar de la manipulación que el diario hace de sus propios datos.

Desde las movilizaciones en 2009 contra la ley Aído, se ha confirmado el vuelco de la opinión pública sobre el aborto, a pesar de la inacción y la sordera del Gobierno de Rajoy. Por boca del ministro de Justicia sólo se ha limitado a realizar una promesa tras otra sin concretar in contenidos ni plazos, salvo apuntar que la ley verá la luz “muy pronto”, que, como es evidente, es “muy tarde” para los más de 300 niños que son abortados cada día.

Durante la pasada legislatura en manos del PSOE, la movilización ciudadana que reclamaba el respeto derecho a la vida, catalizó la importante labor asistencial que la sociedad civil llevaba desarrollando durante décadas. Y mientras que algunos vaticinaban de forma torticera que se trataba de una movilización partidista, la realidad nos muestra que, con la llegada al poder con mayoría absoluta del PP, esta conciencia y movilización se ha confirmado y profundizado.

No en vano, hasta los  medios abortistas más señeros reconocen ya la realidad, a pesar de que siguen manipulando los hechos y sus propias encuestas. El 51 por ciento de la sociedad española, según el País, considera, como mínimo, que el aborto “debe ser legal sólo en una serie concreta de supuestos”, si no ser “considerado siempre como un delito”.

Derecho a Vivir, en todo caso, recuerda que, con independencia de lo que digan las encuestas, la vida es un bien a proteger siempre, un derecho de todos, pues no puede existir el derecho a matar.

En realidad, la encuesta publicada recientemente por el diario El País confirma sus propios pronósticos: “La ofensiva antiaborto recorre occidente”, titulaba un amplio reportaje de hace unos meses. La sociedad civil que defiende los derechos humanos, la protección de la vida en todo caso y el acompañamiento a las madres en dificultades, está cada vez más organizada, mejor preparada y actúa con mayor eficacia.