Miembros de DAV, retenidos por la Policía por informar de la labor de rescatadores ante el abortorio 'Los Arcos'

Miembros de DAV, retenidos por la Policía por informar de la labor de rescatadores ante el abortorio 'Los Arcos'

Retenidos durante media hora por la Policía por grabar testimonios que el negocio abortista quiere ocultar
Celebramos un rescate: una mujer nos explica cómo ha decidido no abortar

La Policía se ha personado apenas recibir el aviso desde este abortorio de Badajoz y les ha retenido media hora con la intención frustrada de llevarse la grabación, que incluye el testimonio de una mujer que, ante la ayuda ofrecida, ha desistido de abortar.

REDACCIÓN HO.- Los dos miembros de HazteOir.org se encontraban ante el abortorio Los Arcos de Badajoz para grabar un reportaje de Derecho a Vivir sobre la labor de rescate que desempeñan tres mujeres ante las puertas del negocio abortista. Concretamente estaban entrevistando a Margarita Cabrer, que cada lunes y martes se persona pacíficamente en el lugar para rezar por el fin del aborto e informar y ofrecer apoyo y alternativas a las mujeres que allí acuden con la intención de abortar, y que por este motivo ha sido condenada por el Juzgado de Badajoz tras las denuncias interpuestas por el abortorio para hacerla desistir de su labor.

Margarita, de hecho, cuenta con la satisfacción de haber contribuido a varios rescates de mujeres y sus bebés del aborto. El  negocio abortista ha respondido esta loable entrega tan contraria a su interés lucrativo con constantes denuncias ante los Juzgados contra la rescatadora, con el fin de que desista y deje de acudir a sus citas semanales ante el abortorio, algo a lo que ella se niega pese al acoso -e incluso agresiones- que padece.

Hoy, apercibidos de su presencia junto a la de las cámaras de HO y DAV, el dueño del abortorio Los Arcos ha vuelto llamado a la Policía, que nuevamente se ha personado inmediatamente en el lugar. Según han indicado los agentes a nuestros compañeros, la clínica les había denunciado por “acosar y tratar de intimidar” a sus clientas. Dicho esto, les han requerido la grabación, a lo que los dos miembros de HO se han negado, amparados por la libertad de prensa que protege nuestra Constitución y nuestras leyes.

Ante ello, los agentes les han requerido su identificación, solicitándoles tanto sus DNI como sus carnés de prensa, y les han mantenido retenidos durante una media hora ante las puertas del negocio abortista, aduciendo que estaban esperando por si decidían denunciarles y llevarles detenidos a comisaría por “grabar a intimidar a las mujeres que acudían a abortar”.

Y celebramos un rescate

Lejos de ello, lo cierto es que nuestros compañeros desplazados hasta el abortorio pacense se han limitado a grabar a Margarita y a dos mujeres, que en ningún caso eran clientes del centro abortista; una era una mujer que quería manifestar su decisión de no abortar y que ni siquiera ha entrado en el establecimiento, y la otra es una mujer que, ante la información sobre las alternativas existentes al aborto y el apoyo que ha recibido, ha decidido no abortar, lo que ha explicado después a nuestros compañeros en una grabación. Unos testimonios que ofreceremos en cuanto lleguen a nuestra redacción.