Colombia: Liberales, la U y conservadores hacen frente a la nueva intentona abortista

Colombia: Liberales, la U y conservadores hacen frente a la nueva intentona abortista

«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/48160-dario-salazar-quitarle-vida-ser-no-es-progreso">Darío Salazar: "Quitarle la vida a un ser no es progreso"</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/48144-colombia-martes-consejo-politica-criminal-discutira-ampliar-aborto">Colombia: Este martes, el Consejo de Política Criminal discute ampliar el aborto</a>»
««Colombia se vuelca con<a href="http://www.hazteoir.org/alerta/47930-7-o-no-hay-mejor-motivo-que-razon-aborto-cero"> el 7-O</a>: Convocatorias en <a href="http://www.hazteoir.org/evento/48081-derecho-vivir">Medellín</a>, <a href="http://www.hazteoir.org/
«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/48123-colombia-texto-nulidad-aborto-no-contiene-posiciones-personales">Deja tu mensaje de apoyo al Procurador Ordóñez</a>»« »

REDACCIÓN HO.- Las declaraciones se produjeron en la audiencia pública sobre el proyecto de acto legislativo que busca incluir en la Constitución los tres casos de interrupción del embarazo permitidos por la Corte Constitucional, que extralimitándose en sus funciones falló por su despenalización en los supuestos de peligro de la vida de la madre, en caso de violación o cuando se presenta malformación en el feto.

Los más peregrinos argumentos para tratar de imponer el aborto“Me opondré y comenzaré esta semana la recolección de firmas para un referendo en el que la opinión pública decida la suerte de este tema tan fundamental”, afirmó Orlando Velandia, del Partido Liberal, quien añadió que los otros dos ponentes, Miguel Gómez (Partido de la U) y Carlos Augusto Rojas (Partido Conservador) apoyarán su propuesta de hundir el proyecto, “somos defensores de la vida, creo que hay un consenso general en el Congreso y una voluntad clara de que no se apruebe el aborto”.

Velandia propuso presentar un referendo para que los colombianos se pronuncien. Para el representante a la Cámara,  de esta forma se detendrá el proyecto de acto legislativo con el que se pretende despenalizar el aborto.

Hay que recordar que los ciudadanos se han volcado contra la nueva intentona abortista, dirigiéndose a sus representantes, en una campaña de envío de mensajes apoyada por Derecho a Vivir. 

La ponente del proyecto de acto legislativo Alba Luz Pinilla, del Polo Democrático, defendió la iniciativa aludiendo a un estudio del propabortista Instituto Alan Guttmacher, que calificó de "un estudio muy serio" obviando la ideología que lo inspira, que al parecer señala que el 44 por ciento de los embarazos no deseados terminan en aborto, o que del año 1989 al 2008 los casos de aborto aumentaron en un 40 por ciento.

El Instituto citado como aval por Pinilla se autodenomina "órgano de investigación de la Planned Parenthood", pero "órgano lobbysta" lo describe más apropiadamente. En un reciente informe sobre el aborto en el mundo, Guttmacher hace varias afirmaciones. Estas encajan en dos categorías amplias y a la vez superpuestas. La primera consiste en estrategias para incrementar más los fondos para el control poblacional y el aborto. La segunda, que intentó satisfacer a las feministas radicales, consistió en formas veladas de favorecer la legalización del aborto, disfrazadas bajo la forma de argumentos. Viene a bien recordar que las feministas proaborto dijeron que habían más de 300.000 abortos inseguros -ningún aborto lo es, desde luego no para el no nacido al que se extermina, pero tampoco para la mujer- en Colombia y por eso se necesitaba legalizar el aborto en ese país. A la fecha, sólo se han realizado algo así como 50 abortos desde mayo del 2006. Esa es la magnitud de la mentira de estas cifras.

Pero con tales avales, la diputada proseguía: “Hay que aclarar la concepción de vida que se tiene en este país, es bueno que Colombia piense en la vida de la mujer, de quién lleva el feto en su vientre, la vida no es un momento, va mucho más allá. Un humano tiene derecho a la familia y al amor, la pregunta es ¿podrá una niña violada de 12 o 14 años engendrar un hijo con amor?”, aún llegaba a plantear Pinilla, llevando el tema hacia el terreno del engaño que tanto gusta  al discurso abortista, y como si el no nacido fuera el autor del terrible crimen y por ello merecedor de la pena.

Pinilla agregó que presentó este proyecto para que no se puedan excusar las instituciones a la hora de realizar abortos.

Otra de los asistentes, Suly María Moreno Villamizar, representante de la Escuela de Estudios de Género de la Universidad Nacional, afirmó que está de acuerdo con el referendo siempre y cuando se le pregunte a todas las mujeres. “Hay que dejar que sean las mujeres las que opinen que son las que se embarazan abortan, las decisiones finales sobre los cuerpos de las mujeres las toman las mujeres”, dijo, usando los más superados y anticientíficos tópicos de la ideología abortista.

En estas,  Moreno Villamizar aún  trataba de esconder que se tratara de debate sobre la vida o la muerte, para afirmar que lo era "sobre los derechos de las personas": “legalizar el aborto evitaría que las mujeres mueran por culpa de los procedimientos clandestinos, esto que dicen que las mujeres lloran después de que abortan tiene sesgos, permitir que las mujeres decidan es estar en un país con posibilidades amplias, es decir tener el apoyo del Estado. Estos casos favorecen a aquellas mujeres que no se pueden pagar un aborto porque las que se mueren son las más pobres”. Una vez más, engaños frente a realidades: nos basta acudir a la Ciencia para abrir los ojos.