¿Dónde está Jiménez? Alemania sí exige explicaciones a Cuba por la muerte de Soto

¿Dónde está Jiménez? Alemania sí exige explicaciones a Cuba por la muerte de Soto

«"<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/34921-no-se-dejen-enganar-cantos-sirena-cruel-regimen-comunismo-salvaje">No se dejen engañar por los cantos de sirena del cruel régimen de comunismo salvaje"</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/28876">Fariñas acusa al Gobierno de Zapatero de complicidad con la violación de DDHH en Cuba</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/28370">Muere en prisión el disidente cubano Orlando Zapata</a>»

REDACCIÓN HO.- El Gobierno alemán ha exigió hoy a las autoridades cubanas que se aclaren completamente las circunstancias de la muerte el pasado 8 de mayo del disidente Juan Wilfredo Soto García, denunciada como asesinato por la disidencia y el Comité Cubano Pro Derechos Humanos como consecuencia de la paliza que le habría sido propinada por las fuerzas de seguridad castristasEl propio opositor fallecido denunció las amenazas sufridas, como recoge su voz en el vídeo que preside esta información.

"el Gobierno alemán federal exige del Gobierno cubano que aclare las circunstancias que condujeron a la muerte de Juan Wilfredo Soto. Las informaciones sobre el maltrato de Soto por fuerzas policiales cubanas contradicen las esperanzas de una mejora de la situación de los derechos humanos en Cuba derivada de la liberación de prisioneros políticos durante los últimos meses", subraya el Ministerio germano de Exteriores en el comunicado emitido este martes, firmado por el viceministro Werner Hoyer.

"Lamento profundamente la muerte de Juan Wilfredo Soto y transmito a sus allegados mi más profundo pesar", destaca el mensaje del número dos de la diplomacia alemana, que destaca como "la Comisión de Derechos Humanos cubana observa una relación directa entre la muerte de Soto y la violencia policial".

Asimismo recuerda que "Soto, un colaborador del galardonado con el Premio Sajarov de los Derechos Humanos del Parlamento Europeo Guillermo Fariñas, padecía varias enfermedades crónicas. Debido a su postura crítica hacia el gobierno había sufrido doce años de cárcel".

¿Y el gobierno español?

El Partido Popular pidió este lunes al Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero que exprese su "enérgica condena" por la muerte del opositor cubano si se comprueba que se debió a una paliza recibida por agentes policiales en Cuba.  Hasta ahora, sólo hemos escuchado el "lamento" del secretario de Organización del partido que sustenta al Ejecutivo.

El secretario de Organización socialista, Marcelino Iglesias, expresó ayer lunes su rechazo a cualquier forma de tortura y "lamentó" la muerte del opositor cubano Juan Wilfredo Soto García. Iglesias se manifestó así en la rueda de prensa posterior a la reunión de la Comisión Ejecutiva del PSOE, en la que dijo que los socialistas están en contra de cualquier forma de violencia y tortura, "en este caso y en todos".

Denuncia de los defensores de los derechos humanos en la isla

El mismo día 1 de mayo, nada más conocerse el fallecimiento del disidente, el Comité Cubano Pro Derechos Humanos demandó de las autoridades ante la prensa nacional y extranjera que los asesinos directos de Juan Wilfredo Soto García fueran debidamente sancionados por abuso y crimen político: "Si la alta dirección de Cuba calla, justifica o tapa este otro crimen, nadie tendrá dudas quienes son entonces los asesinos indirectos e intelectuales", añadía.

La disidencia cubana tiene un nuevo mártir. Juan Wilfredo Soto García, había estado en la cárcel por motivos políticos en varias ocasiones fallecía el 8 de mayo, el mismo día en que Cuba celebraba el Día de las madres en Cuba, como destaca la disidencia, a la edad de 46 años. Soto no era un disidente conocido. Formaba parte del Polo Antitotalitario Unido, una pequeña agrupación del centro de la isla a la que también pertenece Guillermo Fariñas, Premio Sajarov del Parlamento Europeo en 2010, quien también ha calificado su muerte como “un asesinato”.

El opositor fue arrestado el pasado 5 de mayo en el parque Leoncio Vidal de la ciudad de Santa Clara, y según fuentes de la disidencia, varios policías le propinaron una “brutal paliza” ante los ojos de todo el mundo en el momento de la detención. Fueron esos golpes, y no las enfermedades crónicas que padecía el activista, los que motivaron su ingreso hospitalario horas después y su posterior fallecimiento, según aseguran los opositores.

Las autoridades se resistieron a dar explicaciones sobre lo sucedido. El Hospital Provincial de Santa Clara, donde Soto falleció tras pasar dos días en estado crítico, informó de una “pancreatitis” como la causa de la muerte, aunque anunciaron no habría un certificado medico oficial hasta dentro de 15 días.

La portavoz de Fariñas, Lisset Zamora, señalaba el pasado día 8 desde la funeraria de Santa Clara -donde los familiares y miembros de la oposición velaban el cadáver- que Soto era diabético y que había sufrido antes un infarto, pero afirmó que la causa de su muerte fue “la golpiza” que recibió. “Se trata de un crimen, es un asesinato y el responsable es el Gobierno por alentar la violencia policial. Él estaba esposado cuando recibió los golpes, y en el parque vigilaban la operación conocidos responsables de la policía política en Santa Clara”, ha asegurado.

En la misma línea de Zamora se ha manifestado la disidencia desde que se diera a conocer la noticia. Fariñas, que estuvo en la funeraria en Santa Clara, ha afirmado que no permitirán que quede “impune el asesinato” y ha pedido una “condena unánime de la comunidad internacional”.

Por su parte, Martha Beatriz Roque ha establecido similitudes con el caso de Orlando Zapata Tamayo, muerto el año pasado tras una huelga de hambre de 85 días; la bloguera Yoani Sánchez ha considerado en su cuenta de twitter que “este hecho de violencia policial no es un caso aislado”. A ella le ha contestado el Rubén Aneiro Medina, médico de la Sala de Terapia Intermedia del Hospital Arnaldo Milián Castro en el que fallecióindicando que Soto García murió el pasado sábado "a causa de una pancreatitis aguda e insuficiencia renal" y no a consecuencia de los golpes que supuestamente le propinaron efectivos de la policía política del Estado.

El presidente de la Comisión Cubana de Derechos Humanos y Reconciliación Nacional, Elizardo Sánchez, ha considerado que, con independencia de si fueron los golpes la causa directa de la muerte, el responsable es el régimen por alentar la violencia y la intolerancia, recordando que hace sólo unos días el expreso del Grupo de los 75 Ángel Moya recibió otra “brutal golpiza” cuando estaba indefenso. “Reclamamos al Gobierno que abra una investigación transparente y depure responsabilidades”, ha dicho.

Soto García, conocido también como 'El estudiante'fue enterrado el domingo en el cementerio de Santa Clara. Unas 80 personas despidieron al disidente, en un acto en el que no se registraron enfrentamientos con las fuerzas de seguridad, aunque se desarrolló en un clima de tensión.