IU quiere modificar la ley de amnistía del 77 para beneficiar a Garzón

IU quiere modificar la ley de amnistía del 77 para beneficiar a Garzón

Los cambios podrían librar al juez pero servirían para juzgar a Carrillo.

REDACCIÓN HO.- La coalición de comunistas, republicanos y nacionalistas pretende librar a Baltasar Garzón de sus responsabilidades a base de modificar el contenido de una ley aprobada hace 33 años.

Garzón quiso sentar en el banquillo a personas difuntas y para hacerlo “olvidó” la existencia de una Ley de Amnistía que sí aplicó con Santiago Carrillo. Para salvar semejantes irregularidades, IU e ICV han registrado hoy una proposición de ley en el Congreso de los Diputados para modificar la Ley de Amnistía de 1977.

En medio de la polémica generada en torno a Garzón y su intento de investigar los crímenes de la guerra civil y el franquismo, los diputados de estas formaciones, Gaspar Llamazares y Joan Herrera, explicaron que quieren adaptar la Ley de Amnistía a determinados tratados internacionales que hablan de la imprescriptibilidad de los delitos de genocidio y de lesa humanidad.

El objetivo de la presentación de esta propuesta, según los comunistas secesionistas, es que “el poder judicial no malinterprete" y excluya los delitos anteriormente citados bajo el argumento de la Ley de Amnistía:

“La Ley de Amnistía, que en su momento fue necesaria, no puede ser la excusa para esconder los crímenes del franquismo y no puede ser el punto y final que algunos pretenden que sea,"

Este entusiasmo, expuesto por Herrera en rueda de prensa, podría acabar sentando en el banquillo a los comunistas de su formación que cometieron innumerables asesinatos y  todavía viven. Personajes como Santiago Carrillo o el ahora vitoreado Marcos Ana podrían ser los primeros.

En cuanto a Llamazares, afirmó en la misma comparecencia que con esta medida quieren poner fin al "escándalo" institucional que supone la "cacería" que está sufriendo el "único" juez que se ha "atrevido" a instruir una actuación contra "los verdugos" del franquismo:

"El escándalo es que los verdugos sean legitimados por el Tribunal Supremo como acusadores y que las víctimas sean juzgadas y penadas una vez más."

Izquierda Unida, al banquillo

Según Llamazares, lo que realmente ha supuesto "una bofetada" al Congreso es la interpretación que se está haciendo de las leyes de Amnistía y de Memoria Histórica, una interpretación que al parecer solo puede hacer la izquierda, y en absoluto los jueces:

"Nos encontramos ante una tergiversación de ambas leyes y, lo que es peor, ante un cambio de esa legislación como parte del negacionismo del franquismo y, por tanto, de la ingratitud con los antifranquistas y con las víctimas de la dictadura. Da la sensación que las víctimas del franquismo en este país van a tener que pedir perdón."

Llamazares quiso dejar claro que la Ley de Amnistía no es un ley de punto final y apuntó que en España no ha habido "ningún tribunal de justicia" que haya autorizado la Ley de Amnistía como ley de punto final, por lo que no resultaría raro que algún sindicato o alguna asociación llevara a los tribunales al partido de Llamazares y Herrera:

"No se encontrará en la Ley de Amnistía ningún artículo que diga que quedan amnistiados todos los delitos políticos de los franquistas porque eso no existe."