"Reducir el crucifijo al ámbito privado es injusto y discriminatorio"

"Reducir el crucifijo al ámbito privado es injusto y discriminatorio"

Mons. Martínez Camino, que también ha lamentado las últimas cifras sobre el aumento del número de abortos en España, recuerda que el crucifijo es símbolo del cristianismo "y por tanto y al mismo tiempo del respeto a la dignidad humana".

REDACCIÓN HO.- El secretario y portavoz de la Conferencia Episcopal Española, monseñor Martínez Camino, se ha pronunciado esta mañana sobre la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos, según la cual la presencia de crucifijos en las escuelas públicas vulneran la libertad religiosa, aspecto con el que PSOE y PP se han mostrado conformes y que se ha apresurado a resaltar el Ejecutivo de Zapatero, para anunciar que tendrá en cuenta ante los principios laicistas que definirán la reforma por la cual impulsará su nueva Ley de "Libertad" Religiosa.

"Es injusto y discriminatorio que se quiera reducir el crucifijo al ámbito privado", ha manifestado Monseñor Martínez Camino:

"Lamentando una sentencia que nos parece poco constructiva para el futuro de Europa, el Crucifijo es un símbolo del Cristianismo, no sólo del catolicismo como se ha dicho últimamente, y es al mismo tiempo y por lo tanto un símbolo del respeto a la dignidad de la persona, del valor cuasi absoluto de todo ser humano".

"El incremento de abortos, reflejo de la situación dramática de la sociedad"

Durante la presentación del mensaje de la Conferencia Episcopal con motivo del L Aniversario de Manos Unidas, el portavoz de la CEE ha lamentado también el aumento del número de abortos en España, según datos de 2008 aportados ayer por el Ministerio de Sanidad, casi 120 mil en un año. "Son el reflejo de la situación dramática que sufre nuestra sociedad cuando son eliminados miles de niños", ha señalado.

Recursos informativos: