Los socialistas no quieren RedMadre en Galicia

Los socialistas no quieren RedMadre en Galicia

<a href="http://www.hazteoir.org/node/20589">«Aprobada la ILP Redmadre en Galicia»</a>
<a href="http://www.hazteoir.org/node/19775">«El 80 por ciento de mujeres que acuden a RedMadre deciden no abortar»</a>
<a href="http://www.hazteoir.org/node/23011">«Al 17-O en bus desde cualquier lugar de la Península»</a><a href="http://www.hazteoir.org/node/20451"></a>

Tachan de "ultraderechista, cínica y mentirosa" la iniciativa legislativa popular de apoyo a la mujer embarazada.

REDACCION HO.- Los conceptos políticos y las palabras han dejado de tener sentido para formaciones políticas como el PSOE, que en Galicia ha calificado de "ultraderechista" a RedMadre, la iniciativa legislativa popular de apoyo a la mujer embarazada.

Entregados con entusiasmo a la práctica de la neolengua, los socialistas quieren erradicar de Galicia cualquier vestigio de apoyo institucional a la mujer embarazada, para la que reclaman como única salida el aborto, al que nunca se refieren con tal palabra.

El grupo parlamentario del PSOE en el parlamento regional gallego ha presentado enmiendas a los nueve artículos de la iniciativa legislativa popular impulsada por RedMadre de apoyo a las mujeres embarazadas y, en una comparecencia propia de radicales antisistema, los socialistas han atacado con tal virulencia la iniciativa avalada por decenas de millares de ciudadanos, que más parecían un comando de partidarios acérrimos del exterminio de niños que el partido que gobierna la nación.

El PSOE considera esta ILP como una propuesta "ultraderechista, cínica y mentirosa" que "esconde la ideología antiabortista". La diputada Laura Seara ha hecho hincapié en que detrás de esta iniciativa están "asociaciones ultracatólicas y ultraderechistas" que pretenden "atentar contra los derechos consolidados" en la democracia.

Seara reprobó y alertó de que con "el dinero público" el gobierno regional dirigido por Alberto Núñez Feijoo "quiere subvencionar" a este tipo de asociaciones, lo que, según los socialistas, que en su etapa de gobierno subvencionaban, entre otros, a grupos de persecución y represión lingüística, también implica recortes para servicios sociales.

Seara avisó de que la intención del PP, en base a las enmiendas presentadas por el PPdeG, dijo, es otorgar la misión de informar a las mujeres a este tipo de asociaciones, que cuestionan "el uso del preservativo, incluso para prevenir enfermedades".

La parlamentaria socialista puso de manifiesto que detrás de la iniciativa legislativa popular (aprobada en el primer periodo de sesiones de esta legislatura) "están los mismos que se oponen a la investigación de células madre y que consideran la homosexualidad una enfermedad".

Seara tachó la ILP de "cínica y mentirosa" puesto que "no hay un apoyo a las madres y mujeres", sino que sólo defienden una política antiabortista.

En este punto, defendió que "nunca hubo tanto apoyo" a este colectivo como en la actualidad por parte del Gobierno central y en los últimos cuatro años (en referencia al bipartito) y citó medidas como los 2.500 euros por hijo o el Plan de Saúde da Muller, elaborado por la anterior Xunta.

Laura Seara también pasó a la amenaza, práctica habitual de los socialistas duranrte su mandato en unión con el BNG, y advirtió de que el PSOE "hablará con quien haya que hablar para desenmascarar esta iniciativa".

La diputada consideró que "no es necesaria una red específica" como la que propone la iniciativa para este ámbito y censuró que el gobierno regional "concierte" con dinero público a estas asociaciones.

La parlamentaria subrayó que los socialistas "defienden la libertad y el derecho a decidir" sobre la maternidad y lo contrapuso con el "retroceso" que supondrá la aprobación de esta iniciativa, que se elaboró "a espaldas de la sociedad", añadió.

Entre otras peticiones, el PSOE reclama un plan abortista que además debe plantearse en gallego, el Plan de Saúde Sexual e Reproductiva, de acuerdo, poponen, con las estrategias que se marquen desde el Sistema Nacional de Salud.