La AVT denuncia ante el Vaticano a Monseñor Uriarte

La AVT denuncia ante el Vaticano a Monseñor Uriarte

«<a href="http://www.hazteoir.org/node/16108">Monseñor Uriarte equipara asesinatos de ETA y &quot;partidismos intolerables&quot; en su homilía sobre la paz</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/15897">El PP reprocha al obispo Uriarte que use &quot;eufemismos batasunos&quot; en su homilía</a>»
«<a href="http://www.hazteoir.org/node/17517">UPyD acusa al obispo Uriarte de &quot;cómplice moral&quot; con el terrorismo</a>»

El obispo de San Sebastián glosó el sufrimiento de los familiares de los etarras encarcelados y pidió diálogo con ETA.

REDACCION HO.- El obispo de San Sebastián, Juan María Uriarte, pidió diálogo con  ETA en el curso de su intervención en el Foro Nueva Economía y habló de lo que sufren los familiares de los convictos etarras encarcelados por haber cometido delitos.

Mons. Uriarte, al que Antonio Basagoiti calificó de "obstáculo para la paz", propuso también la reconciliación entre los asesinos nacionalistas y sus víctimas, y aclaró que esa reconciliación significa "impulsar el mutuo respeto" entre ambas partes.

El obispo afirmó que "una petición de perdón por parte de los agresores no sería operativa si resultara impuesta", y añadió:

"Oponiendo en el mismo plano a las víctimas y a los verdugos, e incluso preocupándose más por los asesinos de ETA que de intentar que pidan perdón, se da una referencia positiva de los terroristas".

La Asociación de Víctimas del Terrorismo acaba de pedir cita al Nuncio de Su santidad en España. Las víctimas del terrorismo, a las que el obispo de San Sebastián  ofende cada vez que tiene oportunidad, quieren hacer llegar su protesta hasta el Vaticano:

La Asociación Víctimas del Terrorismo solicita de forma urgente ser recibida por el Nuncio de Su Santidad en Madrid con el fin de transmitir al Santo Padre su más enérgica repulsa ante las declaraciones vertidas en el día de ayer por el Obispo de San Sebastián, Monseñor Uriarte.

La vergonzosa labor que una parte de la Iglesia Vasca está realizando en este sentido, encuentra uno de sus máximos exponentes en Monseñor Uriarte quien, disfrazando su defensa del entorno terrorista con eufemismos y una pretendida humanidad, no hace otra cosa que colocar a víctimas y verdugos en el mismo plano.

Así, según ha recogido la prensa, Uriarte habló de "reconciliación entre las «partes enfrentadas»" y consideró que quienes critican ese planteamiento tienen una "deficiente comprensión del término «reconciliación»" que «consiste en impulsar el mutuo respeto».

Tanto la pretensión de que el fenómeno del terrorismo en España sea una cuestión de "partes enfrentadas" como expresar el deseo de impulsar "el mutuo respeto", demuestra que Monseñor Uriarte no se posiciona de manera ambigua, sino claramente de parte del agresor terrorista.

Las víctimas del terrorismo siempre hemos mantenido escrupulosamente el respeto al Estado de Derecho y a sus normas y es basándose en esas normas como deseamos que se derrote al terrorismo. Es por eso por lo que consideramos que ni el asesinato, ni la amenaza, ni la extorsión son acciones que generen "respeto", ni con las que la sociedad deba "reconciliarse".

El mero hecho de que este tipo de teorías- que encierran en su interior una justificación de lo que no son más que actos criminales- provengan de figuras que deberían ser referentes morales, resulta especialmente dañino para la salud de los principios éticos en los que debe estar enraizada nuestra sociedad.