El PSOE no sustituirá a García-Calvo porque los magistrados "no son de nadie"

El PSOE no sustituirá a García-Calvo porque los magistrados "no son de nadie"

Mientras, Leguina augura que el Constitucional dictará la sentencia sobre el Estatuto catalán "en defensa del Gobierno".

REDACCIÓN HO, EFE, EUROPA PRESS, EL SIGLO, LA VANGUARDIA, LIBERTAD DIGITAL.- El portavoz del PSOE en el Congreso, José Antonio Alonso, ha señalado que los magistrados del TC "no son de nadie", sino que son juristas de prestigio elegidos según establece la Constitución, y ha advertido al PP de que la Carta Magna "debe respetarse siempre". Así lo señalado Alonso en rueda de prensa en la Cámara Baja, después de que la portavoz parlamentaria del PP, Soraya Sáenz de Santamaría haya anunciado que va a proponer "en breve" que se respeten los precedentes y se proceda a sustituir "cuánto antes" al magistrado del TC Roberto García-Calvo, fallecido el pasado domingo.

El PP pretende que la vacante que ha dejado García-Calvo se cubra, sin que ese relevo se vincule a la renovación pendiente en el alto tribunal, mientras que José Antonio Alonso ha insistido en que se debe aplicar la Constitución, que lo que marca es que hay que renovar el CGPJ y a los cuatro magistrados del TC.

La decisión sobre el Estatuto catalán y las convicciones de Leguina

En el trasfondo de toda esta cuestión está el fallo pendiente del Constitucional sobre el Estatuto catalán. La sentencia sobre el Estatuto de Cataluña que está preparando el alto Tribunal, y que aprueba en un primer borrador a Cataluña como una "nación", según se ha filtrado a los medios, será presentada en el mes de octubre. La Vanguardia afirma que el Tribunal habría informado de este hecho al Gobierno de forma confidencial y oficiosa. Además, cuenta que el Ejecutivo habría dado garantías a los firmantes de que el Estatuto continuaría aplicándose sea cual sea la sentencia.

Sin abandonar este tema, en un artículo en la revista El Siglo recogido por Europa Press, el ex diputado socialista y ex presidente de la Comunidad de Madrid Joaquín Leguina, considera que el Tribunal Constitucional pecó de "impresentable politización y sectarismo" con su decisión de avalar la disposición de la Ley Integral contra la Violencia de Género que en los casos de malos tratos fija penas más graves si el agresor es el hombre que si es la mujer. Leguina añade que la sentencia fue "dictada en defensa del Gobierno, único avalista político de esta ocurrente novedad penal" y se lamenta: "como la que nos espera, tal como están las cosas, a propósito del Estatuto catalán".