Fundación Vida exige coherencia a Zapatero sobre la legislación del aborto

Fundación Vida exige coherencia a Zapatero sobre la legislación del aborto

Ante las noticias sobre el próximo tratamiento de la ampliación de la ley del aborto en el Congreso, la Fundación Vida recuerda a Zapatero su palabra sobre el aborto y lo considera una oportunidad para demostrar su independencia.

REDACCIÓN HO.- El director de la Fundación Vida, Manuel Cruz, ha recordado al presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, sus palabras durante el debate de investidura sobre la Ley del Aborto y le instó a cumplirla. "El presidente se mostró satisfecho con la actual legislación y negó en el Parlamento que tuviera intención de cambiarla. Por eso, ahora le pedimos que no aproveche esta iniciativa para hacer uno de los juegos malabares a los que nos tiene acostumbrados", manifiesta.

Para Manuel Cruz, "estamos ante una gran oportunidad para que el presidente demuestre su independencia respecto a estos grupos, tal y como reflejaron las urnas y él mismo escenificó en la investidura, y demuestre que realmente está implicado en la defensa de la Igualdad y de la defensa de los más desfavorecidos, que, en realidad son los no nacidos".

Desde la Fundación Vida, se condena la iniciativa de "unos grupos parlamentarios totalmente radicales y contrarios a la vida, que, en lugar de preocuparse de los verdaderos problemas de los españoles, buscan otros y los agravan, con el único afán de ganar una notoriedad que los votos de los españoles no les ha dado".

La solución al aborto: más atención a la mujer embarazada

La Fundación recalcó que la solución "no es matar a una criatura inocente, y mucho menos permitir que sea algo corriente y legal, sino ayudar a esa madre a salir de la situación que le lleva a matar a su bebé. La solución es destinar medios para ayudar a estas mujeres a salir de su situación, a ver que puede arreglarse sin llegar a unos extremos tan perniciosos para ellas".

Manuel Cruz analizó que el aborto libre acaba siendo un problema de salud pública. "Si se permite que cualquier mujer pueda abortar por cualquier causa, se acabará usando como un método anticonceptivo más, cuando se trata de una intervención con un riesgo evidente para la paciente, tanto en la misma intervención, como, sobre todo, en el postoperatorio, con el síndrome postaborto en primer lugar. Permitir esto sería una verdadera irresponsabilidad de las autoridades".

Por último, la Fundación Vida indicó que se trata de un contrasentido que se quiera dar paso a una medida que se ha demostrado contraproducente en todos los estados en que se ha instaurado. "En todos los estados con interrupción del embarazo libre, el resultado es el envejecimiento de la población, incluso casos de crecimiento negativo. Así, en Cuba, el mismo Fidel Castro ha pedido ayuda al Vaticano para revertir el número de

abortos, y los líderes políticos han echado en cara a sus conciudadanos el abuso de esta medida. Los dos últimos han sido Rusia y la República Checa, que están tomando medidas para evitar que se acceda al aborto sin más por los problemas sociales que se derivan de éste".