El partido de Zapatero insiste en amenazar libertades fundamentales

El partido de Zapatero insiste en amenazar libertades fundamentales

"La intransigencia contra la Iglesia Católica anuncia la imposición del pensamiento único", afirma Profesionales por la Ética, tras los ataques del PSOE a la nota orientativa de los obispos ante el 9-M. También el catedrático de Filosofía del Derecho Ignacio Sánchez Cámara defiende el derecho de la Iglesia a opinar.

REDACCIÓN HO.-  La plataforma Profesionales por la Ética (PPE) ha salido al paso de los nuevos ataques del PSOE a la Iglesia, ahora ante la nota orientativa de los obispos con motivo de las elecciones del 9 de marzo, destacando que "nuevamente, el PSOE y sus aliados han mostrado su lado más intolerante al reaccionar de forma agresiva ante las propuestas públicas de la Iglesia católica. Estas asombrosas y desmedidas reacciones ante la expresión de los criterios morales de la jerarquía católica se iniciaron hace un mes tomando como pretexto una pacífica concentración eclesial a favor de la familia cristiana".

En un comunicado remitido a HO, PPE recuerda también los recientes ataques socialistas contra la jerarquía eclesiástica a raíz de los criterios morales expuestos por los obispos del sur  de España respecto a las próximas elecciones, ataques denunciados también por otros colectivos cívicos, como informó HO. Una reacción que, como añade PPE, "pusieron de manifiesto que los gobernantes socialistas de Andalucía no están dispuestos a admitir críticas. Sus reacciones, además, no se han limitado a las palabras: ya se ha anunciado que en esta Comunidad Autónoma no habrá capillas ni oratorios en los nuevos hospitales públicos".

Ataque contra una institución milneria, referente para la mayoría de los españoles

Ahora, con motivo de una nota emitida por la Conferencia Episcopal Española para orientar moralmente el voto de los católicos, la Ejecutiva del PSOE ha reaccionado con insultos a los juicios morales que los obispos brindan a nuestra comunidad. "Otra vez el partido en el poder rechaza de plano la propuesta de una institución milenaria, la Iglesia Católica, que constituye un referente para la mayoría de los ciudadanos y que en una sociedad democrática tiene pleno derecho a expresar públicamente sus propuestas para la mejora de la convivencia y la consecución del bien común", afirma PPE.

"A poco más de un mes de las elecciones generales, se repiten las evidencias de que una segunda legislatura protagonizada por el actual Presidente de Gobierno y sus socios recortará la libertad religiosa (excluyendo a los católicos de la vida pública e intentando relegar el hecho cristiano a la marginalidad), de conciencia (nadie podrá discrepar públicamente del pensamiento gubernamental) y de educación (con la consolidación de la asignatura Educación para la Ciudadanía, un instrumento de formación moral)", concluye la plataforma.

Sánchez Cámara: "el voto es una cuestión de relevancia moral"

Al igual que la plataforma Profesionales por la Ética, otros colectivos cívicos y voces sociales se han manifestado en defensa de la libertad de expresión de la Iglesia y de la coherencia de los obispos a la hora de ejercer su ministerio, tras los ataques recibidos por el PSOE a su nota de recomendaciones ante el 9-M. En opinión de Ignacio Sánchez Cámara, catedrático de Filosofía del Derecho, en una sociedad democrática la Conferencia Episcopal tiene, primero, derecho a opinar, segundo, ya lo ha hecho ante otros comicios electorales; tercero, puede incluso reclamar el voto para un partido; cuarto: se pronuncia sobre cuestiones morales.

"Se trata de una cuestión de relevancia moral. El derecho de voto lo es de forma destacada, porque afecta a cuestiones como derechos fundamentales o el bien común, como el derecho a la vida, la educación.... Es decir, cuestiones que nos afectan a todos y por tanto también a los católicos y a la Iglesia. Por loo tanto, no hay nada más natural que el que la Iglesia intente orientar en cuestiones que son decisivas para todos los católicos y los ciudadanos en general", manifiesta el catedrático en declaraciones a la COPE. Considera también Sánchez Cámara que la sociedad tiene derecho a escuchar juicios que parten de instituciones de relevancia y quien no los comparte debe tolerar que se emitan.