WCF: “El laicista necesita ver al creyente como alguien incapaz de razonar”

WCF: “El laicista necesita ver al creyente como alguien incapaz de razonar”

«<a href="http://congresomundial.es/2012/05/27/sesion-plenaria-libertad-religiosa/">Galería de fotos, AQUÍ</a>»
«Más vídeos en el interior y ponencias en el interior»

REDACCIÓN HO.- La denuncia de la persecución religiosa en todo el mundo ha presidido la segunda sesión plenaria de este domingo en el VI Congreso Mundial de Familias que concluirá esta noche en el Palacio de Congresos de Madrid.

El panel estaba presidido por Javier Menéndez Ros, director de Ayuda a la Iglesia Necesitada (vídeo en portada, ver resumen de ponencia adjunta), quien ha recordado que dos de cada tres personas que padecen persecución en el mundo son cristianas: “Doscientos millones de cristianos sufren persecución y ciento cincuenta millones, diversas formas de discriminación. Cuando no hay libertad religiosa, no hay libertad de ningún tipo”.

Menéndez Ros acusó a los medios de comunicación de cobardía y de “omisión culpable de los hechos condenables que están sucediendo en todo el mundo: es una omisión cobarde”.

Para el presidente de AIN, “defender la libertad religiosa no supone defender privilegio de religión alguna sobre otra ni privilegio de los creyentes sobre los que no lo son, sino defender el derecho del hombre para ligarse con un Dios, que es el fundamento de la verdadera cultura y de la auténtica paz”

El profesor Francisco José Contreras (ver ponencia adjunta) advirtió que “la libertad religiosa incluye el derecho a actuar e influir en la vida pública y denunció que el laicista necesita ver al creyente como alguien incapaz de razonar”.

Francisco J. Contreras señaló el origen de la inquietud que suscitan los creyentes: “Los cristianos somos los últimos que recordamos que es sagrada la vida de todo ser humano, cualquiera que sea su tamaño o su estado de salud; los últimos que recordamos que el matrimonio no puede ser otra cosa que la unión definitiva entre un hombre y una mujer. Entre un hombre y una mujer porque sólo ellos pueden procrear, y definitiva porque los hijos necesitan que sus padres permanezcan juntos: el niño necesita a ambos.”

El doctor Contreras rechazo el tratamiento de ciudadano de segunda que se destina a los cristianos: “Defender la libertad religiosa implica no dejarse tratar como un ciudadano de segunda: reclamar nuestro derecho a exponer nuestras opiniones morales y a intentar convencer de ellas a los demás, en pie de igualdad con los no creyentes. No permitir que se intente despachar como ‘convicciones religiosas que los creyentes deben guardarse para sí mismos’ argumentos racionales que sólo apelan a la naturaleza humana y al bien común de la sociedad: la necesidad de defender la vida del no nacido y el matrimonio tal como siempre fue entendido son cuestiones de razón natural, no cuestiones de fe. Recordar que todo el mundo tiene creencias, y que el hecho de que el ateo no suela ser consciente de ellas –habitualmente, los ateos creen no creer nada- no le da derecho a imponerlas so capa de ‘neutralidad’.”

Alan Sears, presidente de Alliance Defence Fund, ha recordado que la libertad “no es una concesión del Estado sino un don que Dios nos concede” y ha denunciado la campaña de hostigamiento de la administración Obama “y su decreto dictatorial que pretende obligar a proporcionar aborto a las instituciones de salud cristianas violando la conciencia y la fe”.

Paul Herzog Von Oldenburg ha destacado en su intervención los tres ámbitos en que se desarrolla la persecución religiosa: “Los países islámicos, los regímenes comunistas, especialmente el chino, y los estados seculares de apariencia democrática”:

“Los estados seculares están imponiendo una religión de Estado con leyes sobre el aborto, la eutanasia, las adopciones de las parejas homosexuales, los ‘matrimonios’ gay, la elección de sexo, en definitiva, la ideología de género, además del adoctrinamiento educativo”.

Para Von Oldenburg, “nuestra época es la más supuestamente intolerante, pero es la quen impone una nueva forma totalitaria, la dictadura del relativismo”.

El doctor Paige Patterson abordó la presencia de los símbolos religiosos en espacios públicos destacando que esa presencia es innegociable:

“Forman parte de la libertad religiosa en la medida en que esta presencia representa a sectores de la sociedad.”

---

 

  • Francisco José Contreras: Doctor en Derecho (Universidad de Sevilla, 1993).Catedrático de Filosofía del Derecho en la Universidad de Sevilla
  • Javier Menéndez Ros director de Ayuda a la Iglesia Necesitada (España )
  • Paul Herzog Von Oldenburg de la Sociedad Alemana para la Defensa de la Tradición, la Familia y la Propiedad y director de Pro Europa Christiana Federation (Bélgica)
  • Paige Patterson presidente del Southwestern Baptist Theological Seminary (EE.UU.)