El objetivo de DAV se mantiene: ABORTO CERO

El objetivo de DAV se mantiene: ABORTO CERO

«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/43753-gallardon-anuncia-tramitacion-reforma-ley-aborto">Gallardón anuncia la tramitación de la reforma de la ley del aborto</a>»

Derecho a Vivir considera que es preciso legislar protegiendo la vida del concebido y la maternidad y eliminando los resquicios legales que han propiciado la sangría social de más de un millón de muertos.

Aunque el objetivo de Derecho a Vivir es la erradicación absoluta del aborto, hay que valorar que por primera vez la legislación sobre aborto en España pueda cambiarse para que sea más restrictiva y no más permisiva.

 

MIÉRCOLES, 18 DE ENERO DE 2012.- El anuncio del Ministro de Justicia sobre la modificación de la legislación sobre aborto en España es acogido con cautela por Derecho a Vivir. Aunque se reconoce que es bueno que el Gobierno tome cartas en el asunto, se reclama una mayor concreción en las palabras de Alberto Ruiz Gallardón.

A juicio de Gádor Joya, coordinadora de la plataforma en defensa de la vida humana, «el anuncio del ministro de Justicia, en principio, es una buena noticia, en la medida en que, por ejemplo, se apuesta por rehabilitar la patria potestad violentada por la actual ley y que se anuncia que la guía de dicha reforma será la jurisprudencia del Tribunal Constitucional. Sin embargo, la propuesta aún es muy vaga e inconcreta, por lo que estaremos muy atentos a lo que suceda, pues no renunciamos a nuestro objetivo fundamental que es la derogación total del aborto».

«La referencia a la jurisprudencia del Tribunal Constitucional sólo se puede entender en un sentido, y es la derogación del sistema de plazos que establece la actual ley, que fue aprobada, sin consenso y de espaldas al clamor social, científico y jurídico», añade Joya.

 

Prudencia por la actitud del PP

La expectación y reserva de un juicio definitivo sobre el anuncio de reforma que defiende Derecho a Vivir se basa, en buena medida, en las diferentes caras que el PP ha mostrado durante la tramitación de la actual ley y la pasada campaña electoral: unas veces haciendo gestos hacia el ideal posible de la derogación total del aborto y otras alejándose mucho. En todo caso, siempre de manera insuficiente.

Durante la tramitación de la ley actual, el PP se opuso en buena medida a la ley, con la elaboración de un voto particular contrario en algunas materias, aunque no suficiente; algunos de sus más destacados dirigentes apoyaron las Marchas por la Vida y otras manifestaciones ciudadanas impulsadas por Derecho a Vivir y otras organizaciones cívicas, así como realizaron declaraciones referidas al derecho a la vida y a la doctrina del Tribunal Constitucional sobre la materia.

Sin embargo, la actitud del partido en el Gobierno en el periodo electoral, distó mucho de ser unívoca y clara, pues se empezó hablando de derogación de la ley y, a medida que se fue concretando el programa electoral, el tenor de las declaraciones varió considerablemente, hasta el punto de que algunos de los dirigentes que se habían manifestado en una línea más defensora de la vida terminaron por plegarse al lenguaje críptico y oscurantista sobre la materia.

 

Un nuevo escenario

Llegado a este punto, la doctora en Medicina y pediatra, Gádor Joya, considera que es preciso legislar «protegiendo la vida del concebido y amparando y protegiendo la maternidad» como punto de partida ineludible.

«Hemos tenido una ley previa con coladeros tremendos que permitían de hecho el aborto libre y que potenciaba el exterminio de seres humanos a través de la eugenesia, contrariando la doctrina del TC. El Gobierno anterior consolidó el fraude de ley que se realizaba desde 1985», señala Joya, «provocando una sangría social de más de un millón de muertos».

«El Gobierno tiene una oportunidad de oro para cambiar eso», subraya la coordinadora de Derecho a Vivir. Una oportunidad para que por primera vez en nuestra reciente historia, «la democracia española daría un paso adelante a favor del derecho a la vida, en vez de favorecer el horror abortista».

Gádor Joya muestra su convencimiento de que «los gobiernos que legislen a favor del derecho a la vida contribuirán al progreso y desarrollo de nuestra sociedad y tendrán a los españoles a su lado».