El lobby homosexual proyecta su intolerancia y presiona al Palacio de Congresos contra el VI WCF

El lobby homosexual proyecta su intolerancia y presiona al Palacio de Congresos contra el VI WCF

«<a href="http://congresomundial.es/inscripciones/">¡Participa en el WCF Madrid 2012!</a> I<a href="http://congresomundial.es/inscripciones/" target="_blank"> </a><a href="http://congresomundial.es/patrocinadores/haz-un-donativo/" target="_blank">Haz un d

MADRID, 22 DE MAYO DE 2012.- «Antes o después tenía que pasar. A tres días de empezar el VI Congreso Mundial de las Familias, los próceres de la dictadura de lo políticamente correcto han hecho su aparición en escena para acusarnos de “incitar al odio” e insultarnos, por el mero hecho de que no pensamos como ellos», explica Ignacio Arsuaga, director del Comité Local Organizador del WCF tras conocer los intentos por parte de los grupos de presión homosexualistas para impedir la celebración del VI Congreso Mundial de Famiilas.

En concreto, la presencia de personalidades como monseñor Reig Plà, o el político italiano Rocco Butiglione, ha despertado su ira. Izquierda Unida acusa de violentos, de odiar e incitar al odio. Dicen que somos «homófobos» y tachan  a los organizadores de "impresentables”, también porque uno de los ponentes del WCF es Richard Cohen, el autor de Comprender y sanar la homosexualidad,libro del que se oculta de manera sistemática que dedica un capítulo a “combartir” la homofobia.

Ignacio Arsuaga denuncia que la conducta de estos grupos es siempre la misma: «Primero acusan de inexistentes delitos. Luego delatan. Y por último señalan, fijan la diana para pasar a la acción con la intención de recortar las libertades».

En el caso del Congreso Mundial de Familias, estos son los hechos:

En el portal Universo Gay nos llaman excluyentes porque dicen que «el Congreso Mundial de Familias excluye a las familias homoparentales y fomenta la idea de que la homosexualidad es una enfermedad». Y añade que «el Congreso Mundial de Familias entrará en el ámbito del machismo de la mano de Hazte Oír, ofreciendo “soluciones prácticas para mantener a la familia unida”, atacando la posibilidad de divorciarse». 

La presidenta de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB), Boti García Rodrigo, se ha sumado a este aquelarre totalitario y nos acusa de violentos y aun de criminales, al asegurar: «Hay cosas que son inadmisibles. Estas acciones no caben dentro de la libertad de expresión. Son acciones que representan la mecha que enciende los crímenes de odio. La homofobia mata y la homofobia hace sufrir a la minoría LGTB. Nos parece de todo punto inadmisible y condenable».

En el mismo portal de noticias sobre el movimiento homosexual, Universo Gay, se reconocen presiones al Palacio de Congresos de Madrid «pidiendo explicaciones del motivo por el que un centro público dependiente del Ministerio de Industria, Turismo y Comercio permite que personajes homófobos como el obispo de Alcalá de Henares o el escritor Richard Cohen defiendan, en un centro público, que la homosexualidad es curable».

Arsuaga advierte que  «el Congreso Mundial de Familias no ha nacido para esconderse. Y por eso mismo no van a conseguir que nos callemos. Podrán señalarnos y patalear, pero será inútil».