"El Gobierno atribuye falsamente la bajada de abortos a la PDD"

"El Gobierno atribuye falsamente la bajada de abortos a la PDD"

DAV exige conocer los datos pormenorizados y que el Gobierno aporte argumentos científicos y estadísticos que permitan establecer una relación causa efecto entre el consumo de la PDD y la reducción de abortos.

MADRID, 13 DE DICIEMBRE DE 2010.- La ministra de Sanidad, Leire Pajín, presume hoy de un descenso en el número de aborto “por primera vez en la historia desde que se tienen datos”. Cifras que supuestamente se han hecho públicas hoy, pero que aún no han sido puestas a disposición de la opinión pública, al menos a través de la página web del Ministerio y que ocultan de forma descarada la incidencia de la venta libre y sin receta de la PDD y, por tanto, sus efectos abortivos. 

La portavoz de Derecho a Vivir (DAV), la doctora Gádor Joya, ha señalado que “se repiten las contradicciones y lagunas” en los datos y que ya fueron filtrados a la cadena SER hace exactamente dos meses, en los que se reconocía que la propia estadística del Ministerio no es fiable, pues no recoge todos los abortos que se producen. 

“Por una parte, la entonces titular de Sanidad, Trinidad Jiménez, reconoció la existencia de abortos fuera de la ley, y por tanto fuera de la estadística oficial. Por otro, el aumento exponencial del consumo de la PDD no hace sino sumar más muertes por método químico a la estadística del aborto quirúrgico”, expone Joya quien pide a la nueva responsable de Sanidad que demuestre con estudios científicos que existe “una relación entre la liberalización de la venta de la píldora abortiva y la disminución del número de abortos quirúrgicos”.  

Gádor Joya ha reiterado que es necesario conocer la estadística completa, porque “se nos vende un descenso en las chicas de 19 años, el hecho es que, de 1998 a 2008, la tasa de aborto de adolescentes menores de 18 años ha pasado del 5,71 al 13,48 por mil. Datos que la ministra esconde y que demuestran el fracaso de las políticas públicas de educación sexual”.

Por otra parte, Gádor Joya subraya que “al margen de las cifras, no se puede pasar por alto la intensa movilización ciudadana durante 2009 sobre el aborto y su regulación. La información científica y la pedagogía cívica sobre la realidad del aborto y sus consecuencias será, a la larga, la única política verdaderamente eficaz para reducir el número de embarazos imprevistos y el número de abortos”.