El Gobierno aprueba el proyecto de la Ley 'Gran Hermano' de Igualdad

El Gobierno aprueba el proyecto de la Ley 'Gran Hermano' de Igualdad

Un nuevo instrumento liberticida y de control; un misil en la línea de flotación de la escuela concertada.

REDACCIÓN HO.- El proyecto de llamada ley de Igualdad de Trato (Ley de Igualdad y no Discriminación) aprobado hoy en Consejo de Ministros es el penúltimo instrumento liberticida y de control que el Gobierno socialista quiere poner en marcha como parte del proyecto de reingeniería social que viene desarrollando desde 2004.

Así lo entiende el presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, que ha señalado que “con esta norma, que bien podemos llamar Ley “Gran Hermano”, se reinstaura en España el delito de opinión y el ideológico, cercenando la libertad de expresión y laminando la protección de los derechos de los ciudadanos”.

En especial, “esta ley es un misil en la línea de flotación de la escuela concertada, al excluir de ‘cualquier forma de financiación pública’ a aquellos centros que no sigan el dogma progrelaicista conculcando así el artículo 27 de la Constitución Española que propugna que los poderes públicos han de garantizar el derecho de los padres a elegir la educación de sus hijos”, subraya Arsuaga.

Esta nueva ley “define formas de discriminación hasta ahora inexistentes, soslaya la presunción de inocencia y señala penas ayunas de fundamento, desproporcionadas y arbitrarias”, considera Arsuaga.

HazteOir.org tiene muy avanzado un exhaustivo informe en el que se señalan los peligros del articulado que se pretende aprobar y que será presentado en las próximas horas. Estos son algunos de los rasgos fundamentales que se reflejan en el estudio preliminar:

  • Es una ley amenazante y preventiva, que no busca tanto perseguir la discriminación como amedrentar a los ciudadanos que no siguen el pensamiento progrelacista oficial.
  • Es una ley agresiva que busca introducir de una manera aún más intensa la ideología de género en todos los ambientes, tachando de perverso todo aquello que no se alinee en ese sentido.
  • Es una ley “gran hermano” que tata de regular, hasta el detalle, la vida pública, pero también el ámbito privado, de las relaciones personales.
  • Es una ley liberticida, que busca el fin de la iniciativa social en materia educativa y que machaca la posibilidad de mayores opciones de elección de los padres en el ámbito educativo.
  • Es una ley que reinstaura el delito de opinión, haciendo especial hincapié en el control de los contenidos de los medios de comunicación.
  • Es una ley igualitarista, que no busca la igualdad de oportunidades sino la uniformización y la eliminación de la pluralidad.
  • Es una ley basada en la presunción de culpabilidad, siendo la parte demandada por cuestión de discriminación sobre quien recae la carga de la prueba.
  • Es una ley ineficiente, que crea numerosos organismos burocráticos y prevé cuantiosas subvenciones de dudosa utilidad, más en un contexto de crisis.

Esta ley viene casi a completar “el ciclo adoctrinador y liberticida que ha desarrollado el PSOE más radical desde su llegada al poder en 2004, que pretender ser rematado, antes de su más que probable desalojo del poder, junto a la prevista ley de eutanasia”, expone Arsuaga.