DAV exige a Pajín que explique el fracaso en la prevención de enfermedades sexuales

DAV exige a Pajín que explique el fracaso en la prevención de enfermedades sexuales

La ministra anuncia nuevas campañas de prevención, preocupada por la población homosexual.

REDACCIÓN HO.- La ministra de Sanidad, Leire Pajín, ha desligado el fenómeno de la promiscuidad sexual y la píldora del día después que se impulsa desde el Gobierno del hecho cierto y ratificado del aumento de las enfermedades de transmisión sexual.

Sin embargo, la ministra no ofrece ni una sola explicación sobre este preocupante aumento, que, según denuncia la portavoz de Derecho a Vivir, la doctora Gádor Joya, “es mucho mayor de lo que se conoce, puesto que sólo son cuatro las enfermedades de registro obligatorio”.

El Ministerio de Sanidad establece que sólo es obligatorio comunicar los casos de sífilis, gonococia, virus de inmunodeficiencia humana (VIH) y hepatitis, “mientras que otras muchas enfermedades de transmisión sexual (ETS) no están registradas como el herpes genital o el virus del papiloma humano”, explica Joya.

La portavoz de Derecho a Vivir cree necesario que la ministra explique con claridad las razones del aumento tan significativo de la incidencia de las ETS en concreto en la población homosexual, al tiempo que se muestra expectante ante el anuncio de nuevas campañas de prevención.

“Ya que ha reconocido el fracaso, estamos deseando saber si, por fin y después de 17 años, el Ministerio va a promocionar la estrategia de promover la abstinencia como único método seguro de prevención, la fidelidad, y, en último lugar el uso del preservativo (estrategia ABC) publicada por la prestigiosa revista científica The Lancet en 1994 y que se ha demostrado como la única efectiva para frenar las ETS”.

Por último, Gádor Joya, añade: “Lo que es claro, y las cifras así lo demuestran, es que por culpa de las campañas engañosas, la población española (sobre todo los adolescentes) ha pasado de una manera muy significativa de un riesgo nulo, a un riesgo bajo y de ahí a un riesgo alto por la promiscuidad y el adelanto en la edad de tener relaciones sexuales”.