DAV: «Matar a un hijo en España hoy es más rápido y barato que operarse de cadera»

DAV: «Matar a un hijo en España hoy es más rápido y barato que operarse de cadera»

«<a href="http://www.hazteoir.org/noticia/45527-sanidad-menciona-posibilidad-retirar-aborto-prestaciones-ss">Sanidad menciona “la posibilidad” de retirar el aborto de las prestaciones de la SS</a>»

MADRID, 27 DE ABRIL DE 2012.- Según ha anunciado la patronal de la industria del aborto (ACAI), el ministerio de Sanidad le habría anunciado en una reunión que se plantea sacar de la cartera de servicios sanitarios básicos el aborto al considerar que la muerte cruel y violenta de seres humanos en el vientre materno “no es una prioridad” para el Ejecutivo.

La portavoz de Derecho a Vivir, Gádor Joya, considera que «en la semana en que se anuncian importantes recortes en Sanidad, es escandaloso que al aborto no se le haya retirado ni un sólo céntimo de su financiación, aún cuando sabemos que además muchos de ellos se realizan de manera ilegal».

Gádor Joya subraya que en la que los españoles hemos conocido el recorte sanitario en prestaciones básicas, «es aún más inmoral comprobar que un anciano que se fractura una cadera tenga que pagar parte del tratamiento y aguantar listas de espera, mientras que quien pide abortar no tenga lista de espera ni la obligación de desembolsar un solo céntimo por acabar con la vida de su hijo».

«Matar a un hijo en España hoy es más rápido y barato que operarse de cadera», enfatiza la doctora.

«No comprendemos ni aceptamos que se siga beneficiando a la industria del aborto a costa de la caja común, mientras se impone para todos esfuerzos notablísimos en gasto sanitarioۚ», añade Joya.

Además, en el orden económico, dadas las circunstancias, Joya recuerda que «el Estado ahorraría unos 57 millones y medio de euros cada año (115.000 abortos, a 500 euros de media), lo cual no es una cifra despreciable».

Derecho a Vivir pide una reunión urgente a Ana Mato para solicitar la retirada del aborto de la cartera de servicios sanitarios. «Es cuando menos, sintomático, que la ministra de Sanidad dé prioridad a escuchar la voz de la patronal del aborto», lamenta la portavoz de Derecho a Vivir.