DAV: La ley de 'Muerte Digna' abrirá la puerta a casos como el de Eluana Englaro

DAV: La ley de 'Muerte Digna' abrirá la puerta a casos como el de Eluana Englaro

 "Aunque compartimos con el PP que es innecesaria, es incoherente con su respaldando la Ley andaluza; la iniciativa de UPN de cambiar de nombre al proyecto de ley es bienintencionada, aunque ineficaz", señala Gádor Joya.

MADRID, 09 DE FEBRERO DE 2011.- La portavoz de Derecho a Vivir (DAV), la doctora Gádor Joya, advierte de que la moción sobre “muerte digna” aprobada este martes en el Congreso “no servirá para evitar prácticas eutanásicas como la del caso de Eluana Englaro”, la joven italiana a quien su padre retiró la sonda alimenticia cuando estaba en estado vegetativo persistente pero no terminal tras un accidente, provocando su muerte por deshidratacionTras la moción aprobada este martes en el Congreso, el proyecto de ley pasará a llamarse “De Cuidados Paliativos y Condiciones Dignas en el proceso de Muerte”, en vez de “Ley de Muerte Digna”.

Gádor Joya reitera que “España no necesita una ley de muerte digna y cuidados paliativos como la que el Gobierno pretende impulsar. La Ley de Autonomía del Paciente, actualmente, vigente, y el Código de Deontología Médica resuelven los dilemas éticos sobre la dignidad del paciente”.

La doctora Joya añade que la iniciativa del diputado Carlos Salvador (UPN) para cambiar el nombre del proyecto de ley que prepara el Gobierno  y dejar sentado que, en ningún caso, la nueva norma creará un “derecho a la eutanasia” es “bienintencionada, aunque me temo que ineficaz, ya que, como se ha demostrado con la ley andaluza de muerte digna (en la que el Gobierno dice que va a inspirarse), nada impedirá que, al amparo del concepto de muerte digna, se acojan prácticas eutanásicas ante las que los médicos no podrán hacer valer su criterio profesional y se convertirán en unos simples subalternos de la voluntad de familiares y pacientes”.

La portavoz DAV señala que “es la letra pequeña del proyecto de ley lo que habrá que mirar con lupa, porque si el Gobierno va a seguir el modelo andaluz, está claro que abrirá la puerta a la práctica de la eutanasia y a que casos como el de Eluana Englaro se conviertan en habituales, algo que en España, con la actual Ley de Autonomía del Paciente, es impensable”.

La doctora Joya comenta también que la oposición del PP al proyecto “está bien fundamentada, desde el punto de vista científico y jurídico, pero es incoherente con lo que hicieron en el Parlamento de Andalucía, donde respaldaron Ley autonómica de Muerte Digna”.

La portavoz dijo que DAV comparte con el portavoz popular en el Congreso, Santiago Cervera, “la idea de que no es necesaria una Ley de muerte digna”. “La actual Ley de Autonomía del Paciente y el Código Deontológico de los médicos”, dijo la doctora Joya, “permiten discernir con criterios científicos y éticos los límites del derecho a la vida y los del ensañamiento terapéutico”. 

“Hasta aquí, nada que objetar a la posición del PP; el problema es que el PP votó sí en Andalucía a la Ley de Muerte Digna y tuvo una actuación inconsistente, al introducir enmiendas sobre la objeción de conciencia de los médicos. Pero si hay que introducir garantías a la objeción de conciencia, entonces, es que asume que las prácticas que la Ley regula son contrarias a la ética profesional”, explicó Gádor Joya.

La portavoz anuncia asimismo que los expertos de DAV pedirán a los portavoces de UPN y PP reuniones para exponerles los criterios científicos y bioéticos ante la nueva ofensiva legal del Gobierno para seguir recortando el derecho a la vida en España.

Recursos informativos: