Plataformas pacifistas defienden la Constitución como garantía de la paz

Plataformas pacifistas defienden la Constitución como garantía de la paz

El Foro de Ermua, Basta Ya, Covite, la Fundación para la Libertad y Ciudadanía y Libertad, defendieron ayer la Carta Magna como "garantía" de la paz, durante la Fiesta de la Constitución organizada por estos colectivos en Vitoria, a la que se adhirió la Plataforma Rosas Blancas por la Dignidad. El filósofo Fernando Savater afirmó que la paz "debe ser la Constitución" y que "lo demás" es "imposición y sumisión a la locura sanguinaria" de ETA.

REDACCIÓN HO.- El presidente del Foro de Ermua, Mikel Buesa, defendió durante su intervención que "la paz es la Constitución". "Cuando decimos esto, lo hacemos con la plena conciencia de que en la Constitución se plasman los valores de libertad, igualdad y justicia, sin los cuales no puede existir una verdadera paz", aseveró.

Por su parte, en representación de Basta Ya, Fernando Savater destacó, en la misma línea, que "la paz debe ser la Constitución, que es la victoria de todos". En este sentido, precisó que "lo demás" es "imposición y sumisión a la locura sanguinaria de unos pocos" o al "oportunismo de quienes pretenden aprovecharse de esa herencia de pánico".

"Queremos la paz, pero la paz no puede ser nunca mera ausencia de violencia, sino que debe ser presencia y vigencia de la Constitución, sin coacciones, extorsiones ni amenazas", afirmó el filósofo.  Savater aseguró que están dispuestos a "aceptar como conciudadanos a cuantos se acojan a la norma constitucional", pero no "a suspender ni un solo día nuestro derecho de ciudadanos para complacer a los chantajistas del terror que quieren reinventar el país como precio a renunciar a sus desmanes".

Los colectivos que participaron en el acto destacaron que "el cumplimiento de las reglas garantiza la libertad de los ciudadanos y la convivencia en paz". "El cumplimiento de las leyes implica necesariamente lealtad y confianza mutuas. La paz se alcanza cuando aceptemos regirnos exclusivamente por la Ley, es decir, cuando se aceptan las reglas básicas de la convivencia democrática", concluyeron.