Mobbing contra profesores de Religión

Mobbing contra profesores de Religión

Sindicatos y gobiernos regionales atentan contra la legislación educativa y contra la libertad religiosa.

REDACCIÓN HO Y ZENIT.- Los profesores de Religión siguen viviendo situaciones difíciles, acosados por quienes no están dispuestos a mostrar otra cara que la intolerancia y el radicalismo. En esta ocasión las agresiones lo son por partida doble, en Aragón y Canarias.

Profesores de Religión de las islas Canarias acusan al sindicato de Interinos y Sustitutos de Canarias (Insucan) de acoso. Los representantes del sindicato Insucan han reclamado en repetidas ocasiones que a los profesores de Religión no se les reconozca su experiencia de cara a las oposiciones, como sucede con el resto de enseñantes.

El Tribunal Supremo ha resuelto en diversas oportunidades (es el caso, entre otras, de una sentencia de 25 de septiembre de 2006 y el de otra sentencia de 17 de julio de 2006) que en las pruebas de selección del profesorado ha de valorarse como mérito la experiencia en la impartición de la asignatura de Religión, en las mismas condiciones y con idéntico baremo que la experiencia como docente de cualquier otra materia.

Ante ese intento de Insucan, algunos profesores de Religión han recurrido al Defensor del Profesor del sindicato ANPE para denunciar los hechos. En declaraciones a la prensa canaria, los profesores de Religión señalan:

Insucan enfrenta a unos trabajadores con otros, transmitiendo que los docentes de Religión les quitan la plaza a interinos y sustitutos, porque si no se contabilizara la experiencia, seguirían manteniendo sus puestos. Una cosa es no estar de acuerdo con que la Religión tenga un espacio dentro de los centros educativos y otra atacar a los profesionales. Eso es impropio de un sindicato.

Recurriendo a procedimientos que, como mínimo, podrían ser calificados de irregulares y dudosamente democráticos, Insucan llegó a publicar en su página web los nombres de los docentes de Religión que, a su entender, han impedido que interinos y sustitutos obtengan sus plazas. Los afectados recurrirán a la Agencia Estatal de Protección de Datos.

En Aragón, 250 profesores de Religión han hecho saber a través del periódico Heraldo de Aragón que el gobierno regional está arrinconando poco a poco a la asignatura "con el objetivo final de hacerla desaparecer".

Los profesores aragoneses denuncian el progresivo recorte de horas lectivas que están sufriendo en sus contratos desde hace nueve años, cuando el Gobierno aragonés se hizo cargo de las competencias de Educación.

La  Asociación Profesional de Profesores de Religión en Centros Estatales de Aragón (Apprece) considera que se trata de una medida "injusta e injustificada", por lo que algunos de sus afiliados han decidido recurrir a la vía judicial.

En dos ocasiones la administración de Justicia ha dado la razón a los profesores de Religión aragoneses, obligando a la Diputación General de Aragón a respetar el contrato original y a pagarles el dinero que han dejado de cobrar en sus nóminas desde septiembre. Para los próximos meses están señalados otros nueve juicios.

El presidente del sindicato Apprece, José María Guardia, ha denunciado el trato que están recibiendo:

Tanto la asignatura como los docentes de religión reciben un trato discriminatorio por parte de la administración, que está abocando a muchos docentes a plantearse la opción de abandonar su puesto.

Según datos del Arzobispado de Zaragoza, más de 113.593 alumnos estudian la asignatura de Religión católica en colegios e institutos de la comunidad, lo que representa el 71,54 por ciento de los estudiantes.