Las estrellas de Hollywood expresan abiertamente su compromiso con el pensamiento católico

Las estrellas de Hollywood expresan abiertamente su compromiso con el pensamiento católico

Hollywood está cambiando... y para bien. Nicole Kidman, Mel Gibson, Sylvester Stallone, Juliette Binoche, Martin Sheen, Jim Caviezel, Jon Voigth. A todos nos suenan sus nombres, hemos visto algunas de sus películas; algunas de ellas, incluso, son violentas o moralmente cuestionables. Pero sus corazones han mirado a Cristo, y su cine, cada vez más, poco a poco. Son actores de Hollywood y son católicos.

nicoleKidman.jpgLANACION.ES, Carlos Esteban / EPOCA24h, Belén Ester Casas y Álvaro de Juana.- De sobra es por todos conocido que los cineastas judíos como Woody Allen, Steven Spielberg o Barbara Streisand, entre otros, llevan a gala su religión y su fe en todas sus películas. Que Hollywood es judío es algo que se sabe desde siempre, desde el sistema de estudios de los años 30 y 40, cuando los grandes magnates de la industria pertenecían a la religión hebraica.

Por eso, seguramente, para acallar este secreto a voces, son precisamente los directores judíos anteriormente citados los que menos premios se han llevado por parte de la Academia y los que más vapuleados han sido.  Y por eso precisamente cada vez que un actor, director o productor sale diciendo que es católico, la noticia se convierte en notición y corre como la pólvora porque en Hollywood más que en ningún otro sitio, quien dice que es católico va contracorriente. Los casos más destacables de los últimos años han sido, seguramente, el de Mel Gibson que se cayó del caballo a lo San Pablo y a poco de su conversión realizó y dirigió La Pasión de Cristo, y Nicole Kidman, que después de haber pertenecido a la cienciología por deseo de su ex marido, Tom Cruise, se abrazó a la Iglesia Católica donde ha sido bautizada y recibe catequesis con asiduidad según sus propias palabras.

Del ring al Vaticano

El último en convertirse, que se sepa, ha sido Mark Whalberg, (The shooter, The italian job) que a sus 35 se encuentra en el mejor momento de su carrera, un éxito el suyo, que tal y como él mismo ha dicho "va de la mano con su reencuentro con Dios a través de la Eucaristía". Toma ya.

En declaraciones al periódico alemán Frankfurter Allgemeinen, aseguró haber dejado atrás su pasado "macarra" en donde vendió drogas y se metía en violentas peleas porque ha retomado su fe católica. Ahora asiste a la misa dominical y "si es necesario -afirma- interrumpo la filmación, pero no dejo de ir a Misa. Es mucho más importante que el trabajo". Para el actor, la fe es "consuelo, sentido, todo" y por ella reconoce que se ha arrepentido de haber herido a muchas personas en su vida, "a quienes he pedido frecuentemente que me perdonen", y trata de evitar "nuevas faltas y pecados". El actor asegura que quiere ayudar a los jóvenes "para que no recorran el camino que recorrí yo durante mi juventud", a través de su fundación The Mark Wahlberg Youth Foundation.

stallone.jpgQue el Espíritu Santo sopla en los lugares más insospechados es algo de lo que puede dar fe Sylvester Stallone, que asegura haber redescubierto a Dios porque "no importa el pasado. Si miras a Dios, puedes renacer".
El actor, que ahora lleva a gala la fe que perdió de joven, afirma que para él su última película, Rocky Balboa, "ha sido guiado por la mano de Dios" donde, por ejemplo, el boxeador unos segundos antes de volver a saltar a un cuadrilátero escucha unas palabras de la Sagrada Escritura, lo que la aporta una gran fortaleza de espíritu. "Rocky perdona. No es amargo. Siempre pone la otra mejilla. Es como si toda su vida la pusiera al servicio de los demás", prosigue. Incluso afirma que "la película va sobre la redención; la redención no sólo de Balboa, sino del propio Stallone".

El actor afirmó haberse sentido "seducido por todas las tentaciones de Hollywood" en un artículo publicado en el "San Francisco Chronicle". Ahora, dice disfrutar de un matrimonio estable y de una relación con Jesucristo completamente distinta. "Cuanto más voy a la iglesia y más profundizo en mi creencia en Jesús y escucho su Palabra, a la vez que dejo que su mano me guíe, siento cómo me libero de mis presiones", confesaba. Y, haciendo una curiosa definición, añadió que "la iglesia es el gimnasio del alma".

Aunque el caso Jim Caviezel es distinto, pues él no ha pasado por un proceso de conversión, no deja de ser un claro caso de católico comprometido, pues se niega a filmar escenas de sexo o cualquier otro proyecto que contravenga su fe. Alter ego de Mel Gibson en La Pasión de Cristo, el actor nunca ha tenido pelos en la lengua a la hora de hablar de su fe, y por todos es sabido que durante el rodaje del film, Caviezel comulgaba diariamente y tenía un guía espiritual.

binoche_im.jpgLa actriz francesa más hollywoodiense de todas, Juliette Binoche, que siempre ha defendido en público la importancia de la espiritualidad, ha reflexionado abiertamente hace unos meses sobre su fe: "El primer ejemplo cristiano que recuerdo es el de mi madre, de origen polaco. De mis colegios católicos guardo un buen recuerdo, el cristianismo que encontré allí era realmente ecuménico", explica.

En la adolescencia descubrió la comunidad ecuménica de Taizé: "Yo estudiaba en un colegio religioso que organizaba fines de semana allí. Fue una revelación, uno de los grandes momentos de alegría de mi vida, llegábamos de todos los lugares del mundo para rezar y cantar". Binoche asegura que en el evangelio de san Juan ha descubierto "un pozo de luz" en el cual se sumerge regularmente: "Este evangelio es una mina, sobre todo el prólogo, un abismo que exprime el misterio del Verbo hecho carne.

El hecho de que Cristo sea divino y humano, que sea el puente, que tome todos los colores de lo humano para llevar nos a lo divino, ¡es algo tan grande!" , sostiene.  La actriz, con una carrera plagada de premios, hace algo más de un año volvió a sorprender con su interpretación en "Mary", del director norteamericano Abel Ferrara, donde interpreta a una actriz que rueda una película sobre María Magdalena y queda conmovida espiritualmente.

jon.jpgUn caso especialmente querido es el del actor Jon Voigth, que se convirtió hace sólo un año al protagonizar la película coproducida por el Grupo Intereconomía, Juan Pablo II. El actor afirmó que el proceso de interiorización que tuvo que hacer sobre la figura del Santo Padre le sensibilizó profundamente gracias a lo cual se convirtió al Catolicismo.

Y otro de los casos que también llaman la atención es del sexagenario Ramón Estévez, más conocido en Hollywood como Martín Sheen, el actor de origen hispano-irlandés y raíces católicas, protagonista de "Apocalypse Now" que desde hace años afirma convencido "una de las mejores maneras de valorar la fe es redescubrirla después de haberla perdido".

En una entrevista concedida al programa Raíces y tradiciones de la cadena televisiva italiana Raiuno, Martin Sheen (que tomó su apellido artístico del obispo norteamericano mons. Fulton J. Sheen), confesó con sinceridad cómo redescubrió la fe.

En dicha entrevista afirmó que espera ser "la misma persona en misa, en una manifestación de protesta, ante una cámara o ante mi mujer, mis hijos, mi comunidad o en mi trabajo de voluntariado". Sheen, que volvio a la fe en 1981 cuando vivía en París, aseguró que todo empezó mientras rodaba en Filipinas "Apocalypse Now", donde estuvo gravemente enfermo, a punto de morir. "Tuve una crisis de conciencia y al mismo tiempo de identidad. No sabía ya quién era, a dónde me dirigía, no sabía ya nada. Bebía, fumaba, me comportaba mal... una vida de verdad inútil. Llamé a un sacerdote y recibí la extremaunción. Era el 5 de marzo de 1977. Estaba muriendo. Pero yo considero aquel día como el día de mi renacimiento. Me acerqué de nuevo a los sacramentos, volví a ir a Misa, pero iba con miedo: Dios me había golpeado y podía golpearme de nuevo si no me portaba bien. Y esto siguió durante varios meses hasta que un día me dije: ¿No hay amor, no hay alegría, no hay libertad en todo esto?". Y afirma que su vuelta definitiva al Catolicismo vino de la novela Los hermanos Karamafov: "me costó una semana acabarlo, no podía dejar de leer. Aquel libro fue derecho a mi corazón, a mi alma. Así volví al catolicismo".

Martín Sheen viaja por todo el mundo y acude siempre a misa, allá donde esté, y explica, "apenas empieza la misa y el Crucifijo se acerca por la nave central, pienso: Conozco a este hombre, es también mi redentor, también me pertenece".

Cadena de oración hollywoodiense

Que Hollywood es cada vez más cristiano no sólo lo sabemos por las conversiones de importantes figuras dentro del cine, sino por la reciente creación de estudios dentro de estudios centrados en la producción de películas, series y documentales de esta temática -véase el caso Fox, Warner o Sony-, y porque la taquilla se ha rendido a los pies de La Pasión de Cristo, Las Crónicas de Narnia o Natividad, en sólo cuatro años. Esta tendencia cobra ahora forma de oración porque se ha creado una Red de Oración por Hollywood (sus siglas en inglés son HPN), una iniciativa que pide que los cristianos de todo el mundo recen por este lugar de encanto y leyendas del que pueden salir mensajes muy beneficiosos para todo el que vaya al cine.

Concretamente, los responsables de HPN aconsejan que se dedique tiempo para orar por los cristianos que trabajan en este barrio de Los Ángeles, al sur del estado de California, de tal forma que puedan ser embajadores de la belleza, la verdad y la gracia. "Oren por los cristianos de todo el mundo para que vean como un campo de misión el área que abarca el 90028", señala Karen Covell, fundadora y directora de HPN en referencia al código postal de Hollywood.

Desde HPN también se pide que se rece "por los famosos, para que puedan tener conocimiento de cuan alto y profundo es el amor de Cristo por ellos y puedan tomar una decisión al respecto".

mel_gibson.jpgPor si esto fuera poco, la red de oración por la industria cinematográfica más grande del mundo ha puesto a disposición del pueblo cristiano una pulsera unisex con el lema 290028 y ha lanzado una página web en la conocida comunidad virtual mySpace. Todo ello para que los cristianos comiencen a ver a Hollywood como "el campo misionero de mayor influencia".

Karen Covell ha explicado que "Hollywood es el asiento de la influencia global y HPN quiere retar a la Iglesia a que se una en oración por la gente y los proyectos que acontecen en esta industria. Creemos que orar por Hollywood tendrá un impacto eterno". Algo que  ya están consiguiendo, porque son cientos las personas que semana tras semana se unen a esta cadena de oración y rezan por este barrio estadounidense.

En www.myspace.com/hollywoodprayernetwork se pueden leer algunos de sus comentarios. Desde Sydney (Australia) Lize comenta que "he estado rezando por Hollywood durante mucho tiempo y me encuentro emocionada al saber que existe una organización con tales fines a la cual puedo unirme"; de esta forma  "podremos ver un renacimiento en Hollywood". Una nueva vida que "creemos debe comenzar con el rezo", aseguran los responsables de la red de oración.

Sin embargo, la iniciativa no sólo persigue que los cristianos de todo el mundo recen por Hollywood, sino también los que están especialmente vinculados a esta industria, es decir, los que realizan su trabajo allí mismo. "Si vamos a ver el cambio de la gente, uno por uno, se debe comenzar con el amor de Jesús y los rezos de sus personas", señalan.

El compromiso de la red de oración por Hollywood se basa en alcanzar a tres grupos de personas: en el primero se encuentran los cristianos que viven fuera de Hollywood y quieren conocer cómo Dios actúa entre los platós de rodaje; por otro lado, también pertenecen a esta división los que quieren ayudar a que los profesionales del cine le conozcan un poco más.

En el segundo grupo están inmersos los profesionales de medios de comunicación cristianos y todos aquellos que permiten el funcionamiento de la industria. Y, en tercer lugar, aquellos trabajadores en medios de comunicación en Hollywood que aún no conocen el amor y el Evangelio salvavidas de Jesucristo y sólo pueden encontrarlo a través del rezo. 

Unión de las iglesias

"Sólo el rezo puede unir a individuos, iglesias y organizaciones a través del mundo para reconocer Hollywood como un campo de misión", manifiestan los organizadores, quienes no han rehusado el apoyo de distintas iglesias y asociaciones con el fin de sustentar el proyecto HPN: la Iglesia católica, protestante o baptista son algunas de ellas. De todo ello da buena cuenta su página web, www.hollywoodprayernetwork.org.

La Red de Oración por Hollywood también tiene un plan estratégico a seguir para llevar a cabo esta labor y facilitar a sus miembros el trabajo. "Conectamos a intercesores fuera de Hollywood con profesionales de medios de la ciudad como compañeros de rezo, de modo que recen por cada cristiano trabajador en la industria y exista un intercesor en cada país", explican los organizadores quienes, además, indican que existen en estos momentos ya más de 400 intercesores.

Otra de las estrategias a seguir es la "organización de acontecimientos de rezo que movilizan a cientos de cristianos para orar". Un ejemplo de ello es la Fiesta Nacional de tarde de Rezo en la Televisión CBS y el Desayuno de Rezo de Medios de comunicación Nacional en noviembre para cerca de mil personas, entre ellas las denominadas por HPN "guerreros del rezo" y los profesionales de la industria.

Por otro lado, "ofrecemos el llamado Equipo de Rezo de Incógnito, que organiza a "guerreros del rezo" en el mundo entero para orar por cualquier trabajador de los distintos medios de comunicación de Hollywood, famosos y miembros de nuestra comunidad que aún no conocen a Dios. Les animamos y facilitamos los datos de este equipo por correo electrónico", informa HPN. Y, por si esto fuera poco, HPN ha desarrollado un amplio merchandising: pegatinas adhesivas, pancartas, camisetas, y otros objetos. En definitiva, esto es Hollywood o, mejor dicho, el nuevo Hollywood.

Ansias por lo espiritual

Una reciente encuesta realizada en EE.UU. ha revelado que 128 millones de adultos dicen asistir a un servicio religioso al menos una vez al mes. Y es a esa misma cifra, nada despreciable, a la que Hollywood ha echado el ojo y quiere fidelizar para sus películas. Y es que muchos opinan de forma similar a un realizador cristiano que afirmó, en una revista muy conocida en EE.UU., que en la actualidad la religión en Hollywood ocupa el lugar que ocupó el sexo en los 50: "está ahí aunque no sea obvio", manifestó.

Hoy en día existen diversas producciones menores que van dirigidas a este tipo de público. Y para aupar aún más esta nueva tendencia del cine cristiano y con valores, se ha creado el Círculo Espiritual del Cine, un servicio a modo de vídeo club por suscripción que ofrece este tipo de producciones a todo aquel que lo solicite.

Wingclips.com es otra muestra del ansia de Hollywood por lo espiritual.  Por sólo 12 dólares al mes se puede acceder a través de este servicio a numerosos clips de películas que ilustren las doctrinas del cristianismo.