Claves del texto aprobado por el Consejo de Europa

Claves del texto aprobado por el Consejo de Europa

<a href="http://assembly.coe.int/ASP/APFeaturesManager/defaultArtSiteView.asp?ID=950">«Texto aprobado por el Consejo de Europa»</a>

REDACCIÓN HO.- En la Europa del aborto y la eutanasia, en la que muchos gobiernos socialistas y supuestamente conservadores se entregan a una orgía de destrucción de vidas humanas, el Consejo de Europa ha aprobado hoy una resolución que consagra el derecho a vivir y a la libertad de conciencia y da con ello una sonora bofetada a las posiciones abortistas y de restricción de libertades propugnadas por el lobby abortista internacional y sus servidores más fieles, los partidos socialistas.

Contra la manipulación de la ciencia y la medicina

Lo que ha sucedido con esta propuesta es un hecho histórico en los anales del Consejo de Europa porque vuelve del revés el informe McCafferty de implantar una suerte de aborto obligatorio en todos los países para reafirmar el valor fundamental de la conciencia humana y la libertad y posicionarse contra los intentos de manipulación ideológica en la ciencia y la medicina.

Los puntos más destacados del texto que ha salido hoy del Consejo de Europa son:

  • Se defiende y promueve el derecho del personal sanitario a la objeción de conciencia.
  • Se aplica no sólo a médicos sino a todo el personal médico involucrado directa o indirectamente en cualquier acto o procedimiento del aborto, la eutanasia, etc.
  • Es de aplicación no sólo a los individuos sino también a las instituciones, hospitales y clínicas, tanto privados como públicos. Así, un hospital, como institución, podrá declararse objetor al aborto.
  • Protege contra la discriminación y la presión contra el objetor de personal interno.

Entre las enmiendas más destacadas aprobadas hoy figura la 83, de especial relevancia para los profesionales de la sanidad que defienden la vida:

"Ningún hospital, institución o persona puede estar sujeto a presiones, ni se le puede hacer responsable por negarse a realizar, permitir o ayudar a un aborto involuntario o inducido o una eutanasia, ni por negarse a realizar cualquier intervención que pueda provocar la muerte del feto o embrión."