Austin Ruse, presidente del Instituto Católico para los DDHH: ''Pretendo conseguir que la ONU sea irrelevante en cuestiones soci

Austin Ruse, presidente del Instituto Católico para los DDHH: ''Pretendo conseguir que la ONU sea irrelevante en cuestiones soci

Archivado en:

Defiende la vida, la familia y el matrimonio en las Naciones Unidas (NNUU), lugar privilegiado de la agenda abortista, feminista y homosexual. ¿Su objetivo? "Conseguir que NNUU sea irrelevante en cuestiones sociales". Considera que ha sido el lobby ?radical? quien ha tomado las agencias y organismos de la ONU para imponer una agenda social para la que -en su fundación- no tenía competencias. El semanario ALBA publica esta entrevista que, por su interés, reproducimos a continuación.

ALBA, Por Luis Losada Pescador.- Metodista convertido al catolicismo. Periodista reconvertido en activista. Este es Austin Ruse, presidente del Instituto del Instituto Católico para los Derechos Humanos (C-fam, por sus siglas en inglés), el gran lobby?católico en Naciones Unidas, la punta de lanza frente a una agenda social que califica de "radical". Además, aclara que la carta fundacional de la ONU no tenía competencias para tratar materia social, que debería ser materia de la soberanía de los Estados. "La ONU se creó por razones de seguridad y defensa no para marcar la agenda social".

Por eso, su objetivo no es conseguir que los católicos ganen peso en NNUU para contrarrestar a feministas, abortistas y lobby 'rosa', sino conseguir que NNUU sea "irrelevante" en materia social. "Si los europeos considerarais NNUU tan irrelevante como hacemos los americanos nos iría mucho mejor". Y más: "No creo en la legitimidad de NNUU para plantear determinados temas; en realidad creo que hay muy pocas instituciones internacionales con legitimidad, por ejemplo, la Iglesia católica". Americano 100%. Prejuicios, cero. Así que ya puestos, censura el "dogma" de Al Gore sobre el calentamiento global y la jurisdicción universal española para delitos de lesa humanidad. "Está basada en nada", sentencia.

Mientras se produce la 'voladura' política de NNUU, toca hacer lobby. Y no es fácil. "Hemos tratado de excluir el aborto, pero hemos fracasado?. Así que el escenario es el siguiente: "Ellos no tienen los votos para hacer lo que quieran, pero nosotros tampoco". Un ejemplo: el lobby abortista fracasó en El Cairo (1994) tratando de conseguir que el aborto fuera considerado un derecho sexual y reproductivo. Cinco años más tarde, lo volvieron a llevar a Pekín. Y volvieron a fracasar. "Lo intentaron y perdieron".

El apoyo al aborto en la ONU, insostenible

Conclusión: aunque la propaganda insista, "no existe un solo documento de NNUU que señale que los derechos sexuales y reproductivos incluyen el aborto", advierte Ruse.

Y más: muchas de las resoluciones a las que se apelan como si fuera derecho internacional son no vinculantes. Fue lo que ocurrió recientemente con el fallo de la Corte Constitucional colombiana que despenalizó el aborto en Colombia: apelaron a documentos no vinculantes como si se tratara de derecho internacional. Pero también en Estados Unidos la Corte Suprema apeló a un documento de la Unión Europea para declarar la 'sodomía homosexual' como un derecho constitucional. "Jamás había ocurrido; incluso llegaron a citar la Convención de los Derechos del Niño que Estados Unidos ni siquiera ha firmado".

Movilización

¿Qué se puede hacer? "Ponemos palos en las ruedas, pero no se puede hacer mucho". Entre ese algo, se incluye la posibilidad de enviar un ?nforme en la sombra denunciando los hechos ante la ONU. "Hay que intentarlo", señala Ruse, aunque es consciente de que probablemente el informe sea evaluado por un comité "que te odia". Por intentarlo que no quede. Al fin y al cabo, Nicaragua, El Salvador y Costa Rica se han enfrentado a las ONGs proabortistas y al Banco Mundial ?y tampoco les ha pasado nada?, señala el presidente de C-fam.

Y todo ello con unos medios de comunicación que en un 90% -según Ruse- son proaborto y prohomosexualidad. ¿Por qué hay tan poca presencia de los católicos?, le preguntamos. "Los conservadores son gente que se dedica a montar una familia o un negocio, no al gobierno; es la izquierda la que nunca pierde el tiempo para contarle a cada hombre qué es lo que debe hacer". Así de claro. Así que su objetivo no es ganar poder ni conseguir realizar propuestas ?positivas?, sino adelgazar el gobierno. Ruse es de esos liberales americanos que creen que el poder pervierte. Por eso reconoce que "jamás" enviará a su recién nacida hija a una escuela pública "para que la adoctrinen?"

Su desconfianza se extiende también a la administración Bush. La propuesta de reforma de NNUU formulada por el presidente americano "casi sólo se centra en asuntos económicos", sostiene el presidente de C-fam. "Gastan mal y no saben en qué; literalmente no pueden enseñar los libros de contabilidad, están totalmente desorganizados y ha habido multitud de escándalos mucho peores que el tristemente famoso programa de Petróleo por Alimentos".

Estados Unidos debe implicarse más

Ruse comparte estas críticas, pero censura que la administración Bush no haya podido "o no haya querido" meterse en asuntos de políticas públicas. "Un país aislado, aunque sean los Estados Unidos no puede doblegar la voluntad de NNUU", insiste. Otro ejemplo: USA paga UNICEF y decide quién es su presidente, "pero no la controla". "Existe un acuerdo institucional de arriba  a abajo en practicar una política radical; es como si una especie de Ethos hubiera tomado el poder con diferentes actores", señala.

También recuerda que la administración Bush ha seguido financiando a la internacional abortera IPPF con 250 millones de euros anuales a los que habría que sumar el millón de euros recibidos por las feministas aborteras y muy poco creyentes Católicas por el Derecho a Decidir? de parte de la Fundación Ford. Por cierto, que Ruse relata que tras años de negación de que IPPF financiara abortos, su presidente ha sido fichado por una ONG abortista. Casualidad. Pura casualidad.

¿Conclusión? Bush no ha destacado por ser un beligerante provida. Pero incluso cuando lo ha sido, su posición ha terminado siendo perjudicial. Es el caso del debate sobre el aborto selectivo de las niñas. La posición norteamericana movilizó a los países hispanoamericanos en contra. "Así que la próxima vez les vamos a pedir que nos ayuden con su silencio", concluye.

¿Por qué tanta presión con el aborto? "Naciones Unidas está obsesionada con el aborto", responde. Por supuesto, por razones geoestratégicas descritas en el informe Kissinger de 1973. "Rockefeller tiene miedo a que los países asiáticos se rebelen, se radicalicen e impidan que nos llevemos sus recursos naturales". La realidad sin embargo hoy es la inversa. El problema planteado por los neomalthusianos ?señala- ya no existe; el problema hoy es como mantenemos la sociedad del bienestar con una población envejecida. ¿Entonces? "Quieren acabar con las enseñanzas de la Iglesia sobre moral sexual", concluye Ruse.

El frente católico: Juan Pablo II y Renato Martino

A pesar de que la Iglesia ?como la ONU- no tiene fuerza coercitiva, el peso de la Santa Sede en NNUU es clave. "Si no fuera por la coalición de países y ONGs profamilia y provida impulsada por Juan Pablo II el Grande, el aborto sería hoy un derecho humano y se habría reconocido el 'derecho' al 'matrimonio' homosexual", señala el presidente de C-fam.

La batalla la inicia Juan Pablo II ante la Conferencia Internacional sobre Población y Desarrollo (El Cairo, 1994). Consiguió aglutinar a países católicos y musulmanes contra la consideración del aborto como un medio de planificación familiar. Su brazo derecho fue Mons. Renato Martino, 14 años Nuncio de SS el Papa ante NNUU. "Martino ha sido un batallador de a pie de calle, de los que te los encontrabas en el cuerpo a cuerpo", apunta Ruse.

Este es el 'frente católico'. Tan débil como el mini-Estado vaticano. Tan fuerte como la fuerza de su convencimiento moral. Quizás por eso algunos delegados han sido expulsados al ser vistos hablando con miembros de la delegación de la Santa Sede. Y quizás por esa fortaleza moral, el lobby? feminista, abortista y prohomosexual presiona para que la Santa Sede pierda su estatus como observador en Naciones Unidas.

Para poder comentar esta noticia debes estar registrado en la comunidad HO o haber iniciado sesión.

HazteOir.org

es una comunidad de ciudadanos activos que busca promover la participación de los ciudadanos en la política

EL MOVIMIENTO HO LO FORMAN

445.385

ciudadanos activos

1.850.944