CitizenGO pide a los candidatos por el “Frente NOS” Juan José Gómez Centurión y Cynthia Hotton que apuesten por la vida y la familia

CitizenGO pide a los candidatos por el “Frente NOS” Juan José Gómez Centurión y Cynthia Hotton que apuesten por la vida y la familia

BUENOS AIRES, 4 DE JULIO DE 2019.- Este miércoles, 3 de julio, la plataforma internacional CitizenGO ha propuesto a los candidatos a Presidente y Vicepresidente por el “Frente NOS”, Juan José Gómez Centurión y Cynthia Hotton del “Manifiesto por la Vida y la Familia” durante una conferencia organizada por “CuidarLaVida.Org” en el marco del ciclo “Conozca a sus candidatos ProVIDA”. 

- Álbum de fotos del evento en el siguiente enlace

Al finalizar la conferencia tanto Gómez Centurión como Hotton firmaron el Manifiesto. Esta petición, llevada a cabo por CitizenGO forma parte de una campaña online de recogida de firmas donde se pide a los candidatos que se comprometan con 12 principios:  

Los candidatos se comprometen a cumplir y hacer cumplir a los Ministros y funcionarios que dependan de ellos el siguiente “Manifiesto por la Vida y la Familia”:

- Defensa y protección de la vida desde la concepción hasta la muerte natural. Implica adoptar una postura activa para impedir y/o limitar cualquier iniciativa, política, social, económica, educativa o de cualquier otra índole, contraria a estos principios. También el no votar y/o vetar si llegase a presentarse el caso, cualquier ley que atente contra el derecho a la vida desde la concepción, incluyendo el aborto en cualquier de sus etapas, la manipulación de embriones, la eutanasia, etc.

- Derogar y hacer derogar los protocolos para la mal llamada interrupción “legal” del embarazo. 

- Elaborar políticas públicas transversales de ayuda y acompañamiento a la mujer embarazada y a la maternidad, con especial foco en aquellas que se encuentran con un embarazo inesperado y en condiciones socioeconómicas adversas y/o de vulnerabilidad.

- Garantizar la protección a la niñez. Trabajar por erradicar la pobreza, la desnutrición, el trabajo infantil, y todo tipo de manipulación ideológica de la niñez durante su educación, salvaguardando el derecho y deber primario de los padres en la educación de sus hijos.

- Garantizar por ley una educación libre de ideología y/o perspectiva de género. Que se respete el derecho a los padres a educar a sus hijos según sus valores y se garantice que los colegios eduquen de acuerdo a su ideario institucional.  

- Garantizar por ley que se prohiba la entrada en los colegios e institutos, sin la autorización expresa de los padres, de grupos, asociaciones y profesionales ajenos a la comunidad educativa que impartan contenidos en materia de valores, ideología y contenidos afectivo-sexuales contrarios a los principios morales de las familias y al Ideario institucional del centro educativo.

- Coadyuvar al desarrollo de la familia formada por el matrimonio entre hombre y mujer, como célula básica de la sociedad. Derogando las leyes que igualan otras uniones al matrimonio entre hombre y mujer. 

- Crear un Ministerio de la Familia anclado en los principios antedichos, y de aquellos que le dieron ser a nuestra Nación. 

- Derogar todas aquellas leyes que atentan contra los principios ya señalados, y que hayan sido impulsadas con objetivos ideológicos.

- Incentivar la promulgación de leyes que suplanten las derogadas, y que busquen dar una respuesta concreta a los problemas reales que afectan a la Nación.

- Suprimir las subvenciones a organizaciones abortistas, “feministas” y “LGTB” dirigidas a difundir o adoctrinar en favor del aborto, de la ideología de género, de la dictadura del relativismo y de la “cultura de la muerte” en general. 

- Defender y promover los valores tradicionales y fundacionales de la Patria así como también la Ley Natural, cuyo origen está en Dios, fuente de toda razón y justicia, y que nunca pueden quedar sometida a la voluntad de mayorías populares, parlamentarias o de otro tipo. Los valores de carácter absoluto que hacen a la dignidad de la persona y al bien común no pueden estar sujetos al debate y al voto, pues son inmutables.