Entregan 131.004 firmas en la embajada de Nigeria de la capital mexicana y de otros 6 países pidiendo libertad para una niña cristiana

Entregan 131.004 firmas en la embajada de Nigeria de la capital mexicana y de otros 6 países pidiendo libertad para una niña cristiana

CITIZENGO DENUNCIA EN CIUDAD DE MÉXICO LA PERSECUCIÓN QUE VIVEN LOS CRISTIANOS EN EL PAÍS AFRICANO


CIUDAD DE MÉXICO, 8 DE SEPTIEMBRE DE 2018. Miembros de la organización internacional CitizenGO yde la Comisión Mexicana de Derechos Humanos han entregado este viernes en la embajada de Nigeria en México las más de 131.000 firmas de ciudadanos de numerosos países que piden al presidente de ese país, Muhammadu Buhari, que actúe de forma eficaz para liberar a la joven Leah Sharibu.


Se adjunta imagen de los representantes de las dos organizaciones minutos antes de la entrega de firmas en la embajada de Nigeria en México.


La acción ha formado parte de la campaña #FreedomForSharibu y se ha desarrollado también este viernes en España, Argentina, Inglaterra, Francia, Polonia y Kenia para recordar que Leah se ha negado a renunciar a su fe cristiana y por ese motivo el grupo terrorista islámico Boko Haram la mantiene en cautiverio mientras ha liberado a sus compañeras.


La iniciativa #FreedomForSharibu de CitizenGO, que se ha difundido en África, América, Asia y Europa, puede verse aquí.


Hoy hace 200 días que se encuentra secuestrada por el grupo terrorista islámico Boko Haram. El resto de las niñas que fueron secuestradas han sido liberadas, pero Leah sigue en sus manos por no haber renunciado a su fe”, ha manifestado el representante de CitizenGO en México.


La persecución de cristianos en Nigeria


En la petición los firmantes solicitan al dirigente africano Muhammadu Buhari que haga todo lo posible para que se libere a Leah Sharibu yle piden también que “se comprometa a poner fin a la persecución de tantos inocentes cristianos de Nigeria”.


Leah Sharibu tenía 14 años cuando los yihadistasla secuestraron junto a más de un centenar de niñasde la escuela en Dapchi, población situada al noreste de Nigeria. Cinco de ellas murieron y el resto fueron liberadas más tarde, después de que sus padres se comprometieron a no llevarlas más a la escuela. Sin embargo, Boko Haram se negó a liberar a Leah, ya que la pequeña prefirió mantenerse firme en su fe cristiana cuando los terroristas pretendieron obligarle a abjurar de Cristo.


“Después de más de siete meses de secuestro, la esperanza de los padres de la jóven se va agotando”, ha detallado Moreno. “El presidente MuhammaduBuhari ha asegurado en Twitter que hará todo lo posible para recuperar a Leah. Le hemos querido dar todos estos mensajes que le recuerden ese compromiso y le obliguen a ponerse en marcha para conseguirlo”.