HazteOir.org denuncia maniobras dilatorias de la Fiscalía para prorrogar un año el caso del #HOBus y convertirlo en una causa general

HazteOir.org denuncia maniobras dilatorias de la Fiscalía para prorrogar un año el caso del #HOBus y convertirlo en una causa general

La instrucción contra el vehículo que denuncia el adoctrinamiento de género en la educación se inició el pasado 1 de marzo a partir de una denuncia de la Fiscalía. En condiciones normales, la instrucción debería finalizar el 1 de agosto, es decir a los se
El 1 de marzo el Juzgado adoptó también como medida cautelar la prohibición de circulación del autobús, medida que ya ha sido revocada por un Auto de la Audiencia Provincial de Madrid que afirmaba que el mensaje no implicaba "atentado a la juventud y la i

Madrid, 3 de agosto de 2017.-HazteOir.org denuncia maniobras dilatorias de la Fiscalía para prorrogar un año el caso del #HOBus y convertirlo en una causa general. La asociación ha presentado recurso ante el Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid que ha acordado declarar ‘compleja’ la causa contra el #HOBus.

 

Dado que la instrucción se inició el pasado 1 de marzo, el plazo normal debería finalizar el próximo 1 de agosto, cuando se cumplan seis meses. A juicio del presidente de HazteOir.org, Ignacio Arsuaga, “seis meses son más que suficientes para dirimir si el lema del #HOBus ha incurrido o no en un delito y abrir juicio oral o, por el contrario, procede el archivo de la causa”.

 

Este mismo Juzgado de Instrucción número 3 de Madrid es el que dictó el pasado 1 de marzo, como medida cautelar, la prohibición de circulación del autobús, medida que ha sido revocada recientemente por un Auto de la Audiencia Provincial de Madrid que afirma que el mensaje no implicaba "atentado a la juventud y la infancia". Textualmente, el Auto afirma, sobre los mensajes del #HOBus, que “no pudiendo considerarse un atentado a la juventud y a la infancia, que una asociación legalmente constituida pueda dirigirse a los padres-en general- y a quienes la Constitución garantiza el derecho a formar a sus hijos de acuerdo con sus propias convicciones (art.27.3 CE) con mensajes como: ‘No permitas que manipulen a tus hijos en el colegio. Infórmate con el libro que no quieren que leas’. Admitir la persecución de ideas que molestan a algunos o bastantes, no es democrático, supone apoyar una visión sesgada del poder político como instrumento para imponer una filosofía que tiende a sustituir la antigua teocracia por una nueva ideocracia”.

 

El Auto completo de la Audiencia Provincial de Madrid se puede leer aquí.

 

El recurso presentado ahora por HazteOir.org contra la decisión del Juzgado de Instrucción número 3 que declara “compleja” la causa contra el #HOBus afirma que la instrucción “es bien sencilla, pues una vez constatado el texto que aparecía en el autobús sólo queda por determinar si tal contenido reúne apariencia de delito o no”.

“Responsabilidad única del Ministerio Fiscal”

 

HazteOir.org sostiene que el retraso de la instrucción es “responsabilidad única del Ministerio Fiscal” a través de maniobras dilatorias como la reiteración de la práctica de pruebas redundantes o la petición de informes irrelevantes para los hechos concretos que se juzgan.

 

Para la representación letrada de la asociación, se está produciendo una “desnaturalización de la instrucción y conversión en una causa general”, práctica prohibida por la Constitución.

 

Para ello, lejos de centrarse en si el lema del autobús incurrió en delito, la Fiscalía está pidiendo información sobre si el vehículo pasó por delante de algún colegio (extremo desmentido por la unidad de Diversidad de la Policía Municipal) o si se repartió el libro ‘¿Sabes lo que quieren enseñarle a tu hijo en el colegio? Las leyes de adoctrinamiento sexual’.

 

Del mismo modo, HazteOir.org denuncia como “inasumible desde la perspectiva de un estado constitucional de derecho” que se haya solicitado un informe sobre “si se produjo algún altercado o incidencia en su recorrido y las intervenciones policiales en su caso, así como informe sobre la conflictividad social provocada por las actividades de la entidad HazteOir.org”.

 

La asociación defiende que lo que tal informe pretende es hacer una investigación o pesquisa policial sobre todas sus actividades, “intentando criminalizar así sus opciones ideológicas”.

 

Respecto a los altercados, HazteOir.org defiende que “lo importante no es si hubo altercados, sino quién fue el responsable”, más aún cuando en los que ha habido “el agresor ha sido siempre el mismo (supuestos miembros del colectivo LGTBI) y el agredido y vilipendiado siempre también el mismo (el autobús o los miembros de HazteOir.org)”.

 

Del mismo modo, el escrito presentado por la asociación, considera improcedente que la Fiscalía reclame otro informe sobre “comentarios hechos en las redes sociales que pudieran incitar a la violencia o la discriminación (…) como consecuencia de la campaña de Hazteoir.org”.

En este caso, la defensa enfatiza que se trataría de una prueba que “sólo tiende a contaminar con prejuicios la instrucción, pues es imposible dilucidar si cualquier comentario supuestamente homófobo o contra el colectivo LGTBI tiene su causa en la campaña de HazteOir.org o no”.

 

Falta de legitimación formal de la prórroga de las actuaciones

 

HazteOir.org sostiene que en ningún caso, concurren las circunstancias tasadas por la Ley de Enjuiciamiento Criminal (art. 324) para acordar la declaración de “causa compleja” que habiliten una prórroga en el plazo normal instructor de seis meses.

 

En concreto, esta instrucción no recae sobre “grupos u organizaciones criminales”; no trata de “numerosos hechos punibles”; no involucra a “gran cantidad de investigados o víctimas”; no requiere pruebas que impliquen “el examen de abundante documentación o complicados análisis”; ni son necesarias “actuaciones en el extranjero”; ni precisa la “revisión de la gestión de personas jurídico-privadas o públicas”; ni, por supuesto, se trata de un caso relacionado con “un delito de terrorismo”.

 

“Parece absurdo mantener abiertas unas actuaciones que están entorpeciendo gravemente el fin social de mi representada, y que al final, por la vía de los hechos, está limitando la libertad de acción y expresión de una asociación que tiene por objeto defender determinados principios”, sostiene el escrito de HazteOir.org, en el que también se indica que “mantener vivas las actuaciones está atentando al principio mismo de la democracia, el pluralismo.

 

Ignacio Arsuaga, presidente de HazteOir.org, considera que posponer la decisión sobre si los mensajes del #HOBus constituyen o no un delito “no tiene ningún sentido. Los hechos son claros y están a la vista de todo el mundo”. Y añade: “Prefiero no pensar que hay intención de abrir una causa general contra el autobús y sus mensajes simplemente porque a la clase política no le gustan”.





PARA MÁS INFORMACIÓN

Prensa de HazteOir.org

prensa@hazteoir.org

(34) 617203086