La diputada del PP Lourdes Méndez lamenta la "injusticia" de una reforma de mínimos sobre el aborto

La diputada del PP Lourdes Méndez lamenta la "injusticia" de una reforma de mínimos sobre el aborto

Como presidenta de la Comisión de Discapacidad en el Congreso lamenta la discriminación que contempla la ley
«Ahora se puede abortar a una persona con discapacidad hasta los nueve meses. Son niños que ya son viables pero que, ahora mismo, se pueden abortar»

Como presidenta de la Comisión de Discapacidad en el Congreso lamenta la discriminación que contempla la ley: «ahora se puede abortar a una persona con discapacidad hasta los nueve meses. Son niños que ya son viables pero que, ahora mismo, se pueden abortar».

REDACCIÓN HO.- La diputada popular Lourdes Méndez Monasterio, ha mostrado este martes su decepción por la aprobación en esta cámara de la microrreforma de la Ley del Aborto. Como presidenta de la Comisión de Discapacidad en el Congreso ha subrayado concretamente la «injusticia» que, a su juicio, supone que el texto no elimine la discriminación a las personas con discapacidad.

«Me hubiera gustado que no existiera esa discriminación hacia las personas con discapacidad que existe con la ley actual -ha expresado- ahora se puede abortar a una persona con discapacidad hasta los nueve meses. Son niños que ya son viables pero que, ahora mismo, se pueden abortar».

Así lo ha declarado durante un desayuno informativo organizado por FSC Inserta bajo el título 'La voz de la discapacidad en el Parlamento', en el que también han participado el vicepresidente de la Fundación ONCE, Alberto Durán; la comisionada de los CERMI autonómicos, Teresa Palahí; la directora del área de Programas de FSC Inserta, Ana Pilar Cruz y el director de Comunicación de Servimedia, Arturo San Román. 

Méndez Monasterio, quien es una de las diputadas del Partido Popular que la semana pasada se negaron a apoyar por insuficiente la reforma propuesta por su grupo parlamentario a instancias del Gobierno de Mariano Rajoy, añadía que «ahora mismo no se está cumpliendo la recomendación de la ONU de que no exista esa discriminación. Por lo tanto, siempre que exista, a mí me parece que es claramente injusto; las personas con discapacidad no pueden ser discriminadas, ni puede trasladarse el mensaje de que tienen menos derecho a vivir que cualquier otra persona».