Catalá desprecia como «matices u opiniones personales» lo que hasta hace poco era la posición provida del PP

Catalá desprecia como «matices u opiniones personales» lo que hasta hace poco era la posición provida del PP

Se muestra convencido de la "solidez" del PP para lograr hoy en el Congreso la aprobación de la microrreforma del aborto
Una vez despreciados y olvidados los fundamentales contenidos del recurso del PP ante el TC
Los diputados provida del PP vuelven a subrayar la incoherencia, anunciando que no apoyarán la reforma.

Convencido de la "solidez" del PP para lograr hoy en el Congreso la aprobación de la microrreforma del aborto. Los diputados coherentes del PP rescatan valores y memoria al indicar que no lo apoyarán.

REDACCIÓN HO.- «Ya ha habido un proceso de elaboración en las que algún diputado puede tener una posición personal, pero el grupo parlamentario mantiene los proyecto compartidos y en ese equilibrio entre lo individual y lo colectivo en el grupo parlamentario popular hay absoluta coherencia y solidez», ha indicado el titular de Justicia, Rafael Catalá, en una entrevista en RNE, a raíz de votación este jueves en el Congreso de la reforma de mínimos de la legislación del aborto, con la que el PP ha reducido su compromiso de legislar por la vida y derogar la Ley Aído al mero requisito de exigir el consentimiento paterno a las menores antes de un aborto. Al menos cinco diputados del PP que ya han anunciado que no votarán o se posicionarán en contra de esta reforma parcial porque la consideran insuficiente. 

Catalá se ha mostrado «seguro de que (esa actitud) es lo que va a suceder en esta votación a lo largo de toda la legislatura en la que ha habido tantos proyectos de reforma donde puede haber matices u opiniones personales» -de esta forma minimiza las cuestiones fundamentales que subrayan los diputados provida del PP, olvidado el contenido del recurso del grupo a la Ley Aído ante el TC- porque, en su opinión, «esa responsabilidad la tienen muy clara todos los diputados».

Villalobos, en su línea: «la reforma es buena»«no hay motivos para disentir»

Por su parte, la diputada del PP Celia Villalobos, bien conocida por alienarse a favor del aborto en las votaciones y en el resto de sus manifestaciones, considera que «no hay ningún motivo para votar que no». En declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso se refería así a la opción de que se pronuncien en  contra o se abstengan diputados de su partido por entender insuficiente esta reforma.

«La reforma es buena, completa la ley de plazos y no hay ningún motivo para votar que no. Se puede estar en contra del aborto en su conjunto pero esta reforma, todo lo contrario, favorece incluso lo que ellos plantean», ha señalado Villalobos. En cuanto al hecho en sí de que ese grupo crítico pueda romper la disciplina de voto, ha señalado que es defensora del «voto en conciencia sobre estas cuestiones». Y es que ella misma ha sido reprendida por su grupo parlamentario en al menos tres ocasiones por desmarcarse de la línea oficial en relación a la reforma del aborto que impulsó. «Lo único que le pido a estos señores es que no me pongan después a parir cuando yo haga lo que creo que debo hacer», ha añadido la diputada.

Azpiroz: «No es coherente ni con nuestro compromiso electoral ni con el recurso al TC»

El diputado del PP José Eugenio Azpiroz no votará este jueves en el Pleno la reforma de la regulación de aborto que ha impulsado su grupo parlamentario en el Congreso porque considera que «no es coherente» con la posición que el partido ha venido manteniendo «hasta hace muy poco»: «No es coherente con nuestro compromiso electoral ni tampoco lo es con lo que hicimos, que fue formular un recurso de inconstitucionalidad con una serie de argumentos que van muchísimo más allá de lo que puede formularse en esa iniciativa que realmente no cambia el modelo de la 'ley Aído'», ha señalado en declaraciones a los medios en los pasillos del Congreso.

Según ha dicho, la iniciativa, limitada a imponer el consentimiento paterno a las chicas de 16 y 17 años, «deja en vigor la existencia del aborto durante las primeras 14 semanas de gestación, algo contra lo que el PP ha estado peleando» desde que la regulación actual fue presentada por el Gobierno de José Luis Rodríguez Zapatero. «En su día enmendamos la ley del aborto en ese sentido y formulamos el recurso en esa dirección, nos comprometimos con la sociedad en esa dirección, actuamos en la subcomisión que se estableció sobre la situación del aborto en esta Cámara también en esa dirección con un voto particular y es lógicamente coherente con lo que el PP ha venido defendiendo hasta hace muy poco y en lo que creo», ha señalado.

Para Azpiroz, no votar la iniciativa, como hizo en abril junto a otros cuatro diputados del PP cuando la reforma fue sometida por primera vez a consideración del Congreso, no supone romper la disciplina de voto, sino «simplemente ser coherente».

«No me estoy oponiendo ex novo a algo, estoy siguiendo justamente los compromisos que adquirí cuando me presenté como diputado en estas últimas elecciones. Por eso apelo a la coherencia. Yo firmé el recurso porque creo en él, hay quien piensa lo contrario, pero nosotros defendimos esa posición y yo la mantengo», ha apuntado. En su opinión, no está solo en este planteamiento. «Estoy convencido de que una importante parte de la sociedad española o al menos de la que ha votado y apoyado al Partido Popular piensa exactamente igual que yo», ha apostillado.

Los diputados provida del PP, coherentes

Esta misma discrepancia podrían manifestarla en la votación de hoy en el Congreso "diez o más diputados", conforme las fuentes del PP consultadas por Europa Press. Se verían en primer lugar durante la votación de las enmiendas de Unión del Pueblo Navarro, que, salvo cambio de última hora, llegan vivas al Pleno y están inspiradas en los mismos argumentos que esgrimieron los 'populares' cuando recurrieron al Tribunal Constitucional la ley de plazos.

Estas enmiendas fueron rechazadas por el PP la semana pasada en la Comisión de Sanidad, la misma en la que tres de los diputados críticos con la reforma del aborto fueron reemplazados por otros compañeros a instancias de la dirección, alegando que como la suya es una posición "minoritaria" dentro de la formación, no debían representar aquel día al resto de sus compañeros.

Se trata de Antonio Gutiérrez, Lourdes Méndez y Eva Durán, que están de acuerdo con las enmiendas de UPN y podrían votar a su favor, al igual que José Eugenio Azpiroz y Javier Puente, otros dos de los diputados que se han venido mostrando abiertamente críticos con la reforma parcial emprendida por el PP y que consideran claramente insuficiente. Según las fuentes consultadas, no son los únicos: diez o más diputados podrían acabar apoyando esas enmiendas contra el criterio de la dirección del PP.

Para los diputados provida, el principal problema de la reforma parcial que plantea su grupo es que viene a avalar el resto de la ley, con la que no están de acuerdo. Fijan como línea roja para apoyar la iniciativa que se incluya otra modificación para dejar establecido que el aborto en ningún caso es un derecho de la mujer, aunque su aspiración sería que aboliese el sistema de plazos y volviese a un sistema de supuestos despenalizados como el de 1980.

Si el contenido del texto finalmente no sufre modificaciones, estos cinco diputados tienen previstono apoyar esta reforma, como ya hicieron el pasado mes de abril, cuando por primera vez el PP sometió la iniciativa a consideración del Congreso: Gutiérrez, Méndez, Azpiroz y Puente, como entonces, no emitirán votación aunque estarán en su escaño. Durán, por su parte, volverá a votar en contra.

«No lo puedo votar porque no se puede defender a la vez el derecho a la vida y el derecho al aborto. Además, la apelación al Tribunal Constitucional para que se pronuncie supondría una dejación de nuestra responsabilidad como legisladores. Por último, la reforma que se plantea no es una opción constitucional y cualquiera que se pretendiera debiera serlo, dado que existe jurisprudencia en la sentencia de 1985» , explica Lourdes Méndez al respecto a Europa Press.

Mientras, la realidad muestra también que la alusión a la "falta de consenso" que esgrimió Rajoy para traicionar su compromiso electoral no era sino falsa excusa, visto que ahora no renuncia a la microreforma cuando el PSOE, Izquierda Plural (IU, ICV-EUiA, CHA), PNV, ERC, BNG y UPyD piden la retirada de la reforma. Los diputados de UPN y de Unió la apoyan porque venían reclamando el cambio en el consentimiento y en Convergencia Democrática de Cataluña, que da libertad de voto en este asunto, las posiciones oscilan entre el no y la abstención.