José Iribas: "20 vías para influir en tu representante público"

José Iribas: "20 vías para influir en tu representante público"

El consejero de Educación navarro en funciones (UPN) publica esta interesante entrada
Desde su experiencia de servidor público, enumera formas prácticas para que los ciudadanos podamos comunicarnos con nuestros representantes políticos
E influyamos en la construcción del bien común

El consejero de Educación navarro en funciones (UPN) publica esta interesante entrada: desde su experiencia de servidor público, enumera formas prácticas para que los ciudadanos podamos comunicarnos con nuestros representantes políticos e influir en la construcción del bien común.

Por José Iribas en su blog Dame tres minutos.- 

20 VÍAS PARA INFLUIR EN TU REPRESENTANTE PÚBLICO

Hace ya meses, bajo el título “Sé libre. Vive”, escribía una entrada en mi blog que puedes ver haciendo clic aquí. En ella te animaba a comprometerte, a “mojarte”, a decir lo que piensas sobre las cosas que importan. A hacerlo con responsabilidad pero sin complejos, sin miedo.

Estoy convencido de la íntima relación entre opinión pública y opinión publicada. Para que haya publicación es condición necesaria, aunque no suficiente, que haya opinión. Por eso, me atrevo a preguntar: Cuando uno no expresa lo que piensa, ¿por qué calla? 

A lo largo de los cuatro años que llevo en el cargo de consejero de Educación han sido miles las personas, asociaciones o colectivos que han participado y podido influir en nuestras políticas educativas expresando sus opiniones, su criterio. Desde aquí, mi agradecimiento.

Cuando alguien te habla, identificándose y desde el respeto, te hace “repensar” tu actividad para contrastar si estás haciendo lo que debes (o lo que puedes) o cabe mejorar. 

Muchos de quienes me leéis habréis tenido la experiencia de haber contactado conmigo. He intentado estar accesible (pido disculpas cuando haya fallado) por vía presencial, telefónica, por las redes sociales, por email, a través del Servicio de Participación Educativa y Atención al Profesorado, con la ayuda de otros colaboradores…

Los políticos podemos mejorar gracias a vuestras críticas, a vuestros planteamientos, ideas, iniciativas. Y es bueno que las escuchemos, que las conozcamos. También –somos humanos- agradecemos que a veces se apoyen algunas decisiones, no siempre fáciles, que debemos adoptar. Aunque esto último, que es bueno, no es imprescindible: hay que venir llorado de casa.

Tras esta reflexión general, hoy quiero contarte, por experiencia propia, qué puedes hacer si deseas trasladarle lo que piensas, por ejemplo, al consejero de tu gobierno, al alcalde, a uno de tus representantes.

Te aporto posibles vías, con carácter abierto, para que, a la vista de tu caso concreto, puedas elegir aquellas que entiendas más idóneas.

Comienzo por recomendarte lo obvio: debes identificarte e intentar ser lo más claro y respetuoso –no son conceptos contradictorios- y conciso y concreto en tu planteamiento.

Te apunto así cómo puedes comunicarte con cualquiera de tus representantes públicos. Conmigo lo han hecho:

1. Escríbele una carta personal. Me han llegado muchas, incluso redactadas a mano.

2. Envíale un email (puede llevar documentos adjuntos: fotos, vídeos…). Todos tenemos direcciones de correo electrónico fácilmente localizables.

3. Presenta una instancia en registro de entrada. Te da la seguridad de la copia formal de resguardo, e inicia una vía reglada y “oficial”.

4. Contáctalo a través de las redes sociales o de la web: elige la vía privada y/o la pública o “abierta”. Muchos políticos tenemos cuentas en Twitter, Facebook, Linkedin… E incluso nuestros departamentos las tienen: p. ej. @NAVeduca 

5. Intenta comunicarte con él por teléfono. Es mucho más sencillo de lo que puedes creer. ¡No te pongas tú las barreras!

6. Pídele una reunión anticipándole el objeto de la misma.

7. Abórdale, breve y respetuosamente, con ocasión de un acto público al que asiste. Estamos, con frecuencia, a pie de calle.

8. Puedes intentar, además, alguno de los anteriores cauces con sus colaboradores. Es interesante que hagas saber este “doble contacto” a unos y/u otros.

9. Dirígete al superior jerárquico de la persona con la que deseas hablar, si el intento con éste -por la razón que sea- resulta infructuoso y el asunto lo requiere.

10. Presenta un recurso ante un acto administrativo que entiendes contrario a Derecho. Este medio es, obviamente reactivo al acto en cuestión. Lo ideal es poder “prevenir”.

11. Utiliza la figura del Defensor del Pueblo si existe allí donde quieres actuar y el asunto le compete. 

12. Contacta con la formación política y/o parlamentaria del responsable público.

13. Contacta con las demás formaciones políticas y/o parlamentarias.

14. Valora hablar con asociaciones o representantes de personas afectadas por la misma situación e incluso incorporarte a las mismas.

15. Reúnete o agrúpate con quienes viven el mismo problema.

16. Escribe en los periódicos, habla en la radio o en un programa de tu TV local, utiliza las plataformas de difusión conjunta online para crear una petición.

17. Opina en los medios digitales: haz comentarios a la noticia.

18. Contacta a profesionales de medios de comunicación: facilita la información.

19. Anima a que las demás personas actúen en similar sentido, a que participen en los asuntos que a todos nos pueden afectar.

20. Háblalo en la calle. Crea opinión.

Hay, además del elenco de recursos que os he ofrecido, otras vías que también han sido empleadas por la ciudadanía en estos últimos años. Son derechos que -como el de asociación, antes aludido- vienen recogidos en la Constitución Española. Una Constitución que nos subraya en su art. 23 el derecho que todos tenemos a participar en los asuntos públicos, directamente o por medio de nuestros representantes. Un derecho que, para mí, es un deber.

Como señalaba recientemente, el que no habla, el que no se pronuncia, el que no actúa ¿de qué se puede quejar?

La sociedad la hacemos entre todos. Es -también- tu responsabilidad.