El PP vota aborto en la Eurocámara e insta a que se perpetre a la menor paraguaya violada

El PP vota aborto en la Eurocámara e insta a que se perpetre a la menor paraguaya violada

"Es necesario y ahí estamos todos de acuerdo", señalan al sumarse a la manipulación del caso ofrecida por el lobby abortista
Dicen pensar en la salud de la menor, cuando el propio ejecutivo paraguayo ha asegurado que está perfetamente asistida y controlada
Afirman ponerse "ponerse en la piel de la madre": ni siquiera parecen haberse enterado de que esta ha denunciado la manipulación feminista
El aborto en este caso "es de cajón", llega a manifestar el portavoz popular en el debate de la resolución finalmente aprobada

"Es necesario y ahí estamos todos de acuerdo: que el Gobierno de Paraguay acepte el aborto seguro y terapéutico para poder proteger la vida de Mainumby", señala la eurodiputada Estaràs, validando la manipulación feminista del caso. "Es de cajón", llega a decir el portavoz del PPE.

REDACIÓN HO.- El Partido Popular ha respaldado este jueves en el pleno de la Eurocámara que el Gobierno de Paraguay permita el aborto "seguro" en el llamado caso Mainumby, a la menor de 11 años que quedó embarazada hace cinco meses, con 10 años, tras ser violada por su padrastro, "Es necesario y ahí estamos todos de acuerdo: que el Gobierno de Paraguay acepte el aborto seguro y terapéutico para poder proteger la vida de Mainumby"ha llegado a manifestar la eurodiputada del PP María Rosa Estaràs. El PP ha rechazado también entrar en un "debate ideológico" sobre el fondo del aborto por este caso. 

A pesar de que el propio Ejecutivo paraguayo -que se ha enfrentado con valentía a las presiones abortistas internacionales- ya ha dejado claro que la niña está correctamente atendida, el PP ha preferido hacer frente común con el lobby abortista: "No hay una más alta prioridad en este momento que la protección de esta niña. Ahí estamos todos de acuerdo y creo que (este caso) nunca debería mezclarse con un debate ideológico sobre el aborto", apostillaba la eurodiputada, según recoge Europa Press, insistiendo en la prioridad de defender "la vida de esta niña" que la ideología. "Yo me quedo con la protección de la vida de esta niña -insistía-. Hablamos hoy de Mainumby, una niña que mide 1,39, 34 kilos, con problemas de anemia, de desnutrición, de 10 años".

Así, Estaràs ha recordado que "las posibilidades de que el embazado vaya adelante y que no haya riesgo de la niña son mínimas". "Todos los organismos internacionales explican los riegos en el caso de estos embarazos infantiles" fruto de una violación "que daña al cuerpo físico" pero "también daña el alma".

Su compañera de partido, Teresa Jiménez-Becerril, ha defendido la necesidad de aunar las voces de todos los grupos para pedir "ayuda" para la menor, cuya salud física y mental "peligra" y prestarle "su voz" para exigir "justifica y dignidad".  "Me pongo en la piel de esta niña, de su madre", ha justificado, insistiendo en que no hay ley "por encima" de los intereses del menor. "Esto no es un tema ideológico -ha remachado-. Exijo justicia para todas las víctimas". Sin embargo, es la propia madre de la menor quien ha denunciado "el acoso" del lobby abortista y solicitado amparo para "evitar que sigan difundiendo versiones distorsionadas de la situación".

El portavoz del grupo popular europeo en el debate, el eurodiputado rumano, Christian Dan Pedra, ha calificado de "horror" y "tragedia" el caso de la menor paraguaya, "bastante a menudo en Latinoamérica y no sólo en Paraguay" y ha defendido que el aborto en este caso "es de cajón", pero ha criticado que se utilice este caso concreto para hablar del "derecho" al aborto y el uso interesado del caso por parte de los socialistas.