La madre de la niña embarazada de Paraguay denuncia el acoso abortista

La madre de la niña embarazada de Paraguay denuncia el acoso abortista

Acoso abortista en torno al caso de Mainumby, la niña paraguaya de 10 años embarazada
ONGs feministas se han unido a Amnistía Internacional y presiones desde la ONU para intentar colar el falso 'derecho' al aborto
La propia madre de la menor denuncia el acoso
Firma: más de 25 mil ciudadanos han secundado ya la alerta de CitizenGo para apoyar al Ministerio de Salud Paraguayo frente a las presiones abortistas

ONGs feministas se han unido a Amnistía Internacional para hacer del ‘caso Mainumby’ -la niña paraguaya de 10 años embarazada-, un ariete por el falso 'derecho' al aborto. “Solo buscan propaganda, enturbiando cada vez más mi situación procesal”, denuncia la madre. Firma vida en CitizenGO.

CitizenGO.-El caso de la pequeña Mainumby,  la niña de 10 años embarazada de Paraguay, se ha convertido en un icono de la lucha  por el derecho a la vida. Amnistía Internacional encabezó la campaña a la que se han sumado  varias ONGs feministas para tratar de usarlo como ariete para que se imponga el falso 'derecho' al aborto. Más de 25.000 ciudadanos han firmado ya la campaña de CitizenGO para hacer frente al acoso abortista, denunciado incluso por la propia madre de la menor.

Como ya informamos en HO, el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de las Mujeres (CLADEM) y la ONG Equal Now presentaron ante el Comité Interamericano de Derechos Humanos una petición para que se permitiera "cautelarmente" el aborto de la menor. Supuestamente argumentaban motivos de urgencia debido a la precaria situación de la menor. Sin embargo, el gobierno ya señaló que Mainumby se encontraba bien dentro de su situación:

La menor embarazada se encuentra bajo estricto cuidado médico y con apoyo psicológico en el Hospital Materno Infantil “Reina Sofía” de la Cruz Roja Paraguaya. El Estado es consciente de la delicada situación de la menor, teniendo en cuenta su edad, que implica riesgos mayores, por lo que se han extremado los cuidados especiales mediante la conformación de una Junta Médica multidisciplinaria”.

A pesar de todo, la CIDH concedió la medida cautelar el pasado lunes. Sin embargo, es probable que se presente denuncia ante la OEA por el acoso sufrido por la madre de Mainumby a manos de las organizaciones feministas. Así lo denuncia ella misma en una carta (ver documento adjunto), remitida a la directora del penal en donde se encuentra por presunto delito de encubrimiento de los abusos sexuales de su hasta ahora pareja:

“(…) Diversas personas e instituciones que no están precisamente interesadas en mi suerte, casi diariamente solicitan la firma de escritos panfletarios que sólo benefician a sus intereses sectarios, por más que afirmen que provengan de organismos tan prestigiosos como la ONU o Amnistía Internacional, buscando solamente propaganda para sus respectivas organizaciones, enturbiando cada vez más mi situación procesal.

(…) No dar entrevistas a los efectos de evitar que sigan difundiendo versiones distorsionadas de la situación ya de por sí difícil por la que estoy atravesando”

“La carta revela un verdadero ‘acoso’ por parte de las organizaciones feministas que han demostrado no estar interesada por la persona y sus problemas sino por su causa, la legalización del aborto en toda América Latina”, denuncia Luis Losada, director de campañas de la plataforma de acción global impulsada por HO CitizenGO. 

Más de 25 mil ciudadanos han firmado ya en CitizenGO frente al acoso abortista

El portal de peticiones on line de CitizenGO lanzó una campaña en apoyo al Ministerio de Salud paraguayo frente a los ataques de ONGs feministas, de Amnistía Internacional incluso las presiones recibidas desde Naciones Unidas.

Esto es lo que señala la campaña: 

“En cuanto al polémico embarazo de la niña de 10 años coincido con Amnistía Internacional en reclamar una investigación independiente e imparcial sobre la violación de la niña y hacer rendir cuentas a los responsables del abuso. Sin embargo, le pido a la ONG internacional que cese la intolerable injerencia ideológica en el país”. 

CitizenGO ha recogido ya casi 25.000 firmas en defensa de la vida y en contra de la injerencia ilegítima de las ONGs en la soberanía del Paraguay.