El Daesh secuestra a un prior en su avance en Siria: "No quiso abandonar a sus fieles ni a los refugiados"

El Daesh secuestra a un prior en su avance en Siria: "No quiso abandonar a sus fieles ni a los refugiados"

El P. Jacques Mourad fue secuestrado en Qaryatayn, a unos 100 kms. de Palmira, ciudda monumental tomada por los yihadistasla semana pasada
En su último mensaje electrónico expresó su temor por el avance de Estado Islámico
Pero manifestó a su superior: "sólo me iré forzado: me quedo con mi pueblo”
En su monasterio de Mar Elian asistía a sus fieles y a los muchos refugiados que llegaban hasta él
Siempre ha ayudado a los sirios y acogido a muchísimos musulmanes en el monasterio de Santa Elia”

El P. Jacques Mourad fue secuestrado en Qaryatayn -a unos 100 kms. de Palmira, tomada por los yihadistas la semana pasada-. En su último mensaje expresó su temor por el avance de Estado Islámico, pero manifestó: "sólo me iré forzado: me quedo con mi pueblo”. 

REDACCIÓN HO.- Desde Siria llegan noticias del secuestro del sacerdote Jacques Mourad, en la ciudad de Qaryatayn  -ubicada en Siria central, a unos cien kilómetros de Palmira, ciudad monumental tomada por el Daesh la pasada semanaen donde el monje se ocupaba de la parroquia siro-católica local y era prior del monasterio de Mar Elian. La noticia fue dada a conocer por el sitio web “Los amigos de Mar Moussa” y confirmada por la Arquidiócesis siro-católica de Homs, que ha pedido a los fieles rezar al Señor por la liberación del sacerdote.

Ayuda a la Iglesia Necesitada (AIN) recoge declaraciones de primera mano: “aún no tenemos novedades, sabemos solamente que fue secuestrado por cuatro hombres, seguramente de un grupo yihadista”, indicó el director del Servicio de los jesuitas para los refugiados (SJR) en Oriente Medio, Nawras Sammour. 

El monje se encontraba con un colaborador cuando su vehículo fue bloqueado por dos motocicletas, los integrantes del comando tomaron posesión del medio y se alejaron llevándose consigo al religioso Según algunas fuentes, junto al P. Jacques habría sido secuestrado también el diácono Boutros Hanna, pero esto no ha sido confirmado por la arquidiócesis. 

AIN añade que desde Damasco el director del SJR recuerda el último encuentro con el padre Jacques hace unos dos meses: “Estaba muy preocupado por la presencia de los fundamentalistas en Qaryatayn”. “Cuando le pregunté si deseaba irse, me respondió que solo lo haría si era forzado, mientras se quedaba con su pueblo”. El P. Mourad había recibido en los últimos días a muchas personas que huían de Palmira. “Siempre ha ayudado a los sirios y acogido a muchísimos musulmanes en el monasterio de Santa Elia”, recordó el P. Sammour.

A pesar de ello, el monje no quiso abandonar a sus fieles y a los refugiados que acogía en el convento. Incluso en el pasado negoció con el frente islamista al-Nusra para liberar algunos secuestrados Según informó “Los amigos de Mar Moussa”, el sacerdote envió un último correo electrónico el jueves al mediodía, expresando su preocupación por el avance de los yihadistas: “Estamos viviendo un momento difícil, hay mucha tensión porque los extremistas que se hacen llamar ISIS se acercan a nuestra ciudad después de haber tomado Palmira…hoy estamos, mañana no se sabe…la vida se vuelve complicada…recen por nosotros”, escribió el P. Mourad, que durante doce años ha guiado la parroquia siro-católica local.  

Según informó Avvenire, el secuestro del sacerdote es interpretado como una señal de la voluntad del ISIS de conquistar la ciudad de Homs, capital de esta región de Siria y que está a unos 50 kilómetros al noroeste de Qaryatayn. Este temor fue expresado por el P. Jacques hace unos días. Fuentes locales citadas por la agencia vaticana Fides creen que detrás del secuestro están los grupos salafistas presentes en la zona y que se sienten reforzados por los recientes avances militares de al-Nusra y del ISIS. 

Según se informó, el P. Mourad es de la misma comunidad del P. Paolo Dall'Oglio, secuestrado el 29 de julio de 2013 mientras se encontraba en Raqqa, en el norte de Siria, y considerada capital del califato del ISIS. El P. Sammour recordó que a estos secuestros se suman los dos obispos de Aleppo, Mons.Yohanna Ibrahim y Mons. Bulos Yazigi. Además están los asesinatos del P. François Mourad,  en Ghassanieh el 23 de junio de 2013, y del P. Frans Van Der Lugt, pasado por las armas en Homs el 7 de abril del 2014.  “Nosotros los sacerdotes somos conscientes de los riesgos que corremos, pero no podemos dejar de estar junto a los sirios, sean cristianos o musulmanes. En muchos casos somos el único punto de referencia”, expresó el director del Servicio Jesuita para los Refugiados en Medio Oriente.

Avance de los terroristas del Daesh en Siria

Los terroristas del Daesh (ISIS, por sus siglas en inglés) lograron ocupar el pasaje de Al Tanaf, puesto fronterizo entre Siria e Irak, tras logar hacer retroceder al ejército sirio, según aseguró el Observatorio Sirio de Derechos Humanos (OSDH).  Además, el ISIS se ha asegurado la mitad del territorio sirio al tomar el control de Palmira el pasado jueves, ciudad monumental en la que se conservan restos arqueológicos con más de 2 mil años de antigüedad, Patrimonio de la Humanidad. Ahora las milicias amenazan la ciudad de Homs, la tercera ciudad del país. Las milicias islámicas también tomaron ese viernes el Hospital Nacional ubicado en las afueras de la ciudad de Jish al Shughour, en la región de Idlib.