Juan Carlos Monedero: «Me siento totalmente traicionado y engañado por Podemos»

Juan Carlos Monedero: «Me siento totalmente traicionado y engañado por Podemos»

«Para Podemos importa más un minuto de TV que atender al ciudadano»
«Se ha perdido la esencia del partido»
«Me gusta más Galeano que 'Juego de Tronos'»
«Claro que hay una tensión dentro de Podemos, y no solo en la dirección»

La formación de ultraizquierda no sólo se desinfla en las urnas, también desde su misma organización: el hasta ahora número tres carga contra sus compañeros, empezando por Pablo Iglesias y su obsesión televisiva.

REDACCIÓN HO.- Juan Carlos Monedero ha cargado en contra su partido y sus compañeros en Radiocable. El número tres de Podemos ha dicho sentirse traicionado y decepcionado: «Para Podemos importa más un minuto de TV que atender al ciudadano». «Se ha perdido la esencia del partido». Y ha sugerido que el partido ya es casta.

«Podemos debe regresar a sus orígenes y recuperar la frescura que lo llevo a nacer» , ha señalado Monedero,e entrevistado hoy en el programa La Cafetera de radiocable.comEn la entrevista explica las razones por las que quiere echarse a un lado, y reflexiona sobre las tensiones que vive su partido. «Claro que hay una tensión dentro de Podemos, y no solo en la dirección», señala y lo explica porque en su opinión «Podemos tiene que dejar de mirarse en espejos que no son los suyos».

Y se permite deslizar una crítica contra Pablo Iglesias y su obsesión por una serie de televisión. «Me gusta más Galeano [en referencia al escritor uruguayo Eduardo Galeano, icono de la izquierda, fallecido recientemente] que Juego de Tronos»

«La política concreta tiene reglas y compañías que yo quiero lejos de mí», explica Juan Carlos Monedero. «Yo vivo en la política desde muy jovencito, pero lo que me cuesta sobrellevar es la partitocracia». «Podemos no tiene que aparentar que somos buenos chicos y que no damos problemas al poder, porque es todo lo contrario. Queremos dar muchos problemas al PP y a los que han hecho de España un país subdesarrollado». 

«Desde que nace Podemos tiene dos almas. El alma de donde viene -el del 15M- y la propia conversión en partido político que te sitúa en un ámbito institucional con una serie de reglas. Yo creo que hay que mantener una tensión entre ambos polos, porque el riesgo de que seas rehén de esas exigencias es muy alto».