La Fiscalía española se querella contra Boko Haram por delitos terroristas y de lesa humanidad

La Fiscalía española se querella contra Boko Haram por delitos terroristas y de lesa humanidad

Por los crímenes cometidos contra la población civil, sobre todo, cristiana, en Nigeria y países limítrofes
Se centra en el ataque perpetrado en marzo de 2013 sobre la ciudad de Ganye, donde servía una religiosa española que fue víctima de estos terroristas y logró escapar
Haz frente al genocidio yihadista contra los cristianos: Firma la declaración 'Todos Somos Nazarenos'

Por los crímenes cometidos contra la población civil, sobre todo cristiana, en Nigeria y países limítrofes. Se centra en el ataque perpetrado en marzo de 2013 sobre la ciudad de Ganye, donde servía la religiosa española Mª Jesús Mayor García, víctima del terror yihadista que logró escapar.

REDACCIÓN HO.-  La Fiscalía ha presentado en la Audiencia Nacional una querella contra el grupo yihadista Boko Haram por los delitos de pertenencia a organización terrorista, terrorismo y delito de lesa humanidad, por los crímenes cometidos contra la población civil, sobre todo, cristiana, en Nigeria y países limítrofes. La querella se dirige  contra el el líder del grupo yihadista, Abubakar Shekau, sus integrantes, colaboradores y financiadores.  Esta querella es la primera que se interpone en la Audiencia Nacional por el Ministerio público desde que se aprobó la reforma legislativa que limitó sensiblemente la justicia universal. El escrito ha correspondido por reparto al juez Fernando Andreu.

La actuación que ha permitido la apertura de la causa es la presencia de una víctima española en el ataque perpetrado por Boko Haram el 22 de marzo de 2013 en la ciudad nigeriana de Ganye. Allí desarrollaba su labor la religiosa española María Jesús Mayor García, quien fue víctima "de una situación de acoso y coacción", de la que pudo "escapar y esconderse" hasta que fue evacuada de la zona.

Para la Fiscalía, que también reproduce otros ataques de la organización terrorista, Boko Haram "está llevando a cabo de forma sistemática" actuaciones terroristas "contra personas y colectivos, consistentes en asesinatos, secuestros, detenciones ilegales, agresiones sexuales y otros ataques contra la libertad e indemnidad sexual, torturas y trata de seres humanos".

Para fundamentar la querella, la fiscal Dolores Delgado, coordinadora de asuntos de terrorismo yihadista en la Fiscalía de la Audiencia Nacional, defiende la competencia de este tribunal en estos hechos por concurrir el requisito de la existencia de víctimas españolasque permite, tras la reforma legal de la reforma que limita la competencia de los jueces españoles para investigar delitos cometidos fuera de nuestras fronteras, investigar un delito de terrorismo cometido fuera del territorio nacional. Además, la fiscal entiende que este delito sería conexo a otro de lesa humanidad porque los hechos se engloban "en un contexto generalizado de actuaciones delictivas de naturaleza terrorista que está llevando a cabo la mencionada organización yihadista de forma sistemática contra personas y colectivos".

Según la querella, que esgrime datos de la Organización de Naciones Unidas (ONU), desde que en 2009 iniciara su campaña violenta Boko Haram ha asesinado a 12.000 personas y ha herido a otras 8.000 y en los últimos seis meses ha causado 2.000 muertos y 10.000 desplazados. Entre esos asesinados podrían encontrarse las más de 200 niñas secuestradas en un colegio católico de Chibuk, al norte de Nigeria, el 14 de abril de 2014, según informes de la ONU citados en la querella.

Un estado islámico como objetivo principal

La Fiscalía destaca también que el principal objetivo de Boko Haram es el establecimiento de un estado islámico en Nigeria, coincidente con el de Al Qaeda, Estado Islámico (DAESH) y los Soldados del Califato (Magreb), "cuya acción terrorista ha sido y está siendo respectivamente de incidencia en España, Gran Bretaña, Bélgica, otros países de Europa, y Estados Unidos".

La manifestación de este terrorismo, añade la Fiscalía, "ha sido reiteradamente investigada en nuestro país, siendo éste uno de los elementos o conexiones que deberán tenerse en cuenta en la investigación". Además, su líder, Abubakar Shekaku, que recientemente manifestó su adhesión al EI, expresó en 2012 su solidaridad con otros grupos yihadistas y les alentó a seguir participando en ataques terroristas, entre los que la Fiscalía nombra los secuestros de los periodistas españoles Marc Marginedas, Javier Espinosa y Ricardo García Vilanova, que se investigan ya en la Audiencia Nacional.