Halladas 20 fosas comunes con más de 400 cadáveres en una zona nigeriana liberada del terror de Boko Haram

Halladas 20 fosas comunes con más de 400 cadáveres en una zona nigeriana liberada del terror de Boko Haram

Localizadas por los habitantes que regresaron tras liberarse la zona
Durante una visita gubernamental para evaluar la destrucción causada por la violencia yihadista
Vuelve a dar testimonio de las matanzas en masa perpetradas por los terroristas islámicos
«Fue una atrocidad a gran escala», describen los vecinos
Pongamos fin a este genocidio: firma la declaración del I Congreso Internacional 'Todos Somos Nazarenos, #WeAreN2015'

Localizadas por los habitantes que regresaron a la ciudad de Damasak durante una visita gubernamental para evaluar la destrucción yihadista, vuelve a dar testimonio de las matanzas en masa perpetradas. 

REDACCIÓN HO.-  Más de 400 cadáveres de hombres, mujeres y niños han sido hallados en fosas comunes en la ciudad nigeriana de Damasak, que fue liberada de Boko Haram el pasado 9 de marzo por soldados de Chad y Nigeria. La población se encuentra ubicada en el estado de Borno, al noreste del país, tomado por los yihadistas desde 2014. Los cuerpos fueron encontrados este fin de semana en 20 fosas no muy profundas, según ha informado el portavoz del distrito de Damasak, Mustapha Babagana, en declaraciones a la agencia china XinhuaParte de las víctimas habían sido decapitadas, mientras que otros fueron ejecutadaos por disparos en la cabeza, informó el portavoz del ejército chadiano, coronel Azem Bermandoa Agouna, en declaraciones recogidas por AFP.

El portavoz declinaba decir una cifra exacta de los cadáveres encontrados en las fosas, aunque ha hablado de cientos de cuerpos; «Hemos encontrado cientos de cadáveres en tumbas poco profundas y en las calles de Damasak». No obstante, residentes locales han afirmado que el número de muertos podría superar los 400, una muestra de que los yihadistas han perpetrado matanzas en masa

Los cuerpos en descomposición fueron hallados por residentes de Damasakquienes retornaron a sus viviendas tras haber huido hace dos meses por la llegada de los militantes extremistas. Babagana ha detallado cómo el hallazgo se realizó coincidiendo con una visita del comité creado por el Gobierno central para estimar el nivel de destrucción en las localidades castigadas por la violencia de Boko Haram. Estas localidades han sido recientemente liberadas por las operaciones conjuntas entre los Ejércitos nigeriano y chadiano.

Este hallazgo se suma al del pasado mes, cuando cerca de Damasak se encontraron más de 90 cadáveres en unas fosas que fueron descubiertas cuando los militares del Gobierno central recuperaron la localidad.

 

En Damasak, cerca de 100 cuerpos fueron encontrados en una fosa común debajo de un puente de la ciudad, y el resto dentro de casas, en la calle y a orillas del río Damasak, el que cruza la ciudad. «Fue una atrocidad a gran escala, que fue cometida cuando las fuerzas de seguridad gubernamentales estaban a punto de liberar la comunidad», ha asegurado Saleh Ahmed, un vecino de Damasak que descubrió más cuerpos entre unos arbustos.  Kaumi Kusur, un residente Damasak, informó este martes que los cadáveres fueron enterrados en 20 fosas comunes entre el sábado y domingo pasados, según recoge a la edición electrónica del diario Mail & Guardian Africa.

A fines de marzo pasado, residentes de Damasak denunciaron que cientos de mujeres y niños fueron secuestrados por Boko Haram cuando salieron de la ciudad, aunque las autoridades provinciales lo negaron.

Boko Haram, que en lengua husa significa "La educación occidental es pecado", ha aterrorizado el norte de Nigeria desde 2009, tratando de imponer la sharia (ley islámica) perpetrando ataques contra la policía, escuelas, iglesias y civiles, además de bombardear varios edificios del gobierno y secuestrar a civiles. « En abril del año pasado, el grupo islamista secuestró a  más de 200 alumnas de una escuela secundaria de la ciudad de Chibuk, ubicada también en el estado de Borno. Alrededor de 1,5 millones de personas se han visto obligadas a huir de sus hogares desde el inicio de los atentados terroristas en 2009.

El nuevo Gobierno de Nigeria ha prometido barrer al grupo terrorista, al tiempo que reducir la corrupción y el desempleo, dos factores que los expertos identifican como causas del seguidismo al terrorismo de Boko Haram.