Obispo de Maiduguri (Nigeria): acabar con el terror yihadista requiere oración, unidad interna e intervención de Occidente

Obispo de Maiduguri (Nigeria): acabar con el terror yihadista requiere oración, unidad interna e intervención de Occidente

«La islamización de Nigeria es, sin lugar a dudas, la principal razón de la aparición de Boko Haram»
«La Constitución de Nigeria defiende los derechos y la libertad de culto de todos los nigerianos. Pero esto es así sobre el papel, no en la práctica»
«Tener un presidente cristiano no ha sido de gran ayuda, porque se trata de un gobierno indolente ante las penalidades de los cristianos en el noreste»
«Aunque no se muestre abiertamente, secretamente el principal partido de la oposición podría tener algún vínculo con Boko Haram»
«La intervención extranjera ayudaría en gran medida, puesto que nuestro pueblo carece de armas para defenderse y el Gobierno no se lo toma en serio»

A punto de participar en el Congreso #WeAreN2015, Monseñor Dashe Doeme alerta de la islamización de Nigeria. Defiende la acción militar extranjera para acabar con Boko Haram ante la «indolencia» del gobierno.

MasLibres.org / WeAreN2015.-  Monseñor Oliver Dashe Doeme (1960, Kwanoeng, Nigeria), es el obispo de la diócesis nigeriana de Maiduguri. Será una de las voces destacadas por los cristianos perseguidos que escucharemos en el I Congreso Internacional sobre Libertad Religiosa Todos Somos Nazarenos #WeAreN2015, que se celebra en Madrid, organizado por MasLibres.org con el patrocinio de HO y CitizenGO, desde este viernes 17 y hasta el domingo 19. 

Recibió formación en primaria y secundaria en las Escuelas de la Misión Católica local, entró en el Seminario Mayor de Makurdi para los estudios de Propedéutica y Filosofía y concluyó los estudios de Teología en el Seminario Mayor de S. Agustín. Ordenado sacerdote el 18 de octubre de 1997, de 1997 a 1999 fue rector del Seminario Menor de St. John Vianney en Barkin Ladi. De 1999 a 2006, rector del Colegio María Inmaculada en Zawan. De 2000-2009 fue párroco de Anguldi. El Papa Benedicto XVI le normbró obispo el 13 de agosto de 2009.

Ha defendido en varias entrevistas la intervención militar occidental en Nigeria como la única opción viable en la lucha contra las milicias de Boko Haram. Denuncia que en estos últimos cinco años, los terroristas han diezmado su diócesis, con más de 50 iglesias y capillas destruidas y más de 200 iglesias abandonadas. Además, 1000 fieles han sido asesinados y casi 70.000 de los 125.000 católicos de Maiduguri han huido de sus hogares hacia campamentos de refugiados.

 «La amenaza que enfrentamos presenta un futuro muy sombrío para la Iglesia. Muchos de nuestros miembros están dispersos y otros han sido asesinados. En algunas zonas los cristianos han desaparecido. Pero la Iglesia es de Cristo. La Iglesia seguirá siendo fuerte y mucha de nuestra gente ha regresado después de que sus tierras hayan sido reconquistadas por los soldados nigerianos».

Llama a la oración para superar la amenaza de Boko Haram, pidiendo a la gente rezar el Ave María.

En una impresionante carta pastoral de diciembre de 2014, titulada Where is God?,monseñor Dashe Doeme se hacía estas preguntas, ante el horror y la destrucción de hogares y vidas humanas que estaba viviendo su diócesis: «“¿Dónde está Dios? ¿Nos ha abandonado a Dios? ¿Estamos siendo castigados por nuestros pecados? ¿Cómo puede Dios permitir que los agentes del diablo destruyan a sus hijos inocentes? ¿Es débil Dios? ¿Puede triunfar el mal sobre el bien?”» Sin embargo, su mensaje último es de consolación: anima a sus fieles a mantener viva la fe, más que nunca en la adversidad, pues toda la experiencia dolorosa que están viviendo tiene un propósito que solo Dios conoce.

Entrevistadoel 13 de febrero de 2015, el obispo acusa a poderosos políticos del norte del país de haber favorecido, directa o indirectamente, la expansión de Boko Haram por intereses partidistas. Les acusa de querer hacer ingobernable el país porque son contrarios a que un político del sur, cristiano, haya logrado ser presidente, en referencia a Goodluck Jonathan. Denuncia la ineptitud del ejército nigeriano, la corrupción de sus altos mandos y la falta de motivación de la tropa, infiltrada incluso, en algunos casos, con simpatizantes de Boko Haram.

Al ser preguntado por la necesidad de una acción militar occidental para acabar con Boko Haram, contestó: “«Sí, como cristiano y como líder de la Iglesia, tengo la esperanza y la confianza en el poder del Señor para poner fin a la crisis. Y animo a los fieles de la diócesis a hacer lo mismo. Y así nuestra mayor arma es la oración. La oración es la solución a nuestros problemas. (…) Pero es importante que se tomen algunas medidas a nivel humano con el fin de dar jaque mate a los excesos de Boko Haram. Una de estas medidas debe ser traer tropas extranjeras. Abogo fuertemente por esta vía. Ayudará enormemente para que Boko Haram sea aplastado».

¿Por qué cree Ud. que Boko Haram ha surgido precisamente en Nigeria?

Aunque en la aparición de Boko Haram en Nigeria concurren factores políticos, sociales y económicos, su principal razón de ser es, sin lugar a dudas, la islamización de Nigeria.

En Nigeria, ¿se considera a los cristianos ciudadanos de segunda categoría frente a los musulmanes?

La Constitución de Nigeria defiende los derechos y la libertad de culto de todos los nigerianos. Pero esto es así sobre el papel, no en la práctica. En los estados del norte, predominantemente controlados por los musulmanes, los cristianos no pueden adquirir terrenos para construir iglesias o escuelas, ni tienen oportunidad de poder acceder a las altas instituciones ni a empleos, entre otras cosas.

¿Ha favorecido a los cristianos el hecho de tener un presidente cristiano en Nigeria?

No ha sido de gran ayuda porque se trata de un gobierno indolente ante las penalidades de los cristianos en el noreste. 

¿Rechazan con rotundidad los partidos islamistas de Nigeria a Boko Haram como una amenaza para la paz?

No. No llegan a condenar abiertamente a Boko Haram. Son tibios.

¿Sospecha que hay partidos políticos que están aprovechando el terrorismo de Boko Haram para erradicar el cristianismo de Nigeria?

Aunque no se muestre abiertamente, secretamente el principal partido de la oposición podría tener algún vínculo con Boko Haram. 

Usted ha defendido la intervención militar extranjera como solución al problema de Boko Haram. ¿Por qué el Gobierno de Nigeria no puede acabar con un grupo terrorista?

Puesto que nuestro pueblo carece de armas para defenderse, y puesto que el Gobierno no se toma en serio la protección de sus vidas y propiedades, la intervención extranjera ayudaría en gran medida.

¿Cómo valora la intervención militar de la coalición de países africanos que actualmente está combatiendo a Boko Haram?

La presencia de estas fuerzas ha ayudado muchísimo a recortarle las alas a Boko Haram. Tal y como están las cosas ahora, sus miembros ya no pueden escaparse a Camerún, Chad o Nigeria, como solían hacer antes. En las fronteras, los militares ya no se lo permiten. 

¿Cómo se puede acabar con los yihadistas y con la persecución a los cristianos de Nigeria?

Como el carácter subyacente en Boko Haram es malvado, la mejor arma para combatirlo es la oración. En segundo lugar, cuando los musulmanes y los cristianos se unan en este país para extirpar este cáncer de nuestro seno. Finalmente, si Occidente puede acudir en nuestra ayuda para combatir a los terroristas.

Como obispo, ¿cuáles son las preocupaciones principales de los cristianos de su diócesis?

Las principales preocupaciones de los cristianos en esta parte del mundo comprenden:

a)      la total eliminación de Boko Haram, de manera que puedan servir a su Dios en paz;

b)      la rehabilitación de aquellos que han sido desplazados y han visto destruidas sus propiedades;

c)      la reconstrucción de las iglesias destruidas;

d)      la reconstrucción de los complejos escolares destruidos, de manera que sus hijos puedan regresar a la escuela. 

¿Cómo ve el futuro del cristianismo en su país?

El futuro es brillante para nosotros, los cristianos, porque, tras esta crisis, terminaremos siendo más fuertes que antes.