Lourdes Méndez (PP): «Es imposible manifestar que defendemos la vida y mantener la Ley Aído»

Lourdes Méndez (PP): «Es imposible manifestar que defendemos la vida y mantener la Ley Aído»

«Tengo claro que no puedo votar a favor»
Es la crítica a su partido de la diputada nacional a la microrreforma que se vota esta tarde en la Cámara Baja
Con ella, como expresa la Dra. Gádor Joya, «Rajoy se resiste a escuchar el grito silencioso»
25.000 ciudadanos secundan ya este rechazo, vía la alerta de HO
Derecho a Vivir entrega hoy las firmas en el Congreso

«Tengo claro que no puedo votar a favor»: es la crítica a su partido de la diputada nacional a la microrreforma que se vota esta tarde con la que Rajoy se resiste a escuchar el grito silencioso. 25.000 ciudadanos secundan este rechazo vía HO. DAV entregará hoy las firmas en el Congreso.

REDACCIÓN HO.- Lourdes Méndez Monasterio asegura que no puede votar a favor de la reforma por dos razones por encima de las demás, «primera porque lo que se está votando es que el "derecho" a abortar de una chica de 16-17 años se transfiera a su padre, el "derecho" sigue existiendo, esto es una prueba evidente de haber renunciado a una reforma sustancial que tratará de proteger la vida, y el haber renunciado a esto cambia profundamente nuestro proyecto ideológico. Pienso que es imposible manifestar que defendemos la vida y mantener la Ley Aído al mismo tiempo».

Palabras de la diputada nacional del PP, entrevistada hoy por Ángel Expósito en 'La Mañana' de la Cadena  COPE, que preguntada por si va a votar en contra de lo que dice su partido o si se va a ausentar, ha respondido: «De las dos maneras, no sé lo que haré, pero puedo o no estar en la votación o votar que no, y votar no es a lo mejor identificarse con un grupo como IU, pero tengo claro que no puedo votar a favor de esta reforma» .

Acerca de la libertad de voto, que en otros países, es un derecho inalienable para los miembros de un parlamento, ha afirmado: «Eso es un error importante, pedimos esa libertad de votose está apelando al consenso que es imposible de conseguir en un tema así y con la excusa de conseguir ese consenso se impone, se consolida una ley que modifica todo nuestro proyecto ideológico. Es un error no dar libertad de voto porque estos temas son de conciencia y debemos ir más allá, debemos hacer la reforma con la que fuimos a las elecciones. Respeto todas las opiniones, pero pienso que se están lanzando mensajes que están confundiendo a las personas, a los electores no se les puede confundir con un tema vital» 

La votación en el Congreso

El Pleno debatirá la toma en consideración de la proposición de ley que registró el PP en la Cámara Baja el pasado 18 de febrero. La reforma de la ley de aborto para que las menores no puedan abortar sin permiso paterno se debate esta tarde en el Congreso, con la oposición de diputados provida del PP que piden una revisión más radical y en pleno debate sobre si enmiendan el texto para que no sea considerado un derecho de las mujeres.

El secretario de Estado de Relaciones con las Cortes, José Luis Ayllón, aseguró ayer que los diputados del PP críticos con la reforma limitada de la ley de aborto «son menos»  de lo que parece y se ha mostrado convencido de que saldrá adelante con el apoyo prácticamente unánime de su grupo. 

Por su parte, el ministro de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso,  que trataba de confundir el pasado jueves  con su juego dialéctico al apuntar la posibilidad de que el grupo parlamentario popular en el Congreso enmiende la iniciativa para dejar claro que «el aborto no es un derecho«», apuntó que la tramitación parlamentaria de la iniciativa puede ser «enriquecida con otras visiones», con voluntad de «consenso y compresión», y sostuvo que sería bueno que voten «todos juntos» al final, cuando se apruebe le ley.

El portavoz de los 'populares' en el Congreso, Rafael Hernando, coincidió con el ministro en señalar que «el aborto no es un derecho, sino desgraciadamente un trauma»  y explicó que trabaja por alcanzar un acuerdo «lo más amplio posible» en la reforma de la ley que atienda a las diferentes percepciones del partido y de otros grupos. Tanto el titular de Sanidad como Hernando plantearon este asunto para buscar "un acercamiento" a un grupo «heterogéneo» de varios diputados provida del grupo parlamentario popular que demandan una nueva normativa y rechazan la aprobada por el Ejecutivo socialista.

Lo cierto es, como observábamos ayer en noticias HO, que tras esta insistente excusa del "consenso" para tratar de justificar su traición al derecho a la vida, el PP presenta a votación una microrreforma sin importarle la fractura: ni externa, pues el mismo martes se votan dos mociones en contra, ni interna, con el desmarque coherente de sus diputados provida.

Frente a ello, como expresa la Dra. Gádor Joya en su último artículo publicado en HO, con esta votación Rajoy sigue sin querer escuchar el «grito silencioso»: «El “derecho” al aborto de las menores se mantendrá intacto, sólo que tendrán que “ejercerlo” con el conocimiento de sus padres. El hijo que llevan dentro seguirá estando indefenso ante la mirada indiferente de miles españoles que lo aceptarán como un mal menor y con el voto a favor que emitirán muchos diputados, intentando tapar sus oídos para no oír el grito de los niños que seguirán muriendo por culpa de una ley que ellos han colaborado a mantener». Pero, añade la portavoz nacional de Derecho a Vivir,  «el señor Rajoy tendrá que seguir escuchando este grito silencioso por más que le pese, que se volverá más atronador el día, que espero esté cerca, en el que los españoles le den la espalda y se quede a solas con su conciencia».

Ahí queda: en algunos prima su convicción por los valores, por mucho que en su partido quieran imponer la traición a ella. Este martes 14, Derecho a Vivir entregará en la Cámara las casi 5.000 firmas, recogidas a través de una alerta en HO, que piden a los diputados que voten "NO" al aborto de Rajoy.