Alonso admite posibles enmiendas a la Ley Aído: "El aborto no es un derecho, esto tiene que quedar claro"

Alonso admite posibles enmiendas a la Ley Aído: "El aborto no es un derecho, esto tiene que quedar claro"

El Gobierno cambia discurso en medio de la presión de su electorado, de parte de sus votantes y de la fuga de votos
El pasado 11 de marzo, el ministro de Sanidad compartía en el Congreso con los socialistas justamente lo contrario
La acción ciudadana promovida por HO, que respalda también a los parlamentarios provida del PP, da sus frutos
Derecho a Vivir responde a Alonso: «Todo lo que no sea derogar el sistema de plazos será permitir el aborto como un 'derecho'»

El Gobierno cambia oratoria: el pasado 11 de marzo, el ministro de Sanidad compartía en el Congreso con los socialistas justamente lo contrario. La presión ciudadana promovida por HO, que respalda también a los parlamentarios provida del PP se nota. 

REDACCIÓN HO.-  "El aborto no es un derecho, esto tiene que quedar claro". Palabras hoy el ministro de Sanidad,  Servicios Sociales e Igualdad, Alfonso Alonso, en RNE, mostrando un cambio en la posición del Gobierno, admitiendo la posibilidad d la presentación de enmiendas a la Ley Aído que implicarían cambios en el  actual y falaz reconocimiento del aborto como un "derecho", aparte de la anunciada modificación de mínimos de establecer la necesidad de consentimiento paterno en el caso de menores. 

Cambio de discurso

Es importante recordar que en el Pleno del Congreso celebrado el pasado 11 de marzo, como informamos en HO, el propio Alonso salía al paso de la interpelación de la secretaria de Igualdad del PSOE, Carmen Montón, sobre "retrocesos en los derechos de las mujeres" con reproches a la socialista por decir "únicamente" que el aborto "es un derecho" y no reconocer que "también es un problema", ya que "más de 100.000 mujeres abortan al año en España. No entraba a negar el ministro que el aborto fuera un derecho, es más, con ese "también" lo asumía en su discurso,  ni nos daba a entender qué número de abortos que consideraría "aceptable" para no verlo "un problema".

Hoy, entrevistado en la emisora pública estatal,  Alonso enfatizaba por el contrario que el "aborto no es un derecho, algo que" ha de "quedar claro", insistía, añadiendo que "queda claro en la defensa de la vida que garantiza la Constitución y la interpretación de ese derecho en la doctrina del Tribunal Constitucional"

En todo caso, como ha subrayado la portavoz de Derecho a Vivir. Dra, Gádor Joya, respondiendo a Alonso: «Todo lo que no sea derogar el sistema de plazos será permitir el aborto como un 'derecho'»

Posible enmienda a la consideración del aborto como un "derecho"

Así las cosas, el ministro ha reconocido que "es posible que el grupo, no a instancias del Gobierno, pueda presentar alguna enmienda en ese sentido (sobre el reconocimiento del aborto como "derecho")

Alonso ha insistido en que la "obsesión" del Gobierno es "volver a una senda de consenso que unilateralmente se rompió con la ley José Luis Rodríguez Zapatero".

Insatisfacción del electorado 

Sobre la posible insatisfacción de votantes del PP por la retirada de la reforma de la ley del aborto, ha asegurado que "desde el PP se quiere emitir un mensaje claro de que hay una posición de defensa de la vida, de comprensión, pero de defensa de la vida" y ha añadido que "a veces se malinterpreta la posición del grupo parlamentario o del Gobierno en esta materia".

Según Alonso, la reforma presentada por el exministro Alberto Ruiz-Gallardón "no prosperó porque no creaba consenso" y ha expresado su preocupación porque "las cifras de aborto no tienen una variaciones significativas". Ha insistido, en este sentido, la necesidad de "propiciar un plan para los embarazos no deseables".

La acción ciudadana y la actitud de los parlamentarios provida tienen sus frutos

Con este cambio de discurso -que no de acción, que al final es lo que cuenta- se observan los frutos de la presión ciudadana a través de nuestra campaña #YoRompoConRajoy, iniciada precisamente desde Derecho a Vivir en el minuto cero de conocerse la traición de Mariano Rajoy con el aborto, olvidando el compromiso de derogar la Ley Aído y guardando en un cajón la reforma Gallardón que daba un positivo paso legislativo en la protección del derecho a la vida del no nacido y por la mujer embarazada.

Miles de ciudadanos han secundado además la campaña de HO para transmitir al Gobierno que no pasarán por una legislación de mínimos como la pretendida con la mera incorporación del consentimiento paterno como única modificación a la actual ley del aborto, dejando claro que "con aborto, no hay voto". Igualmente, son miles los ciudadanos que se han adherido a nuestra campaña en apoyo de los parlamentarios provida del PP que hicieron pública su intención de no secundar esta insuficiente reforma por suponer una "traición" a la "base ideológica del partido" y a sus compromisos con los ciudadanos, manteniendo el aborto como un "derecho".  A ello se suma la alerta de HO, desde la cual estamos exigiendo a los líderes críticos con esa línea de Rajoy a dar la batalla por los valores, siendo fundamental el del derecho a la vida.